20 de septiembre de 2019
20 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A un mes de iniciada la etapa de testigos
19 y 20 de diciembre: ¿qué preguntan las defensas?
En el juicio por la represión del 19 y 20 de diciembre se juzga a responsables políticos y materiales de cinco muertes y más de 100 heridos. "¿Qué significa el estado de sitio?", "¿usted militaba?", ¿para qué fue a Plaza de Mayo?", son algunas de las preguntas que repiten los abogados de los imputados.

El 24 de febrero de este año comenzó, en los Tribunales de Comodoro Py, el juicio por la represión ocurrida en los alrededores de Plaza de Mayo, el Obelisco y el Congreso durante el 19 y 20 de diciembre de 2001. El mes pasado, luego de un extenso periodo de indagatorias (son 17 los imputados) inició la etapa de testigos y con ella, empezaron a vislumbrarse las diversas estrategias defensivas para justificar la represión.

"Agresión recíproca", organización para manifestarse y poner en duda la presencia del testigo en los hechos son los principales ejes entre los representantes de los responsables materiales y políticos. De los 17 imputados, 11 tienen defensores particulares. Los otros seis optaron por la defensa pública: Raúl Andreozzi, Orlando Oliverio, Carlos José López, Eugenio Figueroa, Victor Manuel Belloni y Ariel Gonzalo Firpo Castro.

Razones para manifestarse y el estado de sitio

Antes de cualquier testimonio, el juez le toma juramento de decir verdad a los testigos, según lo especifica el artículo 249 del Código Procesal Penal. La persona que "afirmare una falsedad o negare o callare la verdad, en todo o en parte" puede ser penada hasta con cuatro años de prisión por falso testimonio.

"¿Para qué fue a Plaza de Mayo?" es la pregunta con la que suele abrir los interrogatorios el ex secretario Legal y Técnico durante la presidencia de Fernando de la Rúa, Virgilio Loiacono. Es uno de los defensores del ex jefe de Policía Federal Rubén Jorge Santos y también lo fue del ex presidente. Responsable de la confección del escrito que decretó el estado de sitio, estuvo imputado en esta causa, aunque fue sobreseído. Al comienzo del juicio, la Fiscalía, a cargo de Mauricio Viera, y las querellas solicitaron que se lo aparte de la defensa, ya que es un testigo propuesto (y aceptado por el Tribunal) para que dé su versión de los hechos. Dos de los jueces entendieron que la declaración podría verse condicionada, por lo que se hará la incorporación por lectura de su testimonio.

"¿Sabía usted del estado de sitio? es otro de los interrogantes con los que intenta armar la estrategia defensiva para Santos. Ante la respuesta afirmativa de la mayoría de los testigos (obligados a decir verdad), Loiacono repregunta: "Con este conocimiento, ¿por qué fue a Plaza de Mayo? ¿No sabía que podían estar reprimidos alguno de sus derechos?". Una de las testigos, Andrea Herrera (que recibió un balazo de plomo en la pierna) le respondió: "En una democracia, tenemos derecho a estar en desacuerdo y creo que mi derecho a manifestarme supera al estado de sitio".

"¿Vio a alguien repartiendo limones o los llevó usted?" inquirió el ex secretario Legal y Técnico a los testigos y víctimas de la represión en el Congreso. La pregunta apunta a la organización de las manifestaciones. El jugo de limón suele utiliarse para mitigar los efectos de los gases lacrimógenos. "Esta vez, ni tiempo hubo de llevar, no nos esperabamos esa represión". exclamó Susana Slamovits.

Las dudas sobre la presencia

Marcar contradicciones, solicitar peritajes de identidad y hasta futuras denuncias de falso testimonio son algunas de los pedidos de las defensas. Valeria Corbacho, abogada de Roberto Juárez, Omar Bellante, Sebastián Sapporiti y Horacio Berardi, adelantó que pedirá el falso testimonio de Paulo Córdoba, quien fue rozado por una bala en el cuello en Avenida 9 de Julio y Sarmiento. "Las graves deficiencias de este testimonio me demuestran que no estuvo en el lugar que dijo haber estado", sostuvo Corbacho.

La Fiscalía exhibe al final de los testimonios, una vez que las partes agotaron sus preguntas y marcaron las supuestas contradicciones, videos o filmaciones de los hechos, para refrescar la memoria del testigo y reforzar sus dichos. En el caso de Córdoba, se lo ve herido, en su bicicleta y con sus amigos, en Sarmiento y 9 de Julio.

Loiacono, había puesto en duda la herida de Fernando Javier Rico, quien recibió una bala de plomo en su pierna en Avenida de Mayo y la 9 de Julio. "¿Cómo puede ser que siguiera caminando si estaba herido?", se explayó el abogado. En la exhibición de fotos que realizaron los representantes del Ministerio Público, se vio claramente a Rico, con su herida en la pierna, junto a Diego Lamagna.

La exhibición de videos y fotos fue autorizada por el Tribunal al comienzo del debate. Hace dos semanas, casi todas las defensas pidieron que no se muestren más, ya que según lo que expusieron, "se acomodaba el testimonio y se inducía al testigo". Para la Fiscalía, la exhibición es "indispensable" y no induce, ya que se muestra luego del relato. Los jueces le dieron la razón al Ministerio Público y consideraron que es "absolutamente pertinente".

La militancia de los testigos

Otro de los ejes pareciera ser las preguntas acerca de la extracción partidaria de los testigos, en combinación a lo que denominaron alguno de los defensores como "una manifestación armada". A muchos, les preguntaron, entre los que se destacan Martín Galli (herido en la cabeza por un balazo de plomo), Ana María Juarez y Susana Slamovitz, si adherían a alguna agrupación. A la madre de Carlos Almirón (asesinado en Avenida de Mayo y 9 de Julio) le pidieron explicaciones sobre la ideología de su hijo y sobre porqué concurrió a Plaza de Mayo. La Fiscalía y las querellas suelen oponerse a esa clase de cuestionamientos, aunque el Tribunal termina obligando a que contesten.

"¿Cuál es el objetivo de la agrupación HIJOS? Me llama la atención la cantidad de horas dedicadas a la miltancia si era estudiante”, inquirió Loiácono a Julio Talavera. Ante la oposición de la Fiscalía y las querellas, el presidente del Tribunal condiseró que no era relevante la pregunta.

La teoría del complot y los francotiradores

En su declaración, que se prolongó por cuatro audiencias, el ex secretario de Seguridad Enrique Mathov habló sobre una supuesta "interna" en la Policía Federal que involucraba a miembros de la fuerza que se oponían al jefe nombrado por el gobierno de De la Rúa, Rubén Santos. En esa disputa se basó para plantear el golpe de Estado y la posible infiltración para generar violencia.

Con ese argumento, varios defensores aprovecharon el testimonio de Daniel Otero (productor del programa Punto Doc) para tratar de instalar la teoría de los francotiradores. Uno de los informes de aquél programa había planteado la posibilidad de que los disparos que mataron a Diego Lamagna, Carlos Almirón y Gastón Riva podrían haber sido efectuados tiradores expertos apostados en un edificio de Avenida de Mayo y 9 de Julio.

El testigo había entrevistado a dos especialistas para intentar confirmar la verosimilitud de la teoría: Mariano Castex y Eduardo Frigerio. Ambos están citados como testigos para el juicio. Además Frigerio trabajó como perito de parte de la defensa de Rubén Santos. De todas formas, el testigo Otero aclaró: "siempre, después de esa clase de informes, aparece gente que vio algo; en este caso, nadie se contactó". "No había elementos fácticos, ni documentos ni fotos ni testimonios que probaran esa teoría. Todo terminó con ese informe", declaró, tajante.