22 de abril de 2024
22 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Informe de gestión 2015 de la Procuraduría a cargo del fiscal Diego Iglesias
La Procunar asistió a 82 fiscalías de todo el país en más de 230 causas
El número responde a la actividad registrada desde 2013, cuando la procuradora general puso en marcha al organismo. Sólo durante el año pasado fueron procesadas 192 personas en causas donde intervino la Procunar. Énfasis en la persecución del tráfico ilícito de precursores químicos y de nuevas sustancias psicoactivas.

Desde su creación en febrero de 2013 y hasta fin de 2015, la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) apoyó la tarea de 82 fiscalías de distintas instancias, tomando intervención en un total de 231 causas de todo el país, 123 de las cuales se iniciaron en el año 2015. La Procunar, a cargo del fiscal federal Diego Iglesias, es el organismo especializado que asiste a las fiscalías nacionales y federales en la persecución de los delitos vinculados al narcotráfico y sus delitos conexos (como homicidios, lavado de dinero, entre otros) y dio cuenta de esos datos en el informe de gestión 2015, donde recorre las principales estadísticas de su actuación y traza un plan de trabajo para este año.

El documento refleja en números las diversas modalidades de asistencias de la Procunar a las dependencias del MPF en distintos momentos de una investigación: la formulación de requerimientos de instrucción junto a los fiscales de cada caso (en 13 causas desde 2013), requerimientos de elevación a juicio (5), personas respecto de las cuales se requirió la elevación a juicio (36), cantidad de domicilios cuyo registro se solicitó (69), pedidos o sugerencias de medidas de prueba presentados (74) y personas respecto de las cuales se solicitó la declaración indagatoria (48), juicios en los cuales se participó o se brindó asistencia (20) y cantidad de investigaciones patrimoniales iniciadas (79), entre otros tópicos, entre otros tópicos.

"Las respuestas generadas desde aquí no respondieron a un único y férreo patrón sino que, muy por el contrario, fueron diseñadas, desarrolladas y adaptadas a las necesidades y requerimientos de los propios fiscales y de las exigencias que reclamaba la investigación judicial", señaló la Procunar en su informe.

Sólo durante el año pasado, el impulso de la acción penal llevado adelante junto a los fiscales en las colaboraciones derivó en 192 personas procesadas, 142 prisiones preventivas, 46 condenados en juicio oral y público y cuatro absueltos.

En cinco de esas causas, autoridades de Bolivia, España, Uruguay, Estados Unidos y el Reino Unido pidieron la cooperación internacional de la Procunar, mientras que en otras catorce causas fue la propia Procuraduría la que requirió colaboración a autoridades de otros países.

También, puso de relieve que durante 2015 inició 41 investigaciones preliminares -es decir, el inicio de oficio en el ámbito del Ministerio Público de expedientes para la concreción de medidas tendientes a averiguar la comisión de delitos-, de las cuales 25 continúan su trámite en la Procunar, en otras nueve se formalizó la denuncia ante distintos fueros, cuatro se acumularon a otras causas en trámite y tres se archivaron.

En ese sentido, destacó que en el caso de las investigaciones preliminares que a su término fueron judicializadas siguió colaborando en las investigaciones penales con las fiscalías intervinientes.

Precursores y NSP

El organismo a cargo del fiscal Iglesias dirigió especialmente su política criminal a la persecución del tráfico de los precursores -con 48 condenas por tráfico ilícito, Argentina ha avanzado enormemente en la persecución de este delito- y tuvo -por primera vez en la historia del MPF- intervenciones trascendentes en la elaboración de la lista del decreto 772/15, que incluye las sustancias estupefacientes para el régimen penal. Mediante esta norma se regularon un total de 244 sustancias, lo que coloca a nuestro país entre uno de los que mayor cantidad controla en el mundo, incluso por sobre los listados elaborados por las Naciones Unidas. El decreto vigente incorporó 82 sustancias y se renominaron otras 23, lo que resulta indispensable dada la velocidad con la que se desarrollan esta clase de sustancias.

Ese aporte a la legislación fue acompañado por la Procuraduría en la novedosa imputación de comercialización de sustancias medicinales peligrosas para la salud para los casos en los que se descubrieron organizaciones que vendían pastillas con sustancias con similares efectos que para ese momento no estaban nomencladas.