21 de mayo de 2024
21 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Continúa el juicio por trata de personas que involucra al intendente de Lonquimay
La Pampa: una víctima describió los maltratos y la situación de encierro en el prostíbulo “Good Night” 
Durante su testimonio aseguró que fue agredida cuando intentó escaparse del local nocturno. En la audiencia del viernes declararon otras tres víctimas y el director del hospital de la zona.

El viernes declararon cuatro víctimas y Miguel Ángel Dufay, el ex director del hospital de la localidad de Lonquimay entre el 2007 y 2012, en el marco del juicio oral y público que se le sigue al intendente de esa localidad, Luis Rogers, y a un ex comisario acusados de brindar protección para el funcionamiento del prostíbulo “Good Night”, donde una banda explotaba sexualmente a mujeres.

En primer lugar, Dufay relató que en una oportunidad, la esposa del dueño del local nocturno, el imputado Carlos Javier Fernández, le llevó unas libretas sanitarias para que unas mujeres pudieran trabajar en el prostíbulo. Agregó que en aquella oportunidad, estaban apurados para que comenzaran de inmediato a “trabajar” en el local nocturno.

El testigo añadió que la mujer le dijo que el médico anterior se las firmaba directamente. Sin embargo, el médico dijo que tenía que llevar las pacientes, por lo que la mujer fue a buscarlas. El hombre continuó su testimonio y señaló que luego de revisarlas individualmente a través de análisis de laboratorio se encontraron gérmenes patógenos. Como  podían extenderse a otras personas no firmó las libretas.

Finalmente, el hombre aseguró que nunca más fueron a consultarlo y que tiempo después se enteró que las libretas las firmaba un médico de otra localidad cercana. En todo momento indicó que el comentario en el pueblo era que en “Good Night” se realizaba "atención a hombres".

La audiencia continuó con el relato de cuatro víctimas oriundas del norte del país que declararon sin presencia del público. Tres de ellas aseguraron que se encontraban cautivas en el boliche y todas coincidieron  en que en el lugar mantenían relaciones sexuales con los denominados “clientes”, que no se les permitía salir al pueblo, y que les descontaban las comidas y los pasajes de traslado.

Una de ellas señaló que en una oportunidad intentó escaparse y recibió una golpiza por parte de uno de los imputados, a modo de represalia.

Según la mayoría de los testimonios, en el prostíbulo siempre trabajaban entre cinco y seis mujeres. Sin embargo, una de ellas dijo que le tocó “trabajar” sola durante un tiempo y que en esa oportunidad debía estar disponible las 24 horas por si llegaba algún camionero en cualquier momento.

El juicio se reanudará el 12 de junio. En el debate oral, que comenzó el 22 de mayo, además del jefe comunal y del funcionario policial, hay otros tres acusados: Carlos Javier Fernández, acusado de ser el dueño del local nocturno; y Eduardo Mauricio Fernández y Brian Martín Saxs, quienes se habrían desempeñado como encargados.

La instrucción de la causa estuvo a cargo del fiscal Juan Baric, con la colaboración de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex). En el debate oral interviene el fiscal Jorge Bonvehi.