09 de diciembre de 2022
09 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Investigación de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°1
Detienen e indagan a dos oficiales de la Policía de la Ciudad por el homicidio de un matrimonio en Parque Avellaneda
Lo dispuso la titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°63. Los sospechosos son dos agentes de la Comisaría Vecinal 9C que patrullaban la zona. Las víctimas fueron encontradas sin vida el 11 de junio, en su vivienda de la calle Garzón al 3500.

En el marco de la investigación desarrollada por la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°1, a cargo de Estela Andrades, este lunes se detuvo a un hombre y una mujer, oficiales de la Comisaría Vecinal 9C de la Policía de la Ciudad, por el homicidio de Alberto Antonio Chirico, de 71 años, y su esposa María Delia Speranza, de 63 años, quienes fueron hallados sin vida en la tarde del 11 de junio en el interior de la casa en la que vivían, en la calle Garzón al 3500 del barrio porteño de Parque Avellaneda.

Los efectivos policiales -un hombre y una mujer, que son pareja- fueron detenidos por orden de la titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°63, Vanesa Peluffo, quien los indagará este martes en orden al delito de “robo y homicidio criminis causae”. La hipótesis de la Fiscalía es que los sospechosos asesinaron a la pareja para robarles, valiéndose para ello de la confianza que estos les tenían por patrullar el barrio donde vivían.

El comienzo de la investigación

La investigación se inició el 11 de junio cuando, pasada las 14, una oficial de la Comisaria 9C patrullaba la cuadra de la vivienda del matrimonio cuando observó el portón de la casa entreabierto, por lo que tocó timbre para avisarles. Minutos después, apareció un vecino de una casa lindera y le dijo que no funcionaba, por lo que comenzaron a llamarlos a viva voz. Ante la falta de respuestas, el hombre le dijo a la oficial que la hija de la pareja vivía a unas cuadras, por lo que fue a buscarla.

Cuando la mujer ingresó a la casa encontró a sus padres muertos en la habitación de la vivienda, por lo que pidió ayuda. Al llegar el SAME y la policía se constató que el matrimonio había fallecido como consecuencia de sendos disparos en la cabeza. La vivienda estaba revuelta, aunque los electrodomésticos de valor seguían en su lugar.

La Fiscalía desarrolló diversas medidas que permitieron conectar a los sospechosos con el crimen. Se supo que el mismo día del crimen, la agente ahora detenida denunció en una comisaría de la Comuna 7 que le habían robado su arma reglamentaria -con la que habría hecho dos disparos para evitar el robo- y una gran suma de dinero que transportaba con ella en su automóvil. Asimismo, el análisis de las antenas de telefonía celular ubica a los imputados en la zona de la vivienda del matrimonio, en la franja horaria en la que los habrían asesinado.