18 de noviembre de 2018
18 de noviembre de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Uno de los siete expedientes del juicio por la represión durante el gobierno de Fernando de la Rúa
19 y 20 de diciembre: la causa Benedetto
Gustavo Benedetto tenía 23 años. Fue a manifestarse a Plaza de Mayo, luego de un saqueo en el supermercado donde trabajaba. Pasadas las 16:00, frente al Banco HSBC de Avenida de Mayo y Chacabuco, una bala impactó en su cabeza y lo mató.

El 20 de diciembre de 2001, Gustavo Benedetto salió de trabajar del supermercado Día hacia Plaza de Mayo. El local había sido saqueado y él, seguro de que lo iban a despedir, decidió ir a protestar. A las 16.28, en la esquina de Chacabuco y Avenida de Mayo, un balazo en la cabeza lo mató. Tenía 23 años. Su madre y su hermana se enteraron de su muerte varias horas después, por televisión. Casi 13 años después, una parte de la causa "Benedetto" llegó a juicio dentro del debate por la represión ocurrida en 2001. La causa no es sólo por la muerte de Gustavo sino también por cuatro personas más: Gastón Riva, Diego Lamagna, Carlos Almirón y Alberto Márquez. Este viernes, comenzaron a declarar manifestantes que se encontraban en los alrededores del Banco HSBC en el momento en que más de 60 disparos salieron de esa entidad hacia la calle.

En el juicio, no hay responsables directos por el homicidio. El único imputado es el ex subcomisario Omar Bellante, acusado de encubrir al responsable de la muerte de Benedetto. Ese día, el efectivo tenía asignado "patrullar preventivamente" la Avenida de Mayo, según relató él mismo durante su indagatoria. También, aseguró que no vio ningún herido frente al banco y explicó que luego de la balacera, llamó a la Dirección General de Operaciones de la Policía Federal para que intervinieran en la situación, desligándose de cualquier responsabilidad. La persona a cargo de la Dirección era Norberto Gaudiero, uno de los acusados en la causa principal, donde contempla la responsabilidad de funcionarios policiales y políticos en las cinco muertes de aquella jornada pero solo a titulo "culposo".

Al comienzo de la investigación, el ex militar Jorge Varando estaba imputado por el homicidio. La Corte Suprema, en 2004, consideró que no había prueba suficiente para establecer su culpabilidad y se cambió la calificación por la de "abuso de armas". Por esa imputación, la defensa de Varando planteó la prescripción de la acción penal. Finalmente, el Tribunal Oral Federal 6 concedió el pedido y la Cámara de Casación lo confirmó. Por otra parte, está en etapa de instrucción la responsabilidad de varios de los agentes que estaban dentro del HSBC. Por ahora, todos están con falta de mérito, es decir, que no pueden ser sobreseídos ni procesados.

Las pruebas: videos y testimonios

La fiscalía de juicio, a cargo de Mauricio Viera, exhibió ante el Tribunal Oral Federal N°6, varios videos que muestran los momentos posteriores a la balacera. Las imágenes muestran a Benedetto tirado sobre el asfalto, con una herida en su cabeza.

Una de las cámaras de la Policía Federal (ubicada en Avenida de Mayo y Perú) registró las corridas al momento de los tiros. Cuando se mueve hacia Chacabuco, se ve a Gustavo en la calle, con gente a su alrededor pidiendo ayuda. Otro de los videos que la fiscalía trasmitió es el registrado por Crónica TV, que tomó el momento en que la víctima fue subida a la ambulancia. Esas fueron las imágenes que sus familiares vieron.

Hace unas semanas, los representantes del Ministerio Público lograron exhibir otro video, hasta ahora inédito, en donde se ve y se escucha el momento exacto en el que se producen los disparos. La filmación fue subida a la plataforma Youtube casualmente el 19 de diciembre de 2013 y es totalmente casera. Dura 27 segundos y se observa a cuatro jóvenes que intentan romper uno de los vidrios del banco. La respuesta es inmediata y escalofriante: más de 60 balazos que hacen temblar hasta a la persona que se encontraba filmando.

Si bien hasta este viernes no había declarado ningún testigo exclusivo de la causa, sí hubo tres testimonios que aportaron datos para el caso: Fernando Javier Rico, Damián Aquino y el periodista Cristián Alarcón. Los tres coincidieron en la descripción sobre los disparos. "Ví una mano con un arma y me di vuelta para correr. Al segundo escuché una balacera tremenda", detalló Rico.

"Pensé que si no me iba, era el próximo al que iban a matar", dijo Aquino que intentó acercarse al cuerpo de Gustavo. Alarcón, por otra parte, llegó a hablar con varios de los manifestantes que presenciaron el ataque. Uno de ellos hasta le entregó un casquillo de bala, que aportó cuando fue a declarar ante la jueza María Servini de Cubría en diciembre de 2001.