16 de julio de 2024
16 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Juan Manuel Pettigiani
Mar del Plata: con siete imputados, comenzó el juicio por trata en el ex prostíbulo “La Posada”
En la primera audiencia se leyó el requerimiento de elevación a juicio, que detalló responsabilidades y la hipótesis delictiva imputada a los acusados. Además, declararon dos de las 16 víctimas, que dejaron expresa la situación de vulnerabilidad atravesada previamente.

Con la participación del fiscal Juan Manuel Pettigiani y con siete imputados en el banquillo de los acusados, comenzó este lunes el juicio por trata de personas con fines de explotación sexual en el ex prostíbulo “La Posada” y el hotel lindante “El Paraíso”, que funcionaba en 11 de Septiembre al 3000, pleno microcentro de Mar del Plata.

En primer lugar, se dio lectura a parte del requerimiento de elevación a juicio, que detalló la hipótesis delictiva y marcó las responsabilidades de cada uno de los siete imputados; había un octavo, Juan Carlos Motillo, quien era el dueño del prostíbulo y falleció en 2013. Con diversa cantidad de prueba, se acusó como coautores del delito de trata a la ex pareja de Motillo, Alicia Acevedo Galeano, quien habría sido la encargada de viajar a Paraguay para reclutar a las víctimas, y  María del Carmen Castrege y su esposo Aníbal Soria, quienes habrían sido los financistas de la organización. Además, llegaron a juicio, acusados de ser partícipes secundarios en el delito de trata, cuatro empleados del lugar que cumplían tareas de seguridad, encargados de la barra y organizadores: Gabriel Carmona, José Aníbal Patroni, Humberto Scarpetta, y Ariel Spaltro.

Según se desprendió de la acusación fiscal, en el prostíbulo investigado hubo –al menos entre 2008 y 2011- mujeres extranjeras, de nacionalidad paraguaya en su mayoría, que eran ofrecidas como “objetos sexuales” o “mercancías” para ser sometidas a la prostitución en el hotel lindante, que completaba la unidad comercial de la organización “para que el negocio fuese más redituable y atractivo para los ocasionales clientes/prostituyentes”.

A su vez, las mujeres víctimas, eran alojadas en una vivienda situada en 20 de Septiembre 3532, donde vivían en condiciones de hacinamiento, y desde donde eran transportadas en taxis o combis cada noche hacia “La Posada”, lugar donde cumplían horario de 21 o 22 hasta las 5 o 6 de mañana siguiente.

De las 16 víctimas que forman parte de esta causa, hasta el momento sólo pudieron ser localizadas tres. Dos de ellas prestaron declaración este lunes, y rechazaron hacerlo a través de la Cámara Gesell, que resguarda su testimonio. Ambas dijeron ser amigas de la esposa del dueño del prostíbulo y refirieron sentirse “libres”. Durante sus declaraciones quedó expresa la situación de vulnerabilidad que atravesaron desde niñas en Paraguay, cuando debieron salir a trabajar, no terminaron los estudios y tenían hijos y familiares a cargo.

El tribunal está integrado por los jueces Mario Portela, Jorge Micheli y Bernardo Bibel.