20 de abril de 2021
20 de abril de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La Fiscalía de Distrito trabaja sobre una serie de casos
Con un nuevo hecho en Tartagal, en Salta se secuestraron más de 350 mil kilos de granos en lo que va del 2021 por presunto contrabando y evasión
A la par de la persecución penal que se tramita por los distintos sucesos, la Unidad Fiscal Salta acordó con la Provincia la entrega de parte de la mercadería a pequeños productores y comunidades originarias.

El domingo pasado, a partir de un procedimiento realizado por efectivos del Escuadrón 52 “Senda Hacha”, en Tartagal, la sede fiscal descentralizada de Tartagal, a cargo del fiscal federal Marcos Romero, sumó un nuevo caso de presunto contrabando y evasión tributaria por transporte ilegal de granos.

Se trata del secuestro de 87 mil kilos de soja, producto que iba en tres camiones con semirremolque, procedentes de Buenos Aires y con destino a Salvador Mazza, localidad ubicada a más de 400 kilómetros al norte de la capital salteña.

Al revisar la documentación presentada por los transportistas, los gendarmes advirtieron una serie de irregularidades respecto a la cantidad declarada y transportada, por lo que se dio intervención a la sede descentralizada de Tartagal, que dispuso el secuestro de la mercadería no declarada y el inicio de actuaciones por presunta evasión tributaria y contrabando.

De esta manera, la cantidad de granos secuestrados en lo que va del 2021 ascendió a 357 mil kilos, de los cuales 150 son de maíz. Al respecto, el fiscal general Eduardo José Villalba señaló que este tipo de hechos ya comenzaron a ser abordados de manera integral por todas las fiscalías que componen el Distrito Salta, en razón de la frecuencia y modalidad de las maniobras.

“Desde abril del año pasado, y ante la cantidad de hechos y la similitud en las irregularidades detectadas en los controles, por lo general vinculadas a la adulteración de la documentación que los transportistas deben presentar, es que se activó un trabajo conjunto con las fiscalías del norte de la provincia”, explicó el fiscal Villalba.

"Ante la cantidad de hechos y la similitud en las irregularidades detectadas en los controles, por lo general vinculadas a la adulteración de la documentación que los transportistas deben presentar, es que se activó un trabajo conjunto con las fiscalías del norte de la provincia”, explicó Villalba.

“Advertimos un incremento inusual en esta clase de hechos, lo que sucedía en particular en las jurisdicciones de las sedes descentralizadas de Orán y Tartagal, por lo que se comenzó a trabajar de manera integral en todo el Distrito y también con AFIP y la Dirección de Aduanas, organismos claves para nosotros, pues poseen datos que son necesarios para completar la investigación penal de los casos”, agregó. Asimismo, resaltó que, dado el circuito de transporte, los mayores casos se detectan en rutas nacionales, provinciales y hasta caminos alternativos, que conducen a la frontera con Bolivia o Paraguay, destino final de los cargamentos de granos.

Villalba reparó en la gravedad del daño que causan al Estado Nacional esta clase de hechos, en especial por la evasión tributaria, razón por la cual se dispusieron medidas para abordar y aplicar el proceso penal correspondiente a fin de desalentar esta clase de maniobras.

Entrega a pequeños productores

Por otra parte, y ante la emergencia económica que atraviesa la provincia, Villalba destacó el acuerdo arribado con el Ministerio de la Producción y Desarrollo Sustentable de Salta, mediante el cual se dispuso la entrega de parte de los granos secuestrados para atender la demanda y necesidades de comunidades locales de distintos departamentos de la provincia, donde se declaró la emergencia agropecuaria.

Para ello, desde la UFISA se implementaron protocolos de control que permitan verificar el destino de la mercadería. En ese marco, a fines del año pasado, se realizó la primera entrega a pequeños productores y de comunidades originarias en la localidad de Santa Victoria Este.