03 de abril de 2020
03 de abril de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía en lo Penal Económico N°6 con colaboración de la PROCUNAR
Tras casi una década prófugo, detuvieron a un hombre acusado de integrar una organización dedicada al contrabando de cocaína a Europa
Contaba con un pedido de captura nacional e internacional desde 2009, cuando se desbarató una organización que intentó maniobras de contrabando de estupefacientes a través de vuelos que partían del aeropuerto de Ezeiza con destino a Italia. Fue detenido luego de una investigación inicialmente realizada por los fiscales que permitieron constatar que, a pesar de encontrarse prófugo, continuaba desarrollando actividades ligadas a la comercialización de estupefacientes.

En el marco de una investigación en la que intervienen la Fiscalía Nacional en lo Penal Económico N°6 y la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), a cargo de los fiscales Gabriela Ruíz Morales y Diego Iglesias, respectivamente, la Policía Federal Argentina detuvo a un hombre que se encontraba prófugo desde 2009, cuando la justicia desbarató a una organización que intentó el contrabando de cocaína a través de vuelos que partían desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

En el marco de una investigación preliminar iniciada por la PROCUNAR y luego formalizada por la fiscal Gabriela Ruíz Morales, se detectó el paradero actual de esta persona, lo que le permitió al juez en lo Penal Económico Ezequiel Berón de Astrada ordenar la profundización de la investigación y posteriormente su detención.

Al momento de su detención, el imputado tenía en su poder 39 tubos de cocaína y 150 envases para ser rellenados con ese material estupefaciente. El procedimiento tuvo lugar tras una serie de tareas de inteligencia que permitieron no sólo identificar al imputado sino también constatar que continuaba desarrollando –a pesar de encontrarse evadido- actividades vinculadas a la comercialización de estupefacientes en el barrio de Villa Lugano, tal como había sido establecido por investigadores de la División Precursores Químicos y Drogas Emergentes de la Policía Federal Argentina.

Antecedentes

Según se pudo determinar en la investigación, el imputado cuenta con distintos antecedentes y tenía conexiones con estructuras criminales en el ámbito exterior, en su mayor parte vinculado a actividades de tráfico internacional de estupefacientes. A comienzos de la década del noventa fue detenido en Italia por tenencia y comercialización de estupefacientes. Asimismo, en 1998, en el marco de una operación conocida como “Orly”, la policía de Alemania lo detuvo –junto a otras once personas de diferentes nacionalidades- acusado de integrar una organización que proveía cocaína al viejo continente desde Argentina, material estupefaciente que era transportado vía aérea a través del uso de “mulas”. Posteriormente, la droga era comercializada en Alemania, Francia, España, Polonia e Italia.

En el ámbito local, la justicia desarticuló en el año 2009 una asociación ilícita que intentó –en octubre de 2008 y mayo de 2009- extraer cocaína del país, utilizando para ello personas que transportaban la droga en vuelos que partían del aeropuerto internacional de Ezeiza con destino a Roma, Italia, es decir, un modus operandi similar al detectado por la policía de Alemania. Las maniobras, que en ambos casos fueron ejecutadas con la colaboración de al menos un empleado de las empresas de servicios que funcionaban en ese momento en la terminal aeroportuaria, fueron desbaratadas por la intervención de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, en función de lo ordenado por el juez en lo penal económico Ezequiel Berón de Astrada.

Como parte de la investigación, el 5 de mayo de 2009 se realizó un allanamiento en el domicilio de uno de las personas involucradas, donde se secuestraron 27 kilogramos de cocaína.

El Tribunal Oral en lo Penal Económico N°3 juzgó y condenó a parte de los integrantes de la banda por los delitos de asociación ilícita y contrabando de estupefacientes en grado de tentativa. Sin embargo, el ahora detenido –quien de acuerdo a los testimonios y demás pruebas recolectadas durante la instrucción habría mantenido un rol clave - no pudo ser juzgado en tanto se mantuvo prófugo con anterioridad a prestar declaración indagatoria.

Investigación preliminar

En el mes de junio, se inició una investigación preliminar en la PROCUNAR al recibirse información de una persona que comercializaba droga en el barrio de Lugano de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Las tareas de investigación realizadas por la División Precursores Químicos y Drogas Emergentes de la Policía Federal Argentina permitieron corroborarlo y además determinar que se trataba de la persona buscada desde el año 2009 por el Juzgado Nacional en lo Penal Económico N°1 y la fiscal Ruíz Morales.

En esa inteligencia, se acumuló la investigación preliminar a ese expediente judicial y se ordenó la profundización de las tareas de investigación, para lo cual también fue necesario ordenar la postergación de la detención, tal como establece el artículo 15 de la ley de técnicas especiales de investigación.

Posteriormente, tras las tareas que corroboraron la comercialización de droga que llevaba adelante esta persona y su modalidad, se ordenó la detención, la que se logró el 8 de septiembre del 2018 tras los seguimientos realizados por la Policía. En ese momento, tenía en su poder 39 tubos de cocaína y 150 envases para ser rellenados con ese material estupefaciente.