18 de noviembre de 2018
18 de noviembre de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la fiscal Fabiana León
Megacanje: declaró Raúl Baglini
El ex senador y diputado radical presentó al Tribunal Oral Federal Nº4 la versión taquigráfica de una reunión reservada entre los miembros de la Comisión de Presupuesto y Hacienda con el secretario de Finanzas.

El Tribunal Oral Federal Nº4 escuchó hoy a dos de los testigos solicitados por la defensa de Domingo Cavallo, único imputado en la causa donde se lo investiga por "negociaciones incompatibles con la función pública". Este delito habría sido cometido durante los preparativos del denominado "Megacanje" y habría consistido en beneficiar a los bancos que participaron de la operación. Los jueces Néstor Costabel, Patricia Mallo y Enrique Pose adelantaron que los alegatos comenzarán el 22 de septiembre y que el lunes que viene, con cuatro videoconferencias y un último testimonio solicitado por la defensa, terminará el debate.

El primero en declarar fue el gerente de Asuntos Legales del Banco Central de la República Argentina, Marcos Eduardo Moiseeff, quién se remitió a un informe de la entidad de julio de 2001. Según explicó, cuando se trata de operaciones de origen de deuda, el Banco Central debe ser consultado. En el caso de reestructuraciones no es necesario: "Aunque en la antigua ley, estaba como característica y si se lo solicitaban, daba opinión".

Recién llegado de Mendoza, el ex senador y diputado radical Raúl Baglini presentó a los jueces la versión taquigráfica de un encuentro reservado que mantuvieron en 2001 los miembros de la Comisión de Presupuesto y Hacienda con el entonces secretario de Finanzas, Daniel Marx. Allí, se habrían comentado los lineamientos básicos del megacanje.

"La reunión fue reservada porque la filtración o difusión de los datos podía poner en riesgo la operación" recordó. Baglini intentó relatar cual era el contexto de la negociación: "Algunos de los diputados dijeron que el megacanje era patear para adelante el problema; yo diría que sirvió para conseguir más adelante mejores condiciones".

Ante las preguntas de la fiscal Fabiana León, dijo que estaba previsto un deterioro de las condiciones macroeconómicas del país. "¿Había entonces riesgo de default?", interpeló la representante del Ministerio Público. "El riesgo de default selectivo o parcial era alto", dijo el ex senador. Hacia el final de su declaración, volvió a resaltar la dificultad de una reestructuración: "Siempre es un paso para ganar tiempo". Por último, destacó que a los bancos se les pagó un tercio de la comisión acordada aunque recordó que hubo quejas de algunos de los diputados sobre el valor.