15 de septiembre de 2019
15 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En coincidencia con el pedido de la Fiscalía General N°1
Casa de la Moneda: ordenaron efectivizar el decomiso de más de 160 mil dólares y 600 mil euros a Armando Gostanián por el pago de sobreprecios
Lo resolvió el Tribunal Oral Federal Nº4. El ex presidente de esa Sociedad de Estado había sido condenado a cinco años de prisión por el delito de peculado.

El Tribunal Oral Federal Nº4 ordenó ejecutar en su totalidad el decomiso de más de 160 mil dólares y 600 mil euros  (1.217.876,80 marcos alemanes)  del erario del ex titular de la Sociedad de Estado Casa de la Moneda (SECM), Armando Gostanián, quien fue condenado en agosto de 2015 a la pena de cinco años de prisión por el delito de peculado. En la causa se investigó el pago de sobreprecios por más de un millón de dólares en la compra de equipos y repuestos a una empresa alemana, entre 1994 y 1999. En el juicio oral intervino el titular de la Fiscalía General Nº1 Diego Luciani.

Los jueces Néstor Costabel, Daniel Obligado y María Gabriela López Iñiguez resolvieron el decomiso del dinero en línea con lo requerido, oportunamente, por Luciani. El representante del MPF explicó que, más allá de la responsabilidad penal que pudiera caberle a Gostanián, está demostrado que el dinero por el que se dispuso el decomiso se corresponde “con los efectos o provecho del delito reprochado”. Para el fiscal “no hay dudas de que constituyó un beneficio económico proveniente del delito corroborado en la causa”.

Para el MPF está acreditado que las sumas de dinero provenían de los retornos que realizaba la empresa Atlantic Zeiser (AZ) de los sobreprecios abonados por la Casa de la Moneda por los insumos comprados. En ese sentido, hizo hincapié en que el deber de realizar acciones concretas para el recupero de activos de origen ilícito forma parte del compromiso asumido por el Estado Nacional para eliminar las consecuencias de los actos de corrupción.

Por otra parte, la Fiscalía sostuvo que no resulta un impedimento para la incautación del dinero que la pena impuesta a Gostanián no haya quedado firme, en razón de que es una consecuencia accesoria de una condena que determinó el origen ilícito de bienes.

Un repaso de la maniobra investigada

El presidente de la Casa de la Moneda entre 1989 y 1999, Armando Gostanián, fue condenado a cinco años de prisión por el pago de sobreprecios que retornaban como comisiones en compras realizadas a la empresa alemana Atlantic Zeiser. El Tribunal Oral Federal N°4 dispuso, también, penas de tres años a los entonces vicepresidente y director de la institución, Juan Carlos Kalfaián y Rubén Chorbadjián, y de dos para al agente comercial Jorge Molina. Así, el TOF convalidó lo argumentado por el MPF: que los imputados sustrajeron caudales públicos cuya administración les había sido confiada, en razón de sus respectivos cargos como funcionarios del Estado.

El fiscal general explicó que el delito fue llevado adelante mediante la fijación de sobreprecios respecto a seis compras de insumos, efectuados por SECM a Atlantic Zeiser (AZ), con sede en la República Federal de Alemania. Y que Molina, como representante en Argentina de la empresa, prestó colaboración. Sin él, sostuvo la Fiscalía, no se podría haber cometido la sustracción del dinero. “La separación de los caudales pertenecientes al erario público se produjo cuando la Casa de la Moneda efectuó los correspondientes giros bancarios a la empresa AZ mediante los cuales se cubrió el pago de lo efectivamente comprado, y además el sobreprecio correspondiente -dinero sustraído-, quedando allí consumada la conducta imputada. En ese momento, quedan los fondos del erario público fuera del ámbito de custodia y disposición del Estado Nacional”, graficó el fiscal.