18 de noviembre de 2019
18 de noviembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Se realizó ayer en el auditorio de la PGN, en Tte. Gral. Perón 667
La UFECI brindó una charla para profesionales de la DOVIC
El titular de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia brindó una capacitación sobre este tipo de delitos, con el objetivo de fomentar un espacio de intercambio entre ambas dependencias y potenciar el trabajo coordinado.

El titular de la Unidad Fiscal especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), Horacio Azzolin, brindó una charla en el marco de la Programación de actividades de capacitación y actualización de la Dirección General de Orientación, Acompañamiento y Protección a las Víctimas (DOVIC). El evento se realizó ayer en el auditorio de la sede de la Procuración General, ubicada en Tte. Gral. Perón 667, y estuvieron presentes Victoria Meza y Daniel Schürjin Almenar -coordinadores generales de la DOVIC y la UFECI, respectivamente- junto a profesionales de dichas dependencias.

En la primera parte de la jornada, el fiscal Azzolín expuso sobre la dinámica de las investigaciones en casos de ciberdelito y se refirió a sus modalidades, las poblaciones ejes de los mismos y las formas de prevenirlo.

“Para hablar de cibercrimen primero hay que hablar de internet. Se cree que hay cerca de 3500 billones de personas conectadas a internet. Ocho de cada diez personas tienen redes sociales, se estipula que chequeamos el teléfono 150 veces por día y que hay 80 millones de hackeos automatizados por día para obtener datos nuestros. Pero las redes sociales no son gratis, las pagamos con nuestros datos. Los hackeos automatizados lo que buscan es conseguir esos datos”, aseguró el representante del Ministerio Público Fiscal.

Y continuó: “Las Naciones Unidas vienen trabajando hace mucho en todo lo que es criminalidad organizada y por eso implementó categorías nuevas como ‘cibercrimen’, que es un fenómeno emergente, uno de los que más ha crecido en los últimos años y hay que hay que ocuparse”.

En esa línea, el fiscal detalló que el cibercrimen abarca tanto los delitos contra los sistemas informáticos como los delitos a través de los sistemas informáticos. “Hoy tenemos ataques concretos contra los datos como por ejemplo cuando se intenta modificar la contraseña de las víctimas”, señaló.

A su vez, el representante del MPF se refirió a la otra gran dimensión que son los delitos tradicionales a través de internet. En ese sentido, especificó que las organizaciones criminales “se fueron a internet” y que no hay que hacer una separación entre lo que es el mundo físico del mundo digital, por más que internet tenga “vuelo propio”.  “Internet tiene su propio clima y a veces es un microclima particular. Hay nuevos fenómenos que aparecen en internet y no en el mundo físico”, agregó y mencionó el fenómeno del Grooming como un ejemplo de este tipo.

Por otro lado, Azzolín también se refirió al crecimiento que tuvo en el último tiempo la mal llamada “pornografía infantil” a la que consideró que, según foros internacionales, la denominación adecuada es “distribución de imágenes de abuso sexual infantil”.

Otros fenómenos emergentes que mencionó el fiscal tienen que ver con la difusión de contenido ofensivo para personas y la difusión no autorizada de imágenes íntimas. “Eso es algo que está ocurriendo en, por ejemplo, parejas que terminan una relación y amenazan con dar a conocer imágenes. Son casos difíciles de encuadrar en algún delito en concreto”, reconoció.

A continuación, Azzolin detalló el trabajo de la Unidad Especializada tanto en lo que respecta a la asistencia técnica a fiscales que soliciten colaboración; capacitaciones, ya sea en fiscalías de provincias como a fuerzas de seguridad; y en redes de cooperación internacional.

Para finalizar, los participantes relataron situaciones problemáticas de las intervenciones y formularon preguntas e intercambiaron experiencias con el expositor, quien precisó pautas de intervención adecuadas a las víctimas que llegan a la DOVIC.