05 de octubre de 2022
05 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el debate intervino la Fiscalía General Nº6 ante los tribunales orales federales de la Capital Federal
Condenan a 20 años de prisión a un hombre acusado de cometer dos homicidios en la Villa 31 en el marco de una organización narcocriminal
El tribunal tuvo por acreditado que el imputado cometió dos asesinatos en el marco de un “ajustes de cuentas” vinculados al negocio del narcotráfico. Además lo condenaron por la tenencia ilegal de un arma de guerra. Los hechos ocurrieron en el año 2015.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°6 dio a conocer el martes los fundamentos de la sentencia por la cuál se condenó a 20 años de prisión a Juan Honorio Inga Arredondo por considerarlo coautor penalmente responsable del delito de homicidio simple, agravado por haberse cometido con violencia mediante el empleo de un arma de fuego  y por resultar autor del delito de tenencia ilegítima de arma de guerra.  Los jueces del tribunal, luego de escuchar los alegatos de la querella y del fiscal Diego Velasco -a cargo de la Fiscalía General N°6 ante los TOF- tuvieron por acreditado que el imputado cometió dos asesinatos en el marco de un “ajustes de cuentas” vinculados al negocio del narcotráfico.

El Tribunal refirió que las circunstancias, que el desarrollo del debate puso bajo la luz, resultaban abrumadoras y acreditaban que dentro de la Villa 31 bis existían distintas organizaciones narcocriminales, que se dividían los sectores teniendo cada cual un control de su jurisdicción donde manejaban la venta de estupefacientes y que, a fin de garantizar su negocio ilícito, llevaban a cabo hechos de violencia, como agresiones, amenazas, expropiación de viviendas e incluso hechos de homicidios, lo cual no sólo tenían en vilo a los vecinos de ese asentamiento sino que resultan un problema para la sociedad entera.

El representante del MPF acusó, oportunamente, a Juan Honorio Inga Arredondo, alias “Piedrita”, como coautor del delito de homicidio agravado por su comisión con un arma de fuego reiterado en cuatro hechos –uno de los cuales además es agravado por haber sido cometido con ensañamiento-, ello en concurso real con el delito de tenencia ilegítima de arma de guerra en calidad de autor y, en consecuencia, solicitó la prisión perpetua.

Sentando precedentes sobre este tipo de sucesos, culminó la investigación que en su momento estuvo a cargo de la Fiscalía Federal N°1 -que encabeza Jorge Di Lello- iniciada el 6 de junio de 2015 con el homicidio de Mónica Rojas Palma en la manzana 102 de la mencionada Villa 31 bis, hecho al cual se acumuló el homicidio de Diego Alejandro Giménez Verón, ocurrido el día 3 de julio de 2015 quien, previo a su ejecución, había sido retenido y torturado, para luego ser ejecutado de dos tiros sobre la calle 14 de aquél barrio. Posteriormente, se acumuló la investigación por el asesinato de Jean Marques Leao ocurrido el 5 de julio de 2015, quien fue ejecutado de 15 disparos sobre la manzana 108 y, finalmente, el homicidio de Maicol Sánchez Ircash ocurrido el 15 de julio de 2015, quien fue ejecutado de 13 disparos de arma de fuego.