03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A 18 años de la voladura del arsenal
El rol de los fiscales en la causa por la explosión de la fábrica militar de Río Tercero
En febrero de este año, los fiscales Trotta, Gonella y Lega habían solicitado el procesamiento del ex presidente Carlos Menem por estrago doloso agravado por muerte de personas. Ayer quedó confirmada la imputación como instigador de la explosión de la fábrica.

El juez federal de Río Cuarto, Carlos Ochoa, dictó el procesamiento del ex presidente Carlos Menem por la voladura de la fábrica militar de Río Tercero. Al hacerlo, confirmó el pedido que había realizado el Ministerio Público Fiscal en febrero pasado. En esa oportunidad, los fiscales Carlos Facundo Trotta, a cargo de la Fiscalía General n° 2 ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal de Córdoba, Carlos Gonella, fiscal general a cargo de la Procelac, y Guillermo Lega, fiscal federal de Río Cuarto, habían solicitado que se responsabilizara al ex mandatario por la explosión intencional del establecimiento que dependía de Fabricaciones Militares, y que causó la muerte de siete personas, heridas a decenas e importantes daños materiales.

En su escrito, los fiscales sostuvieron que del análisis que había realizado en su momento el Tribunal Oral en lo Penal Económico Nº 3 (TOPE), junto al resto de las pruebas reunidas, “nos permite sostener y reafirmar, con un grado de convicción muy cercano a la certeza, que el imputado Carlos Saúl Menem tuvo directa intervención en los ilícitos cuyo ocultamiento fue el motivo deliberado de la explosión” de Fabricaciones Militares. Más adelante, agregaron que “la hipótesis acusatoria radica en que la explosión premeditada del barril de trotyl ocurrida en la Planta de Carga de la FMRT”, que generó la posterior explosión, “fue realizada con el único propósito de ocultar un faltante de armas y municiones de la fábrica, las cuales fueron vendidas a Croacia y Ecuador”.

En definitiva, los magistrados del MPF habían señalado que los nuevos elementos probatorios poseían mucho más valor que meros indicios. Y la justicia así lo entendió y ordenó el procesamiento.

En declaraciones a Fiscales, Trotta señaló que estaban conformes con el fallo del juzgado federal de Río Cuarto, “ya que fue un pedido que nosotros hicimos, al que luego se acopló la querella”. Asimismo, también mostró conformidad porque la sentencia replicó los fundamentos que los representantes del MPF habían señalado en el pedido de procesamiento. En este sentido, el titular de la Procelac, Carlos Gonella destacó que “a partir de la nueva configuración de la hipótesis delictiva como dolosa, tras una pericia química ordenada a solicitud de la fiscalía en el  año 2003, siempre se sostuvo que el móvil de las explosiones fue ocultar un faltante de armas que se había exportado ilegalmente hacia Ecuador y Croacia”. Por eso, señaló que para el grupo de fiscales que pidieron el procesamiento, “como los decretos que autorizaron esa operación ilegal fueron firmados por el ex presidente Menem, sobre él recae la sospecha de haber tomado la decisión de ocultar ese faltante haciendo explotar la Fábrica Militar de Río Tercero”.

Gonella agregó que pese al fallo absolutorio del TOPE en 2011, “nosotros insistimos con el procesamiento de Menem. Ahora que la Cámara Federal de Casación Penal lo condenó, se ratifica eso que veníamos diciendo hace rato”. Sobre el fallo del TOPE, Trotta además señaló que, más allá del sobreseimiento, de todas maneras ese tribunal había reconocido que para que salieran las armas fue necesario que existiera falsedad ideológica en los decretos que convalidaron la transacción.

El fiscal federal Guillermo Lega también dijo estar conforme con el fallo, aunque señaló que hubiera preferido que el tema no tardara tanto en resolverse. Más allá del tiempo que transcurrió entre el hecho y la sentencia que lo procesa al ex presidente, Lega destacó el trabajo conjunto que realizaron los tres magistrados del MPF desde que tomaron contacto con la causa. Por otra parte, también comentó que, luego de que le notificaran el fallo, solicitó ante el juez que aclarara por qué delito se lo procesaba a Menem, ya que la resolución, si bien lo daba a entender en los fundamentos, de todas maneras no había contemplado esa parte en el resolutivo. Así, en el día de ayer, el juez federal ad-hoc Roberto Vollenweider subsanó esa parte de la sentencia y especificó que el ex mandatario había sido procesado como instigador del delito de estrago doloso agravado por muerte de persona.

“Me parece sumamente importante que tras 18 años de trámite pueda dirimirse en juicio oral toda la cadena de responsabilidades que causó un hecho de consecuencias gravísimas”, añadió Gonella. Trotta, además, compartió la idea de que si Menem estaba condenado por la venta de armas, y la explosión de Río Tercero se había realizado para ocultar el faltante de armamento vendido a Ecuador y Croacia, el ex presidente también debía responder por este último hecho. Todo esto, dijo, fue tenido en cuenta por el juez Ochoa.