03 de diciembre de 2022
03 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Así lo había solicitado el fiscal general Daniel Adler
Mar del Plata: la Corte dispuso utilizar vehículos secuestrados en una causa de drogas para hacer frente a la pandemia
Son 12 en total, entre autos, camionetas y hasta un semirremolque: diez serán destinados a la unidad de operaciones de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y dos al Hospital Materno Infantil.

A partir de una presentación realizada por la Fiscalía General ante la Cámara Federal de Apelaciones, que conduce Daniel Adler, la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió la asignación de doce vehículos secuestrados en el marco de una causa de narcocriminalidad de la jurisdicción Mar del Plata a servicios de salud y seguridad de esa localidad, dentro del contexto de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

De esta manera, los jueces Carlos Rosenkrantz y Ricardo Luis Lorenzetti y la jueza Elena Inés Highton repararon en la conformidad prestada por el juez federal Santiago Inchausti para la asignación de los rodados -entre los que hay automóviles, camionetas y un semirremolque-, al Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil “Don Victorio Tetamanti”, como también a la Unidad Operaciones de Seguridad Aeroportuaria de la Policía de Seguridad Aeroportuaria de Mar del Plata.

“En mérito a las consideraciones expuestas y lo establecido por el Tribunal mediante acordada 2/2018, resulta procedente disponer la asignación de las unidades citadas, habida cuenta el interés público social y de seguridad que desarrollan el Hospital dependiente del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, como así también la fuerza de seguridad mencionada”, explicaron los magistrados y la magistrada de la Corte.

En esta línea ordenaron, por intermedio de la Subdirección de Gestión Interna y Habilitación, la tasación de las unidades, y dispusieron que los gastos que se originen con motivo del traslado, mantenimiento y aseguramiento por todo riesgo de los vehículos asignados quedará a cargo del organismo solicitante, debiendo remitir al tribunal constancias de los seguros contratados, a los fines de su íntegra conservación.

Los vehículos habían sido secuestrados en el marco de una investigación desarrollada por la Fiscalía Federal N°2, en la que se secuestraron unos 115 kilos de clorhidrato de cocaína. La pesquisa había logrado determinar que la organización criminal desbaratada utilizaba como pantalla la producción y la venta de verduras en un campo en la zona de Batán, una localidad ubicada a unos 15 kilómetros del centro de Mar del Plata. Desde allí se preparaban y/o estiraban las sustancias que provendrían de Bolivia para luego comercializarlas en la zona, localidades bonaerenses y la Ciudad de Buenos Aires.