12 de julio de 2024
12 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Fabián Céliz
Homicidio del periodista de Racing: declaró el presidente del club
Ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº23, Víctor Blanco dijo que se enteró lo sucedido cerca del mediodía: “Simplemente, me dijeron que había pasado un accidente, una muerte”.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº23 continuó el viernes con el juicio por el homicidio del periodista Nicolás Pacheco, en enero de 2013, en la sede que el club Racing tiene en el barrio de Villa del Parque. Durante la audiencia, declararon el actual presidente de la institución Víctor Blanco; el por entonces vicepresidente, Rodolfo Molina, y el encargado de la sede, Rubén Guevara. En el debate, interviene el fiscal Fabián Céliz.

Enrique Armando Rulet, de 32 años; Aníbal Domínguez Butler, de 60, y Juan Carlos Rodriguez de 26, están acusados de de golpear fuertemente, en forma reiterada y en diversas partes del cuerpo a Pacheco entre las 00:50 y las tres de la mañana del 24 de enero de 2013. Luego, la víctima fue arrojada a la pileta del club. Todo ocurrió dentro de la sede de Villa del Parque, sobre la calle Nogoyá 3045.

Según la autopsia, Pacheco tenía 15 heridas en su cuerpo pero fueron las que encontraron en su cráneo las que le causaron la muerte. Rulet, Domínguez Butler y Rodríguez están acusados de “homicidio simple”, un delito que prevé una pena que va desde los ocho a los 25 años de prisión.

El actual presidente de Racing, Víctor Blanco, era en ese momento vicepresidente segundo del club. Ante los jueces María Cecilia Maiza, Carlos Rengel Mirat y Luis María Rizzi, aseguró que sólo conocía a Domínguez Butler (a quién apodan “Vaquero”) porque lo veía en la cancha.

Blanco dijo que estaba en Mar del Plata ya que Racing jugaba contra River la noche del 24 de enero y que se enteró cerca de las doce del mediodía y por televisión. Luego, llamó al por entonces presidente, Gastón Cogorno: “simplemente me dijo que había pasado un accidente, una muerte” contó. Agregó que estaba muy consternado por la situación y que ese día en el partido Cogorno estaba “medio perdido”.

Rodolfo Molina era, en ese momento, vicepresidente primero. Antes, había sido presidente entre 2008 y 2011. Expresó que sólo conocía a “Vaquero” porque era un “hincha conocido en el club” pero que ni a los otros imputados ni a Nicolás Pacheco los identificaba. Recordó que Cogorno lo llamó cerca de las once de la mañana para contarle lo sucedido y que estaba “preocupado”. “Me dijo que había una persona fallecida en la pileta de Villa del Parque, que no sabía cómo pero estaba muy consternado”, indicó. Cuando una de las defensas le preguntó por la “Guardia Imperial” (la barra brava del club), dijo que “no estaba al tanto de nombres y apellidos” y que sólo conocía a Raúl Escobar, al que apodan “Huevo”.

A quien también le preguntaron por la barra de Racing fue a Rubén Guevara, presidente de la sede Villa del Parque. En la misma línea que Molina, indicó: “desconozco quién es el que coordina la Guardia Imperial, no sé el nombre de todos los que van a la cancha”.

La Fiscalía lo interrogó sobre la noche en que fue asesinado Pacheco. Expresó que se quedó a comer el asado que habían organizado en los quinchos algunos de los miembros de la facción “Racing Stones” y que cerca de la medianoche se fue, aunque recordó que se saludó con la víctima. Según su declaración, llegó a su casa, apagó el celular y cuando lo prendió a la mañana siguiente, vio las llamadas que le había hecho Domínguez Butler.

“Ellos estaba muy mal, me contaron que no lo encontraban a Nicolás y que después lo vieron dentro de la pileta, que había ocurrido una desgracia”, rememoró. Dijo, además, que estuvo en la sede hasta las cinco de la tarde junto a los abogados de Racing. Con respecto al funcionamiento del club, explicó que él era responsable de la subcomisión y que los asuntos administrativos, como los ingresos y egresos, los permisos los manejaba otro hombre.

Luego, declaró otro socio de Racing que era amigo de los imputados y de Nicolás Pacheco y que se enteró por Rulet de lo sucedido. “Me llamó llorando mas o menos a las cinco o seis de la mañana porque había ocurrido un accidente”, recordó. También, declararon una vecina de la sede y una compañera de trabajo de la víctima. El juicio continuará el próximo viernes 25 de noviembre con dos testigos: uno de ellos era parte de la seguridad de la sede.