28 de febrero de 2024
28 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Fue secuestrada por un grupo de tareas y llevada a la ESMA, donde murió
Homenaje a la fiscal desaparecida Nelly Esther Ortíz
Nelly Esther Ortíz fue funcionaria del Ministerio Público Fiscal hasta fines de 1975 y llevó adelante los primeros casos de criminalidad económica de grandes grupos empresarios. El lunes 5 de mayo, el Salón Auditorio de la Planta Baja de la sede del Ministerio Público de Avenida de Mayo pasará a tener su nombre en un acto homenaje encabezado por la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó.

La procuradora General de la Nación encabezará el próximo lunes 5 de mayo a las 15:00 un acto por el “Día Internacional del Trabajador” que se realizará en el Salón Auditorio de la Planta Baja de la sede del Ministerio Público de Avenida de Mayo 760. Allí, Alejandra Gils Carbó homenajeará a la fiscal Nelly Esther Ortíz, quien desapareció durante la última dictadura cívico-militar y nombrará en su honor el Salón Auditorio del edificio.

Además ,participarán del homenaje el ex procurador General Esteban Righi; el fiscal titular de la Procuraduría de Crímenes Contra la Humanidad, Jorge Auat; la diputada nacional, fundadora de Hijos Rosario y empleada del MPF Josefina Victoria González, y familiares de la víctima del terrorismo del Estado.

Nelly Ortiz Bayo fue una trabajadora judicial cuyo compromiso con la función iba mucho más allá de los reclamos laborales. Veía en su rol la llave para una transformación social mucho más profunda. Si bien su figura no ha sido recordada tanto como merece, muchos compañeros, amigos y familiares se encargaron de homenajearla y mantener vivo su recuerdo

Su historia

Nelly Ortíz fue una de las primeras mujeres fiscales que tuvo nuestro país. Primero, fue nombrada para trabajar a fines de los años ´50 en la ciudad de Ushuaia, Tierra del Fuego. En 1965, regresó a Buenos Aires y comenzó a desempeñarse como fiscal de Primera Instancia en el fuero Penal Económico, cargo que ocupó hasta su jubilación, el 22 de diciembre de 1975.

Estaba casada con el defensor público oficial Guillermo Raúl "El Chino" Díaz Lestrem y tenían un hijo de 13 años. Los empleados de la Fiscalía la recuerdan vestida con un poncho salteño, rojo con vivos negros. Todos los días, almorzaba junto a ellos y era, dicen, “una empleada más”.

Quienes la conocieron la habían apodado “La Implacable”. Tuvo algunos de los expedientes más importantes del fuero en aquella época, lo que la convirtió en pionera en la investigación de casos de criminalidad económica que involucraban a grandes empresas como Bunge y Born, Xerox y Papel Prensa, entre otras.

Su marido fue detenido a fines de marzo de 1976 y permaneció a disposición del Poder Ejecutivo hasta abril de 1977. Desde aquel momento, y por seguridad, Ortiz se cambió el nombre por el de Rosa Gallo y decidió vivir separada de su hijo, a quien dejó al cuidado de la abuela.

Meses más tarde, el 25 de noviembre de 1976, Ortiz fue secuestrada por un grupo de tareas y llevada a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Nunca más se supo de ella y no hay tampoco testimonios que registren haberla visto con vida en aquel centro clandestino. Según supo su hijo, Ortiz logró zafarse de sus captores y saltó por una ventana para escapar, pero murió desnucada.

Cuando Díaz Lestrem salió en libertad, Nelly ya había sido secuestrada. Él se negó a abandonar el país sin encontrarla y fue nuevamente secuestrado y asesinado.