05 de diciembre de 2022
05 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el debate interviene el fiscal Diego Luciani
Casa de la Moneda: una testigo aseguró que se pagaron sobreprecios destinados a comisiones
Fue en el juicio al que llegaron acusados el ex presidente de la entidad durante el menemismo Armando Gostanián y otros dos funcionarios, por la compra de equipos y repuestos a una empresa alemana que incluyó más de un millón de dólares adicionales. La mujer se desempeñó como secretaria privada del intermediario y también imputado Jorge Molina.

Una testigo aseguró que las operaciones realizadas entre la Casa de la Moneda y la firma alemana Atlantic Zeiser para la compra de equipos y repuestos de máquina numeradoras de billetes incluían un sobreprecio destinado a “comisiones”. Fue en el marco de una nueva audiencia del juicio al que llegaron acusados el presidente de la institución entre 1989 y 1999 Armando Gostanián, su vicepresidente Juan Carlos Kalfaian, el gerente general y director Rubén Chorbadjian, y el agente intermediario Jorge Molina.

Hasta 2000, la mujer se desempeñó como secretaria privada de Molina, quien a través de la empresa Moligraf/Acremo actuaba como intermediario y representaba a la empresa germana sólo en relación a los negocios mantenidos con la dependencia del Ministerio de Economía. Consultada por el fiscal Diego Luciani sobre si el precio final de las contrataciones incluía algún tipo de comisión, la testigo afirmó en forma categórica que sí. Si bien no pudo determinar a qué personas eran destinados los pagos, relató que estaba al tanto de lo que ocurría a través del propio Molina, quien le solicitaba que oficie de traductora con el principal ejecutivo de la empresa Atlantic Zeizer, Karl Georg Schillinger, investigado en Alemania, para informarle los porcentajes acordados.

En otro tramo de su interrogatorio, Luciani le exhibió los seis expedientes administrativos que constan en la causa, a través de los cuales los acusados Gostanián, Kalfaian y Chorbadjian, como integrantes del Directorio, aprobaban y justificaban las erogaciones del patrimonio de la sociedad del estado con el fin de adquirir los productos con los precios pautados, de acuerdo a la acusación. En ese sentido, reconoció facturas elaboradas por ella, a pesar de llevar la firma de su jefe. Tras los pagos y la llegada de los productos, la maniobra se completaba con la redistribución de los porcentajes pactados entre los acusados; la cifra calculada en perjuicio del Estado por los sobreprecios asciende a 1.215.205 dólares.

“Mister X”

Por otra parte, recordó un “Mister X” de la Casa de la Moneda con quien Molina se habría reunido, que según estimó, podría ser una persona o varias, “como una entidad”. La explicación que le dieron sobre por qué se eligió ese término, fue que “la X en toda ecuación matemática es una incógnita”.

El juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal N°4 -integrado por Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Néstor Costabel- se reanudará el viernes a las 10:00. Se prevé que en la audiencia de ese día declaren otros dos testigos.