28 de mayo de 2024
28 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Investigación de la instrumentación y ejecución de la operación financiera durante el gobierno de De la Rua
Solicitaron a Casación que revoque los sobreseimientos a los responsables del Megacanje
El fiscal General ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal Germán Moldes presentó un recurso de Casación para que se continúe investigando a de los responsables del Megacanje de 2001.

El fiscal General ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal Germán Moldes presentó un recurso para que la Cámara de Casación Penal revoque los sobreseimientos dictados el 5 de junio pasado a favor de varios de los responsables del megacanje de 2001. Aquella operación financiera consistió en el cambio de títulos públicos de la deuda por 50 mil millones de dólares para postergar vencimientos.

Para Moldes, el decreto 648/01 del 16 de mayo de 2001 tuvo un proceso de "gestación muy particular". Los responsables sobreseídos por los jueces de la Sala II Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah son: el diputado por el PRO Federico Sturzenegger, el ex secretario de Hacienda Jorge Amadeo Baldrich; el ex subdirector de Financiamiento Julio Dreizzen; el ex asesor de Cavallo, Horacio Tomás Liendo; el ex director Financiación Externa de la Oficina Nacional de Crédito PúblicoNorberto López Isnardi; el ex procurador del Tesoro de la Nación Ernesto Alberto Marcer; el ex Director Nacional de Crédito Público Carlos Federico Molina, y el ex jefe de Gabinete de Asesores del Ministro de Economía Guillermo Mondino. Además, los camaristas consideraron que en el caso del banquero estadounidense David Mulford, la acción penal "se encuentra prescripta".

Los nombrados están acusados de haber incrementado los valores de la deuda y de haber favorecido a varios bancos en el proceso. En su recurso, el representante del Ministerio Público explicó lo que denominó como "la trastienda de la operación". "Existió una tramoya que tendió a favorecer a ciertos amigos de quines llevaban adelante esa operación en nombre del Estado", describió el fiscal.

Todos los nombrados "han tenido intervención en los hechos" ya sea desde que dieron amparo hasta que colaboraron con darle visibilidad a la maniobra. Para Moldes, la resolución de la Cámara no atendió a que esto se trata de "actos de corrupción" así como parcializó las responsabilidades de los funcionarios.

La "idea del megacanje"

El fiscal detalló, en base a testimonios que constan en el expediente, que nunca se había utilizado para la redacción de esta clase de decretos un asesor externo, en referencia a Liendo. También, explicó, en base a las publicaciones de los diarios de aquelos años, que Cavallo, a poco días de haber asumido el cargo de ministro de Economía, acudió en busca de ayuda a Muldorf.

Por otra parte, el fiscal describió la maniobra como una "tercerización" de la tarea, así como describió a las charlas y negociaciones con los bancos intervinientes como "inéditas". Luego, recordó que desde marzo de 2001 que las entidades bancarias habían presentado sus proyectos al respecto de la renegociación de la deuda y sus posibles variantes.

En abril de ese año, las autoridades oficializaron la decisión de llevar adelante el canje y realizaron vía telefónica contacto con ciertas entidades bancarias para que en tres días le mandaran propuestas sobre el tema. Cuatro fueron las presentaciones realizadas a término: CSFB, JP Morgan, Morgan Stanley y Lehman Brothers. Además, se reunieron con los funcionarios del Ministerio de Economía los responsables de la propuesta 1: Banco Galicia y Buenos Aires S.A; Banco Santander Central Hispano, BBVA Banco Francés, Credit Suisse First Boston Corporation, HSBC Bank Argentina, Jp Morgan Securities Inc y Salomón Smith Barney.

Proceso de implementación

Luego, el decreto 648/01 aprobó la operación del canje, designó al sindicato de bancos y estableció las comisiones. El Ministerio de Economía convalidó el mecanismo de esa operación para el tramo internacional. Para dar cumplimento a la operación, debía intervenir Molina (procurador del Tesoro) aunque según se detalló en el escrito, su actitud fue "meramente formal" en lugar de realizar una "fiscalización meditada del proceso".

Para Moldes, durante la estipulación de precios mínimos, el Estado realizó una "subordinación del interés público al privado", llevando las conversaciones con los bancos "a un extremo nunca antes visto". No obstante, los valores "no fueron del agrado de las entidades" por lo que el domingo 3 de junio de 2001 se realizó una reunión donde se discutieron los escenarios tras el cierre de ofertas.

"Con posterioridad al cierre del período de recepción de ofertas, se recibieron notas solicitando la modificación de los datos de las posturas", algo que Moldes calificó irónicamente como una "nueva originalidad":

Prescripción de la causa para Muldorf

En otro escrito presentando ante la Sala II, Moldes cuestionó la decisión de declarar prescripta la acción penal en la causa, lo que ocasionó el sobreseimiento del banquero. Muldorf nunca compareció ante el juez, pese a haber sido correctamente notificado y citado. Moldes explicó que Cavallo ("el otro gran responsable") no sólo compareció sino que fue procesado y actualmente su causa está radicada en el Tribunal Oral Federal N°4.

El representante del MPF sostuvo que a Muldorf se le puede imputar la "malversación de caudales públicos", cuya sanción máxima es de 10 años y dado que Isnardi ejerció la función pública hasta agosto de 2010, "la acción criminal contra Muldorf está vigente hasta agosto de 2020".

Todos los funcionarios públicos y asociaciones de privados que intervinieron "deben responder penalmente por sus ilícitas acciones", sostuvo Moldes. Además, relató en el escrito que, a pesar de la captura internacional que el juez solicitó en 2012 para que se presentara a declarar, "a Muldorf nunca llegamos a conocerle la cara".

"Es impropio disponer el sobreseimiento de Muldorf ya que no están dadas las condiciones sustanciales para hacerlo". Es decir, no transcurrió el plazo necesario de prescripción y además, la resolución se basa en único argumento que no es hábil para sustentar.

Para Moldes, "necesitamos con urgencia un renovado Código de Procedimientos que realmente sea una herramienta apta para combatir la delincuencia". Y siguió: "toda la delicuencia, desde la que viste trajes cortados por maestros sastres de Savile Row y corbatas de Place Vendôme hasta la que duerme en ranchadas bajo la utopista y come de la olla popular":