03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Una investigación del Área de Fraude Económico y Bancario de la Procelac
Allanaron otra "cueva": dinero escondido y un sistema de poleas para moverlo
Las divisas estaban ocultas en una valija y una caja de cartón. La Gendarmería debió usar la fuerza frente al bloqueo de los empleados del lugar, que funciona con la fachada de una joyería, en Palermo.

Con el uso de la fuerza pública, la Gendarmería Nacional allanó ayer un local que funcionaba como "cueva" para el comercio ilegal de divisas en el barrio de porteño de Palermo bajo la fachada de una relojería y joyería con el servicio de Pago Fácil, procedimiento en el que funcionarios de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) prestaron asistencia técnica junto a representantes del Banco Central (BCRA). El dinero incautado fue hallado en una valija y una caja de cartón. El lugar contaba con un sistema de poleas que permitía el traslado de las divisas por los diferentes ambientes.

El operativo se llevó a cabo durante el mediodía en un local de la calle República Árabe Siria, casi esquina de la Avenida Libertador, por orden del juez en lo Penal Económico Alejandro Catania, con la intervención de la fiscal de ese fuero, Carolina Robiglio, y fue la consecuencia de una investigación preliminar dirigida por el Área Operativa de Fraude Económico y Bancario de la Procelac con tareas investigativas a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

La Procelac informó a Fiscales que durante el procedimiento fue secuestrada moneda nacional y extranjera, equipos informáticos, videos y documentación relativa a la operatoria cambiaria marginal, entre otros elementos. "El personal de la Gendarmería Nacional tuvo que hacer uso de la fuerza pública para poder franquear el ingreso a las distintas dependencias del comercio, ya que sus ocupantes habían obstaculizado el mismo al mantener cerradas las puertas, y de esa forma ganar tiempo para ocultar las divisas en una oficina instalada en el primer piso, el cual por otra parte contaba con un sistema de poleas para movilizar el dinero", detalló la Procuraduría a cargo del fiscal general Carlos Gonella.

El local allanado contaba con varias ventanillas de atención al cliente: unas, localizadas en un sector visible al público donde se realizaba el servicio de cobro de facturas; en otro recinto, al que se accedía por una puerta blindada, había otras dedicadas a realizar el cambio clandestino.

Además, el lugar contaba con otra habitación separada, a la que se accedía a través de dos puertas blindadas y que también tenía ingreso desde la calle, dato que permite especular a los investigadores con que el acceso podría haber sido "utilizado para clientes preferenciales o que efectuaban cambios de divisas en importantes cantidades".

En el sector de cajas fueron incautados 27.500 pesos y un billete de cien dólares estadounidenses, mientras que en una oficina del primer piso fueron hallados 68 mil pesos en una valija y 7471 dólares estadounidenses, 523 reales, 1480 pesos uruguayos y 8331 euros guardados en una caja de cartón.