30 de enero de 2023
30 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°42
Realizaron un nuevo allanamiento en la vivienda de Claudia Ferro
Participaron perros adiestrados para detectar rastros humanos. Se practicó un estudio con georadar y se tomaron termofotografías.

En el marco de la investigación desarrollada por la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°42, a cargo de Carlos Arturo Velarde, y por orden de la jueza Alicia Iermini, del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°21, el pasado 11 de octubre se llevó a cabo un nuevo allanamiento en la vivienda de Claudia Ferro, la mujer cuyo paradero se desconoce desde el 30 de diciembre pasado. El procedimiento, que incluyó la realización de diferentes tareas de búsqueda de rastros, terminó de concretarse en las jornadas del 18 y 24 de octubre.

La medida, realizada en el domicilio de la calle Corvalán al 400 del barrio porteño de Villa Luro, tenía como fin realizar un nuevo rastrillaje en la vivienda con el objeto de encontrar elementos de prueba de interés para la pesquisa, por lo que se convocó a personal de la Organización No Gubernamental Civil de Campana, que concurrió con perros especializados en la búsqueda de restos cadavéricos. Así, al inspeccionar el domicilio, uno de los canes detectó la presencia de un rastro en el fondo del inmueble, por lo que se efectuaron excavaciones al efecto.

También se tomó una muestra de una pared medianera ante la sospecha de que presentaba manchas de sangre. El materia se remitió a la División Identificación por ADN de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de la Gendarmería Nacional, a los fines de que establezcan fehacientemente si se trata de restos hemáticos y, en caso de que así sea, extraer un perfil genético.

Debido a las inclemencias del tiempo, debió suspenderse el examen con georadar, a cargo de peritos de la Gendarmería, el cual se realizó finalmente el 18 y 24 de octubre pasado, con participación de especialistas del Grupo de Antropología Forense. A los efectos, personal de la División Bomberos de la Policía Federal Argentina, removió tierras y escombros del fondo de la vivienda, con el objeto de alisar y limpiar la superficie para realizar el estudio, al tiempo que se termofotografió las paredes, lo que permitió el hallazgo de escombros y residuos enterrados, pero que no resultaron de interés para la investigación.

La pesquisa se inició el 30 de diciembre pasado, cuando vecinos denunciaron en la Comisaría N°54 que dos personas habían ocupado la vivienda de Ferro, a quien no se volvió a ver en su domicilio desde entonces.

Por otra parte, se permitió el ingreso al inmueble de dos familiares de Claudia Ferro para que tomaran conocimiento del procedimiento practicado y sus resultados, quienes se mostraron conformes con las labores realizadas.

Una vez que concluyó el allanamiento, se franjó la puerta de acceso al inmueble de la calle Corvalán y se dispuso la presencia de una consigna policial a cargo de un oficial de la Seccional N°54 de la Policía de la Ciudad.

La investigación

La pesquisa se inició el 30 de diciembre pasado, cuando vecinos denunciaron en la Comisaría N°54 que dos personas habían ocupado la vivienda de Ferro, a quien no se volvió a ver en su domicilio desde entonces.

En ese contexto, el fiscal Velarde requirió la colaboración de distintos organismos para dar con el paradero de la mujer de 52 años. Asimismo, se analizaron sus comunicaciones telefónicas, los movimientos de su tarjeta SUBE, se pidieron informes a Facebook en relación a su perfil en la red social y se solicitaron datos a las compañías aéreas que operan en nuestro país y a los distintos hospitales y morgues, sin que se pudiera determinar dónde está Ferro.

Además, se practicaron diversos allanamientos en la vivienda de la calle Corvalán, con el fin de determinar si la mujer había sido víctima de algún hecho violento, los cuales hasta ahora no arrojaron resultados que permitan establecer qué ocurrió con la propietaria. Se individualizó a los ocupantes, quienes fueron identificados como Carlos Gutiérrez Manrique, Claudia Perdomo Montilla y Ezequiel, quien apareció ante los medios de comunicación disfrazado de ratón Mickey.

Para el examen con el georadar, personal de la División Bomberos de la PFA removió tierras y escombros del fondo de la vivienda, con el objeto de alisar y limpiar la superficie. También se termofotografiaron las paredes.

Oportunamente, se extrajeron testimonios para que la Justicia Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires interviniera en la investigación por la usurpación, pero la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional resolvió que la investigación debía continuar ante la Justicia Nacional, que intervenía en la averiguación de paradero.

Finalmente, el pasado 17 de agosto, Gutiérrez Manrique y Perdomo Montilla fueron indagados por la jueza Alicia Iermini. En su declaración Gutiérrez Manrique sostuvo que conoció a Ferro hace nueve años, cuando la mujer realizaba actividades artísticas en la Avenida Corrientes y él vendía artesanías en la calle. El hombre viajó por distintos países sudamericanos hasta que, el año pasado, regresó a la Argentina en compañía de Claudia Perdomo Montilla, de nacionalidad venezolana. A días de haber retornado al país, Gutiérrez Manrique se comunicó con Claudia y trabaron amistad nuevamente. Incluso, manifestó que habían viajado juntos a la ciudad bonaerense de Chivilcoy.

Asimismo, el imputado declaró que el 22 o 23 de diciembre pasado Ferro lo llamó y le dijo que se iría de viaje como mochilera probablemente a Brasil, por lo que le pidió que se quedara a cuidar su casa y sus tres perros. Gutiérrez Manrique y Perdomo Montilla se instalaron en la vivienda de Corvalán 489, donde permanecieron hasta ayer, cuando decidieron abandonar la vivienda, tras reconocer el clima de tensión permanente que hay con los vecinos, quienes los acusan de estar relacionados con la desaparición de Ferro para usurpar la vivienda.