06 de febrero de 2023
06 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervención de la fiscal Gloria André
Mendoza: comenzó el juicio a diecinueve personas acusadas de narcotráfico y acopio de armas de fuego
La banda fue desbaratada en una serie de allanamientos simultáneos en los que se incautaron doce kilos de cocaína y veintitrés armas sin su debida autorización. El líder de la organización se encuentra actualmente prófugo.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 de Mendoza comenzó este lunes con el juicio a diecinueve personas acusadas de narcotráfico y acopio de armas de fuego. La banda fue desbaratada en una serie de allanamientos simultáneos en los que se incautaron doce kilos de cocaína y veintitrés armas sin su debida autorización. Diego Aguilera, el líder de la organización, hermano del ex líder de la barrabrava de Godoy Cruz, se encuentra actualmente prófugo. En el debate interviene la fiscal Gloria André

Para este debate, el tribunal está compuesto por los jueces Julio Naciff, Héctor Cortés y Pablo Salinas. Tanto en la primera audiencia como en la que se celebra hoy, se leerá el requerimiento de elevación a juicio y luego las declaraciones indagatorias realizadas durante la etapa de instrucción. Se espera que el viernes 6 de mayo comiencen las declaraciones testimoniales.

Además de Aguilera, fueron llevados a juicio José Alejandro Pasqualotto Laciar, Valentín Andrés Gaete Montes, Agustín Alan López Díaz, María Belén Del Río Sartorio, Javier Carlos Emanuel Tur Pizarro, Jesús Rubén Aguilar Escudero, Laura Elizabeth Ferreyra Sosa, Cristian Antonio Zárate Villar, Julieta Georgina Tejada Zanetti, Gino Nicolás Zalazar Villareal, Nelson Adrián Arias Pérez, Elda Mariela Piantini Rico, Leonardo Eusebio Videla García, Adriana Noemí Páez Martínez, Alejandro Darío Henríquez Farías y Alejandro Alberto Giménez Pelegrina. A la lista se suma Gino Federico Bauco, imputado por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Todos fueron procesados por los delitos de "comercio de estupefacientes y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y acopio de armas de fuego, piezas y municiones sin la debida autorización", en ambos casos agravado por tratarse de más de tres personas. Durante la investigación, llevada adelante por el fiscal Fernando Alcaraz, entre el 5 y el 9 de abril de 2020 se realizaron treinta y siete allanamientos en los que se incautaron más de doce kilogramos de cocaína, veintitrés armas de fuego y más de mil municiones.

De acuerdo al requerimiento de elevación a juicio, Diego Ramón Aguilera lideraba una organización “dedicada a la obtención, ocultamiento, distribución y comercialización de estupefacientes, tanto en grandes cantidades como al menudeo, en la zona del Gran Mendoza, como así también en el Valle de Uco y en el Sur de la provincia de Mendoza, y que estos hechos habrían tenido lugar desde el inicio de la investigación que discurre en estos autos (a mediados de marzo del 2019) hasta el día 5 de junio del 2020″.

La investigación comenzó por una denuncia anónima recibida por la Policía de Mendoza, luego de la cual se intervino una docena de teléfonos y comenzaron tareas de campo en el barrio La Gloria, donde se detectó la existencia de pasamanos de bolsos entre algunas de las personas investigadas que luego se introducían en un hostel propiedad de los Aguilera. Este lugar funcionaba además como punto de acopio y distribución, donde luego la mercadería era repartida a diferentes personas las que salían con un bolso para su comercialización.

De acuerdo a la acusación fiscal, la organización era liderada por Enzo y Walter Aguilera, con la comercialización de estupefacientes a cargo de Gino Zalazar, Leonardo Videla, Javier Tur, Agustín López y Adriana Páez. En tanto, Valentín Gaete, Jesús Aguilar, Cristian Zárate y Alejandro Enríquez se encargaban de trasladar los estupefacientes al sur de la provincia, mientras que Laura Ferreyra, Nelson Arias, Elda Piantini, María del Río, Gino Bauco y Julieta Tejada fueron las personas encargadas de realizar el acopio del material. Por último, José Pasqualotto fue señalado como encargado de realizar el mantenimiento de los vehículos utilizados en estas tareas, mientras que Alejandro Giménez se encargaba de realizar maniobras de “blanqueo” del dinero obtenido en estas maniobras para darle apariencia lícita.