22 de enero de 2022
22 de enero de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento del fiscal federal Patricio Sabadini
Resistencia: pidieron juicio oral por asociación ilícita y lavado de activos para una organización integrada por agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria
Hay nueve acusados, de los cuales cinco integran la fuerza y uno es abogado de la ANSES. La organización habría funcionado entre el 2013 y 2016 en Resistencia y Corrientes. Habrían lavado casi 46 millones de pesos. La maniobra consistía en comprar dólares en Paraguay con tarjetas de débito y revenderlos en el mercado ilegal en nuestro país.

El titular de la Fiscalía Federal de Resistencia, Patricio Sabadini, le solicitó a la jueza federal de esa jurisdicción, Zunilda Niremperger, la elevación a juicio de una causa en la que se investiga a una banda, integrada en su mayor parte por agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, acusada de conformar una asociación ilícita para el lavado de activos.

La organización, integrada por nueve personas, habría operado en las ciudades de Resistencia y Corrientes durante  2013, 2014, 2015 y principios de 2016, reclutando personas, en su mayoría personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. De manera voluntaria y con conocimiento de las maniobras a realizar, las personas reclutadas entregaban sus tarjetas de débito y el manejo de sus cajas de ahorro bancarias a cambio de recibir una contraprestación que oscilaba entre los mil y dos mil pesos. Luego, esas cuentas eran utilizadas para realizar la compra de dólares en la república del Paraguay, mediante la simulación de compras de productos electrónicos.

Finalmente, los imputados ingresaban a nuestro país con esos dólares sin declararlos en los controles fronterizos para luego venderlos en el mercado ilegal, al precio dólar blue, durante la época del cepo cambiario, reiniciando una y otra vez el circuito ilícito. Esto les generaba una ganancia ilegítima del 25,35 por ciento por cada dólar.

La realización de esas maniobras configuró para el fiscal Sabadini el delito de contrabando de importación de divisas, precedentes al de lavado.

El producto económico del delito obtenido durante el período 2013/2016 por la organización criminal rondaría los 45.938.580 pesos. A esta suma debe agregarse las compras de divisas extrajeras registradas durante el mismo período, calculadas en 120.583 dólares.

A lo largo de la investigación, para el fiscal quedó demostrado que los imputados formaron parte de una organización ilícita con carácter estable, permanencia temporal y estructura funcional.

“Las maniobras se concretaron a lo largo del tiempo de manera organizada con división de roles y funciones, asumiendo los imputados distintos grados de intervención dentro de esta empresa ilícita”, aseguró Sabadini en el requerimiento de elevación a juicio.

De manera voluntaria y con conocimiento de las maniobras, las personas reclutadas entregaban sus tarjetas de débito y el manejo de sus cajas de ahorro a cambio de recibir una contraprestación que oscilaba entre los mil y dos mil pesos.

La investigación

La causa se inició a través una denuncia realizada por el director nacional de Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Germán Montenegro, ante la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) por una maniobra sospechosa detectada en la sucursal Corrientes del Banco Nación.

Estos movimientos sospechosos habían sido informados el 15 de septiembre de 2015 por el gerente de la sucursal Corrientes del Banco Nación Argentina, Delio Luciano Ulon, al jefe de la Unidad Operacional de la PSA en esa provincia, Juan Ramón Fioravanti.

A raíz de la investigación, se pudo establecer que el oficial de la PSA Andrés Avelino Galeano, alias “el Mono”, habría utilizado su condición de ex jefe de aquella Unidad para reclutar a funcionarios de la fuerza. En su calidad de superior obtenía la confianza de sus numerarios y así habría conseguido que le entregaran sus tarjetas, indicó la fiscalía.

También fue acusado Abel Rodolfo Galeano, alias “Coto”, quien según la fiscalía tenía como función conseguir el dinero para generar distintas acreditaciones bancarias en las tarjetas y de esta manera realizar los débitos en los supuestos locales comerciales. Además, se encargaba de la venta de dólares en el territorio nacional.

En tanto, entre los acusados también está Martín Sebastián Erro, quien -de acuerdo al requerimiento de elevación a juicio- se desempeñaba como funcionario de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) en la provincia de Corrientes y era el encargado de reclutar ciudadanos con la misma modalidad que Andrés Galeano. Por su profesión de abogado y conocimientos técnicos tenía a su cargo el manejo y asesoramiento de las cuestiones legales.

“El movimiento económico que involucró la operatoria investigada y la adquisición de bienes por parte de los integrantes de la organización, no encuentra justificación razonable según el perfil fiscal, laboral y económico que registran los encartados”, destacó Sabadini en el dictamen.

Para el representante del MPF, los imputados diseñaron una sofisticada estructura financiera y un complejo esquema de inversión destinado a reinsertar y aplicar al sistema bancario y económico legal la ganancia espuria obtenida de la venta en el mercado marginal de dólares estadounidenses.

En el requerimiento de elevación a juicio Sabadini acusó a Martin Santos Candía, Abel Rodolfo Galeano, Andrés Gavelino Galeano, Martin Sebastián Erro y Claudio Rafael Toledo como coautores del delito de lavado de activos, y a Adrián Esquivel Forastier, Daiana Elvira Isabel Esteche, Gustavo Adolfo Sicardi, Marcelo Alejandro Boutet en calidad de partícipes secundarios. Todos, además, están acusados de ser miembros de una asociación ilícita.

Además, a seis de ellos se les incluyó en la acusación el agravante de ser funcionarios públicos. Se trata de Andrés Galeano, Toledo, Esteche, Sicardi y Boutet, integrantes de la PSA; y de Erro, de la ANSES.