15 de octubre de 2019
15 de octubre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La represión policial dejó un saldo de cinco muertos en el microcentro
19 y 20 de diciembre: declaró Juan Pablo Baylac
El ex vocero de Fernando De la Rúa expresó que las medidas de seguridad adoptadas aquél día en la Casa Rosada "eran las normales para tratar de resguardar la seguridad del presidente" y que Enrique Mathov "estaba abocado a las peticiones de las provincias". Además, dijo tener la convicción pero no las pruebas de que hubo "acciones deliberadas" para la renuncia.

El juicio por la represión policial en el centro porteño durante los últimos días como presidente de Fernando De la Rúa se reanudó hoy en los tribunales federales de Retiro. En la audiencia, declaró el ex vocero presidencial Juan Pablo Baylac, quien consideró que "los sucesos de la Capital Federal estaban en manos [del fallecido ex ministro del Interior Ramón] Mestre y [la jueza federal María Romilda Servini de Cubría". Esta semana, pasaron por el debate oral y público el ex jefe de Gabinete Chrystian Colombo y el ex ministro de Cultura, Turismo y Deportes Hernán Lombardi.

Baylac -diputado de la Nación electo en 1999 y vocero desde el 6 de junio de 2001 hasta su renuncia- fue consultado por los representantes del Ministerio Público Fiscal Mauricio Viera, Mariano Domínguez y José Piombo; el querellante Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), y los abogados defensores. El ex funcionario de la Alianza indicó que las medidas adoptadas aquél día "eran las normales para tratar de resguardar la seguridad del presidente. Mecanismos similares a los de otras veces". Aquella mañana, contó, "éramos contestes del estado de humor social" y conversó con Mestre -procesado hasta su fallecimiento en 2003- quien le informó sobre la reunión prevista del Consejo de Seguridad Interior "y una reunión en un hotel con referentes justicialistas para la construcción de un gabinete de unidad nacional". Consultado otra vez por la Fiscalía, refirió que al mediodía volvió a hablar, esa vez por teléfono, y el titular de la cartera le dijo que la Plaza de Mayo "estaba en manos de una jueza de la nación", en referencia a Servini de Cubría.

"Trabajamos para rescatar la gobernabilidad que se nos estrujaba en las manos", consideró además sobre la jornada. Dijo que mientras trabajaban en ello, se enteró de los fallecidos a través de una periodista: "Fui sorprendido e intenté transmitir un mensaje de paz". Pero al pedirle que amplíe al respecto, manifestó que no recordaba haberle comunicado esa novedad a algún otro funcionario.

Por otra parte, contó que por la mañana habló por celular con el acusado ex secretario de seguridad Enrique Mathov, sobre quien sostuvo que "estaba abocado a las peticiones de diversas provincias para recuperar la paz".

Gran parte de la declaración de Baylac consistió en interpetaciones políticas sobre los últimos días del gobierno de la Alianza. Al respecto, indicó que hubo "acciones deliberadas para que renuncie" De la Rúa "al mismo tiempo que dialogaba" con referentes del justicialismo. "Tengo la convicción, pero no pruebas", sostuvo. En esa línea, habló de "una suerte de pacto de Buenos Aires o memorándum" que le llegó "por fax" con un plan de paros, derogación de normas y agitación social, aunque refirió que nunca supo quién lo envió; consultado al respecto por el CELS, consideró que de ser así "no eran medidas ilegales". Tampoco hizo denuncia alguna cuando Federico Storani le habló de que se intentarían facilitar saqueos en Morón.

Finalmente, ante otra pregunta del Ministerio Público, manifestó que no conversó con Mathov ni el jefe de la fuerza de la Policía Federal Rubén Santos -también acusado en el juicio- para prevenir posibles convergencias en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cuando advirtió que "desde algunos medios de comunicación pedían la renuncia del presidente" y llamaban a la población movilizarse, "porque no era su jurisdicción o responsabilidad". La noche anterior, una conocida lo había llamado para advertirle de una movilización en la que parecía que "había intenciones de saltar" a la Quinta Presidencial de Olivos -donde estaba De la Rúa, por lo que dio aviso al edecán del lugar.

Furrieles

En la audiencia celebrada hoy ante el Tribunal Oral Federal N°6, también declararon dos furrieles de la Policía Federal, quienes el 20 de diciembre de 2001 prestaron funciones en la sala de situación de la Dirección General de Operaciones (DGO) elaborando partes y asistiendo en el contacto con la jefatura y otras dependencias.