21 de abril de 2024
21 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 56
Procesaron con prisión preventiva al hombre acusado de causar un incidente de tránsito en el que murieron dos taxistas
El hecho ocurrió en la madrugada del 2 de febrero, cuando el acusado impactó a gran velocidad contra cinco taxis que se encontraban estacionados frente al Hipódromo Argentino de Palermo. El narcotest dio positivo para las sustancias THC (marihuana) y metanfetaminas.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 58 procesó con prisión preventiva al hombre acusado de causar un incidente de tránsito en el que murieron dos taxistas y fueron heridas otras tres personas. La jueza Rita Acosta solicitó además un embargo de cuatro millones de pesos para G.P., quien al momento del hecho manejaba un automóvil bajo los efectos de estupefacientes, sin control y a gran velocidad, en violación de la ley de tránsito. En la investigación interviene la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 56.

Se le imputa a P. haber violado los deberes objetivos de conducción responsable al colocarse “de forma imprudente y negligente” al volante de su propio vehículo, previa ingesta de estupefacientes. El hecho ocurrió en la madrugada del 2 de febrero sobre la Avenida del Libertador, frente al Hipódromo Argentino de Palermo. Tras perder el control de su vehículo, el acusado embistió a gran velocidad a cinco vehículos de alquiler que se encontraban estacionados, lo que devino en la muerte de dos de los taxistas, y en heridas leves de los otros tres. El narcotest dio positivo para las sustancias THC (marihuana) y metanfetaminas.

Tras negarse a declarar en un primer momento, P. amplió sus dichos y contó que ese día por la noche se había encontrado con un amigo en los bosques de Palermo a charlar, y donde ambos fumaron juntos un cigarrillo de cannabis sativa, antes de ir a un cumpleaños en un bar. Luego, el acusado se dirigió junto a un grupo de amigos a un boliche bailable, en donde aseguró que varios desconocidos le convidaron agua de distintas botellas, una práctica muy común, según sus propios dichos. Tras sentirse mal, decidió dirigirse a su auto con la intención de dormir en él, pero en vez de eso, puso en marcha el vehículo para regresar a su hogar en Núñez.

El imputado reconoció haberse quedado dormido al volante. El narcotest dio positivo en las sustancias THC y metanfetaminas.

En su indagatoria ante el fiscal Edgardo Orfila, P. reconoció haber fumado marihuana, pero que tener que volver manejando a su hogar en ese estado no lo sentía como una condición limitante ya que “nunca me representó una imposibilidad de manejarme en algo”, a pesar de manifestarse “consciente de las leyes de tránsito”. El imputado reconoció haberse quedado dormido al volante y, tras haber sido trasladado al hospital Rivadavia, se le practicó análisis de narcotest, que dio positivo en las sustancias THC y metanfetaminas. Además, en la inspección de su automóvil se encontraron dos cigarrillos de marihuana ya encendidos. Su defensa solicitó la excarcelación y la libertad morigerada, que le fueron denegadas.

La jueza dictó su procesamiento con prisión preventiva por el delito de homicidio ocasionado por la conducción imprudente agravado por hacerlo bajo los efectos de estupefacientes.

En su resolución, la jueza Acosta destacó que “se puede aseverar que P. ha violado su deber de cuidado al aumentar el riesgo jurídicamente permitido dentro de la actividad que desarrollaba, toda vez que no actuó con precaución, al circular sin el debido cuidado, control y prevención, a una velocidad excesiva, y al haber consumido sustancias estupefacientes antes y/o durante la conducción, con lo cual disminuyó su aptitud para el manejo, tanto que presumiblemente dormido, fue determinante del resultado final”. De esta manera, dictó su procesamiento con prisión preventiva por el delito de homicidio ocasionado por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un automotor, agravado por hacerlo bajo los efectos de estupefacientes y por haber sido más de una las víctimas fatales, en concurso ideal con lesiones leves ocasionadas por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un automotor, agravada por haber conducido bajo los efectos de estupefacientes y por haber sido más de una las víctimas lesionadas, además de mandar a trabar embargo por cuatro millones de pesos.