20 de septiembre de 2019
20 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La mayoría de los efectivos dijo no recordar detalles de lo sucedido
19 y 20 de diciembre: "La policía que entró al banco disparó con balas de plomo"
El jefe de seguridad del consorcio del edificio del HSBC afirmó que las detonaciones no fueron de munición de goma. El gerente de seguridad de la empresa HSBC de entonce, Eduardo Traverso, dijo que se sorprendió por los impactos de bala en los vidrios de la entidad.

El Tribunal Oral Federal Nº 6 retomó hoy las audiencias en el juicio donde se juzgan las responsabilidades políticas y materiales durante la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001. El debate ahora se centra en una de las siete causas: la llevada adelante por el encubrimiento del homicidio de Gustavo Benedetto, de 23 años. El joven falleció de un disparo en la cabeza en la esquina de Avenida de Mayo y Chacabuco, enfrente al edificio del banco HSBC y la Embajada de Israel.

Los jueces José Martínez Sobrino, Rodrigo Giménez Uriburu y Javier Anzoátegui citaron a pedido de la Fiscalía (a cargo en esta audiencia de Santiago Vismara) a un gerente de seguridad y a varios de los policías que estuvieron dentro de la entidad al momento en que se produjeron los disparos. Los testimonios coincidieron, fundamentalmente, en las excusas a la hora de recordar detalles. "No recuerdo, pasó mucho tiempo, estoy confundido", fueron las frases más escuchadas.

Eduardo Traverso era el gerente de seguridad de la empresa HSBC. Coronel retirado, compartió un curso sobre con Jorge Varando, quien estuvo imputado por la muerte de Benedetto aunque finalmente la cámara estableció la prescripción por "abuso de armas", y Julio Cesar Veronelli,ex gerente General de Seguridad de HSBC Argentina. Varando declaró la semana pasada: "Me llamó la atención la cantidad de balazos en los vidrios del banco".

Traverso recordó que ese 20 de diciembre fue hasta la sucursal de Chacabuco y Avenida de Mayo "para colaborar" en la evacuación del edificio, aunque eso no formaba parte de sus tareas habituales. Primero, dijo no recordar si se lo habían ordenado o no pero luego de la lectura de su anterior declaración (en noviembre de 2002) afirmó que había hablado con su superior Veronelli.

Si bien no estaba en el hall al momento de los disparos, si escuchó golpes, gritos y luego las detonaciones. Sin que mediara voz de alto alguna, Traverso relató que oyó como "una metralleta de disparos". Cuando se dirigió hacia el frente del lugar, Varando le comentó que había disparado al techo "para ahuyentar a manifestantes que querían ingresar". Admitió que vio muchas marcas en los vidrios producto de los disparos y que nadie protegió la escena: "Mantenimiento se limitó a colocar unos sillones sobre un vidrio roto".

Luego, ante la exhibición de los filmaciones de las cámaras de seguridad, reconoció a Varando en el hall, que empuñaba un arma corta y que la dirigía hacia los manifestantes. A su lado, había varios policías federales. Minutos antes, la defensora del ex superintendente de Seguridad Metropolitana de la Policía Raúl Andreozzi denunció la "inactividad judicial de la etapa instructoria" en lo referido a Varando.

Antonio Curia era el jefe de seguridad que la administración del edificio había contratado. El ex comisario mayor se refirió a los policías como "gente que recién había entrado a la fuerza" y sostuvo que la cúpula mandó a la calle ese día a "lo primero que tenían". Como no recordaba detalles, le leyeron parte de las dos declaraciones que brindó durante la instrucción de la causa ante el fiscal Luis Comparatore.

En marzo de 2002, Curia había dicho: "Escuché una estampida de 3 o 4 segundos de disparos dentro del banco". Además, había aclarado que los agentes que ingresaron al HSBC estaban a cargo de Bellante y que no tenían munición anti-tumulto: "Dispararon con balas de plomo".

Los policías 

Carina Torres se retiró de la Policía Federal hace algunos años. El 20 de diciembre de 2001, estuvo dentro del banco, aunque no declaró que no recuerda haber oído detonaciones. "Los disparos fueron primero de afuera hacia adentro", dijo Torres a lo que el juez Martínez Sobrino le repreguntó: "¿Cómo lo sabe si usted dijo que estaba en los ascensores?". La testigo titubeó y finalmente explicó que era lo que se "comentaba" aunque no supo decir quién se lo había dicho a ella.

También, relató su salida de la entidad hacia Plaza de Mayo por la avenida, pasadas las 17:00 y con la calle "despejada". "Vi un manchón rojo sobre la calle, pero no me llamó la atención", recordó Torres, al referirse al lugar donde cayó muerto Benedetto. También, dijo que no vio a nadie protegiendo la escena, y que no se lo comentó a un superior.

Oscar Nini es actualmente sargento primero y en 2001 trabajaba en la comisaría 2ª. Estaba asignado como custodio de la Embajada de Israel que funcionaba en los pisos 10 y 11 del edificio. Si bien sus tareas las desarrollaba fuera, tuvo que ingresar al edificio porque un piedrazo lo lastimó. Desde allí, llamaron al SAME, que lo llevó hasta el hospital Churruca. Fue donde se enteró que alguien había muerto en las inmediaciones del HSBC, cerca de las 17.

Por otra parte, también declaró Daniel Figueroa, actual sargento primero de la comisaría 6ª. En aquél momento, trabajaba en las Unidades Móviles de Contención que recorrían la ciudad. Ese día estaba asignado a la zona de la Embajada de Israel. Con él se encontraba Diego Leales, un cabo que hacía las veces de chofer. Ambos relataron que cuando el centro se llenó de manifestantes, intentaron ingresar con el auto a la cochera del banco. Leales se refirió a los manifestantes como "violentos" aunque aclaró que no vio a nadie herido.