29 de enero de 2023
29 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La multa mayor supera los 40 millones de pesos
Mendoza: penas de hasta 17 años de prisión y multas millonarias para seis personas condenadas por narcotráfico y lavado de activos
El Tribunal Oral Federal N° 1 falló de acuerdo con el pedido de condenas solicitado por la fiscal general Gloria André. Las seis personas condenadas fueron señaladas como responsables de la comercialización de cocaína en esa provincia y de poner en circulación las ganancias ilícitas obtenidas con su venta a través de la compra de automóviles e inmuebles.

El Tribunal Oral Federal N° 1 de Mendoza condenó ayer a penas de hasta diecisiete años de prisión y multas que superan los 40 millones de pesos a seis personas acusadas de narcotráfico y lavado de activos. Los jueces hicieron lugar al requerimiento de la fiscal general interinamente a cargo de la Fiscalía N° 1 ante los TOF, Gloria André, quien en su alegato había solicitado condenas por los mismos montos para los imputados, a quienes acusó actividades relacionadas con la  comercialización de cocaína en esa provincia y por poner en circulación las ganancias ilícitas obtenidas con su venta a través de la compra de automóviles e inmuebles.

El juicio se realizó de manera semipresencial. Para la lectura de la sentencia estuvieron presentes en la sala los integrantes del tribunal -Alejandro Piña, Alberto Carelli y María Paula Marisi-, la representante del Ministerio Público Fiscal y parte de los abogados defensores de los imputados. Los seis condenados siguieron la audiencia a través del sistema de videollamada. 

De conformidad con la petición de la fiscalía, el tribunal impuso de diecisiete años de prisión para Luis Nievas Quezada, al considerarlo organizador de comercio y almacenamiento de estupefacientes, con el agravante de la intervención de tres o más personas, en concurso real con lavado de activos agravado como miembro de una asociación ilícita y tenencia de arma de fuego sin autorización legal, estos dos últimos en calidad de coautor. Por esos mismos delitos, Luciana Farías recibió una pena de quince años de prisión.

Mirta Nélida Toledo Fuertes -quien cumple actualmente en prisión domiciliaria una condena dictada en 2017- fue condenada a seis años y seis meses de prisión como coautora de comercio de estupefacientes agravado por la cantidad de personas intervinientes. Por el mismo delito, Araya Escudero recibió cuatro años de reclusión, mientras que Laura Nievas Quezada fue condenada a seis años y tres meses de prisión, por haber sido cometido en concurso real con el delito de lavado de activos. Por último, Diego Senatore fue condendo a tres años de prisión en suspenso por el delito de lavado de activos. En su acusación, la fiscalía señaló que este último ofició de prestanombre de la organización.

En su sentencia, el tribunal impuso también multas a todas las personas condenadas. En el caso de Nievas Quezada y Farías, el monto fue de más de 43,5 millones de pesos ($43.597.110), y de casi 1,3 millones ($1.289.322), respectivamente. Para Toledo Fuentes y Laura Nievas Quezada el monto de la multa fue de 204 mil pesos, mientras que para Araya Escudero fue de 135 mil pesos.

Además, se ordenó el decomiso de cuatro automóviles, tal como lo solicitó la fiscalía, junto con los inmuebles utilizados por la organización, para que sean puestos a disposición de los municipios en los que se encuentran asentados. También se mantuvo la inhibición general de bienes ordenada desde el auto de procesamiento y se ordenó el decomiso de la totalidad del dinero incautado, junto con la destrucción del material estupefaciente, y se puso a disposición de la Agencia Nacional de Materiales Controlados las armas halladas en el domicilio de Nievas Quezada.

Se ordenó el decomiso de cuatro automóviles, tal como lo solicitó la fiscalía, junto con los inmuebles utilizados por la organización, para que sean puestos a disposición de los municipios en los que se encuentran asentados.

El caso

El caso comenzó en 2017, bajo la sospecha de que Luciana Farías, esposa de Luis Nievas Quezada, comercializaba junto a miembros de su familia cocaína en diversos puntos de Mendoza luego de que este fuese detenido por el mismo delito. Al momento de la detención de Nievas Quezada, se incautaron en su vivienda familiar 750 mil pesos y tres armas de fuego, sin su debida autorización de portación, lo cual potenció la hipótesis inicial. De acuerdo con ella, entre 2015 y 2018 el matrimonio planificó, contactó y organizó los medios para ejecutar maniobras de narcotráfico en los departamentos de Las Heras, Godoy Cruz, San Martín y Junín de la provincia de Mendoza. 

En el juicio fue acreditado que para poder llevar a cabo esta actividad, Nievas Quezada y Farías contaban con el aporte de Mirta Nélida Toledo Fuentes, Michael Alejandro Araya Escudero y Laura Nievas Quezada. Para dar apariencia lícita al dinero proveniente de la venta de cocaína, la banda contaba con personas que oficiaban de prestanombres, entre quienes se encontraban -según pudo acreditarse- Diego Cristian Senatore y Ana Trini Tapia. Esta última fue apartada del debate por cuestiones de salud.

El 1° de junio de 2018, fueron ordenados los allanamientos de diez domicilios, en los cuales se secuestraron once kilos de cocaína en uno de los inmuebles pertenecientes a Nievas Quezada y Farías, en el departamento de Guaymallén. En otro domicilio situado en Las Heras, también propiedad del matrimonio, se secuestraron cien gramos de la misma sustancia lista para su comercialización y más de 500 mil pesos en efectivo en otra vivienda en la que residía Nievas Quezada.

También se ordenó el secuestro de una camioneta Ford Ranger, un automóvil Chevrolet Cruze, una camioneta Chevrolet Tracker (ubicada en una cochera próxima al domicilio del matrimonio, y en cuyo interior se encontraron tres armas de fuego y más de mil proyectiles sin utilizar) y una camioneta Renault Duster modelo 2012. Tres de esos vehículos habían sido adquiridos a través de prestanombres. Además se trabó embargo sobre siete inmuebles de procedencia dudosa.

A raíz de la investigación, también se secuestró mercadería disponible a la venta en dos locales comerciales ubicados en el centro de la ciudad de Mendoza pertenecientes al matrimonio. Al respecto, se consideró que se trataba de bienes subrogantes de las ganancias provenientes del narcotráfico que, a su vez, se utilizaban como cubierta para justificar el origen de los otros bienes y su incremento patrimonial.

De acuerdo al alegato de la fiscal André, la valuación de los bienes inmuebles es de casi 20 millones de pesos ($19.419.994), conforme a un peritaje realizado el 25 de noviembre pasado. En el caso de los automóviles, el monto fue superior a 2 millones de pesos ($2.058.461), en relación al valor al momento en que fueron adquiridos por Nievas y Farías, y de más de 137 mil pesos ($137.600) en la adquisición del fondo de comercio de los dos locales comerciales, según el valor de locación pactado a comienzos de 2018.