28 de mayo de 2022
28 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El representante del MPF con jurisdicción en la capital solicitó nuevos allanamientos tras el hecho
Señalan que la detención de un hombre con cinco kilos de cocaína en la Autopista Rosario-Santa Fe podría estar vinculada a la banda de “La Curandera”, desbaratada en noviembre
Se trata de “El Viudo de Adelfa”, quien fue aprehendido en el kilómetro 22 de la autopista Brigadier General Estanislao López y originó una causa en la que interviene el fiscal federal de Rosario Claudio Kishimoto. Para su colega en Santa Fe Jorge Gustavo Onel, el cargamento estaría conectado con la organización narcocriminal desarticulada el año pasado con 147 kilos de ese estupefaciente, sobre la cual ya se dictaron procesamientos.

El miércoles de la semana pasada el ciudadano santafesino Reinaldo Wabeke -quien años atrás tuviera repercusión pública por haberse casado en 2007 con Adelfa, una mujer 58 años mayor que él- fue detenido con cinco kilos de cocaína en la autopista Rosario-Santa Fe cuando iba a bordo de un Citroen C3 Picasso, junto a otra persona oriunda de San Carlos. Tras el hallazgo, los hombres quedaron detenidos a disposición del Juzgado Federal N°3 de la ciudad de Rosario, a cargo de Carlos Vera Barros, y en el caso intervino el fiscal N°2, Claudio Kishimoto. Wabeke y el sancarlino fueron indagados este viernes a media mañana por el juez por el delito de comercio de estupefacientes en la modalidad transporte, que estipula una pena que va de cuatro a 15 años de prisión, y quedaron  detenidos en prisión preventiva.

El procedimiento fue ejecutado por agentes de la Seguridad Vial de Santa Fe que realizaban un control vehicular en el marco de las medidas preventivas para el cumplimiento de la cuarentena obligatoria para evitar la circulación del Covid-19. Luego de que Wabeke y su compañero, identificado como A.J.C.W., no pudieron acreditar por qué circulaban por la autopista, los agentes viales advirtieron la presencia de una serie de envoltorios dentro del vehículo que les causaron sospecha. Detrás del asiento del acompañante los policías encontraron un bolso de color claro, el cual contenía en su interior tres panes prensados, envueltos en papel de aluminio, junto a otros dos más pequeños pero de iguales características. Además detectaron otra bolsa de plástico color naranja, que contenía otro pan compactado y un trozo de menor tamaño pero de iguales características al resto. En virtud del hallazgo se convocó a peritos de la Brigada Antinarcóticos, dependiente de la Agencia de Investigación Criminal de Drogas, para que examinen el contenido de dichos envoltorios que los dos hombres transportaban en el auto. Una vez en el lugar, los peritos detectaron un pesaje total de 4,819 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

No obstante, para el fiscal federal de Santa Fe Jorge Gustavo Onel el cargamento interceptado podría estar vinculado a la “banda de La Curandera” presuntamente encabezada por Marcela Vanesa Saravia, que había sido desbaratada en noviembre del año pasado en el marco de una investigación a su cargo, luego de allanamientos en los que se secuestraron 147 kilogramos de cocaína, 100 mil dólares, 300 mil pesos y cinco autos de alta gama. Por ese motivo, tras la detención de Wabeke postuló ante el juzgado federal con sede en la capital una serie de nuevas medidas, que una vez realizadas arrojaron elementos de interés para la pesquisa.

La “Banda de la Curandera”

En noviembre del año pasado y en una investigación a cargo del fiscal Onel se logró desbaratar a una importante organización dedicada al tráfico de estupefacientes y se produjo el secuestro de la mayor cantidad de droga que se conozca en investigaciones de este tipo en la jurisdicción de la capital provincial. De acuerdo a la investigación, “La Curandera” Vanesa Saravia  y su marido son los principales cabecillas de esta organización, en la que también se encuentran imputadas  y procesadas otras seis personas por el delito de comercio de estupefacientes.

El MPF no descarta la unificación de ambas causas -en las que Wabeke y Saravia están imputados de manera separada- para que tramiten ante la justicia federal de la capital provincial

En el allanamiento realizado en el garaje de un inmueble ubicado en la calle Los Ceibos se encontró la totalidad del material estupefaciente: casi 150 kilos de cocaína. También, dentro de las dos camionetas de la banda que allí estaban estacionados, una Ford Ranger y un Jeep Patriot, se secuestró una gran cantidad de dinero en efectivo: 120 mil dólares y 300 mil pesos.  “La Curandera” fue detenida en un domicilio de la calle San José, donde la noche anterior se había registrado un “movimiento inusual de bolsos”. Si bien con esas diligencias se logró desbaratar a una parte importante de la organización, el fiscal Onel continuó con la investigación y ahora la detención de Wabeke parecen dar cuenta de ello. Para los investigadores es común que la organizaciones criminales continúen con la actividad delictiva una vez caídas sus cabecillas, e incluso en muchas oportunidades con ellos detenidos pero siguiendo manejando el negocio ilícito desde la cárcel.  

Vinculaciones

El hallazgo de la cocaína en poder de Reinaldo Wabeke -quien ya había sido mencionado en la investigación de la banda comandada por Saravia-, y el trabajo coordinado entre el fiscal Kishimoto y su par de Santa Fe Onel, culminaron en que este último solicitara al Juzgado Federal de Santa Fe a cargo de Rodríguez una serie de medidas, ya que de la investigación en trámite en la Fiscalía de Onel surgía que el hombre había sido visto tiempo atrás, junto a otro sujeto y en el mismo vehículo, entrando y saliendo de propiedades de la imputada Saravia. Entre las diligencias postuladas se encuentran una serie  de  allanamientos: tres en distintos  domicilios de la ciudad capitalina y otro en la Unidad V - Cárceles de Mujeres de la ciudad de Rosario, donde la Curandera se encuentra detenida. 

Ejecutadas las medidas el jueves pasado en una vivienda de calle San José al 10.400 -el mismo lugar donde fue detenida la mujer con las llaves de todos sus vehículos, en varios de los cuales fueron hallados los 147 kilogramos de cocaína y 100 mil dólares, entre otras cosas-, ahora el personal policial secuestró documentación a nombre de Wabeke (tarjeta de crédito y carnet de obra social), otra a nombre de Saravia (tarjeta de beneficios de un supermercado) y una foto del viudo de Adelfa. Además, encontraron casi medio kilogramo más de cocaína. También fueron incautados varios cuadernos con anotaciones de todo tipo que comenzaron a ser peritadas en busca de información relevante.

Por otra parte, en el procedimiento efectuado en la cárcel se incautó solo el libro de visitas. Allí pudo constarse que “el viudo de Adelfa” había visitado a Saravia los días 1, 8 y 15 de marzo del corriente año, hasta que las cárceles se cerraron por el aislamiento obligatorio.

Ante ese panorama, el MPF no descarta la unificación de ambas causas -en las que Wabeke y Saravia están imputados de manera separada- para que tramiten ante la justicia federal de la capital provincial. Fue por ello que hoy se dispusieron nuevas medidas investigativas para corroborar esos extremos. De esa manera, el trabajo coordinado de las Fiscalías busca avanzar en el desbaratamiento de grandes organizaciones criminales. No obstante, se entiende que no habría urgencia procesal para solicitar dicha medida, dado que todos los involucrados se encuentran detenidos.