24 de septiembre de 2020
24 de septiembre de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Los fundamentos se conocerán el 7 de febrero de 2020
Condenaron a 16 años de prisión al policía que le disparó a Lucas Cabello
El policía Ricardo Gabriel Ayala fue encontrado culpable del delito de "tentativa de homicidio agravada por haber sido cometida abusando de la función policial y por el uso de arma de fuego”. El Tribunal dispuso que se extraigan testimonios para que se investigue si miembros de las fuerzas de seguridad cometieron delitos en la sustanciación del sumario realizado al agente.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 1 condenó hoy a 16 años de prisión al policía Ricardo Gabriel Ayala por dispararle tres veces a Lucas Cabello, en noviembre de 2015. La fiscal general Irma Adriana García Netto había solicitado una pena de 13 años. En la causa intervino la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC).

Ayala fue condenado por el delito de “tentativa de homicidio agravada por haber sido cometida abusando de la función policial y por el uso de arma de fuego”. Además, le fijaron una inhabilitación de diez años para tener o portar armas y para ejercer labores de seguridad. Los fundamentos del fallo se conocerán el 7 de febrero de 2020.

Ayala no quedará detenido hasta que la condena quede firme, pero los jueces Adrián Pérez Lance, Luis Salas y Fernando Ramírez le fijaron una serie de condiciones para cumplir desde este momento. Deberá presentarse del 1 al 10 de cada mes en el tribunal; no podrá salir del país ni tener o portar armas y tendrá prohibido acercarse a menos de 500 metros de Lucas o su familia, así como tampoco podrá contactarlos de forma alguna.

Por otra parte, los magistrados enviarán una copia de la sentencia al Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires. También, ordenaron la extracción de testimonios de una parte de la sentencia para que se investigue a los miembros de las fuerzas de seguridad que intervinieron en el sumario de Cabello, para dilucidar si cometieron el delito de encubrimiento o de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

La causa

De acuerdo a la acusación, Ayala -por entonces miembro de la Policía Metropolitana- intentó matar a Cabello el 9 de noviembre de 2015 cerca de las 15:45 en la puerta de su casa, ubicada en Martín Rodríguez al 500. El joven pudo dar su testimonio en la causa: contó que aquél día fue a comprar comida y vio como el policía “lo miraba desafiante de arriba a abajo”. Cuando regresó, discutieron. Ayala le dijo que “se meta adentro”. El joven ingresó al pasillo pero, al escuchar un ruido, se dio vuelta y vio como el policía le apuntaba a la cabeza con su arma reglamentaria.

Ayala le disparó en el cuello, la ingle y la pierna. Luego, se fue hacia la casa de al lado. A Lucas lo asistió su pareja de ese momento, quién declaró en el juicio y contó parte de la secuencia. Tanto en el alegato como en el requerimiento realizado por la fiscal Susana Calleja, a cargo de la Fiscalía de Distrito del barrio de La Boca, se tuvo en cuenta que los disparos pusieron en riesgo la vida de Lucas y le provocaron severísimas lesiones, algunas posiblemente irreversibles.