14 de julio de 2024
14 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La unificación de seis causas que tramitaron por separado durante la instrucción
Comenzó en Salta un juicio a militares, policías y un gendarme por 30 víctimas
El debate arrancó ayer con la lectura de las acusaciones que incluyen hechos ocurridos a lo largo de 1976. Las víctimas son militantes políticos, universitarios y del entorno del gobernador Ragone. Interviene el fiscal Francisco Snopek.

Un ex jefe militar, uno de la Gendarmería y cuatro ex jerarcas policiales salteños comenzaron a ser juzgados desde ayer por crímenes de lesa humanidad en Salta, en el marco de un debate que unificó seis causas que durante la instrucción tramitaron por separado y abordan, en total, los crímenes padecidos por 30 víctimas.

El proceso está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta, integrado por los jueces Federico Santiago Díaz, Mario Marcelo Juárez Almaraz y Gabriel Casas, con la intervención del fiscal general Francisco Snopek. La primera audiencia comenzó ayer con la lectura de los requerimientos de elevación a juicio. El debate se realizará los lunes y retomará las audiencias recién el 19 de octubre, tras el feriado del 12.

Los acusados que llegaron a juicio son el ex jefe del Regimiento de Infantería de Monte 28, Héctor Luis Ríos Ereñú, los ex jefes de la Policía provincial, Miguel Raúl Gentil y Virtom Modesto Mendíaz, el ex jefe del Escuadrón 20 de la Gendarmería Nacional en Orán, Diego Alejandro Varas, el ex director de Seguridad de la Policía salteña, Joaquín Guil, y el ex comisario a cargo de la seccional de Embarcación, Arturo Madrigal.

Las únicas acusaciones que no se leyeron ayer son las que involucran a Ríos Ereñú, quien sigue el juicio por videoconferencia desde su domicilio a raíz de problemas de salud. Inconvenientes técnicos no permitieron que el ex militar pudiera visualizar y escuchar el debate por ese dispositivo, y, por ese motivo, cuando se reanude el debate el próximo 19 de octubre el tribunal comenzará con la lectura de las acusaciones que pesan en su contra.

Acusados y acusaciones

De acuerdo con los requerimientos de elevación a juicio del fiscal Eduardo Villalba, Ríos Ereñú está acusado en una de las causas como coautor mediato de la privación ilegítima de la libertad y el homicidio de Juan de Dios Ortiz. También, fue acusado como autor mediato del secuestro de otras seis personas, de las cuales cuatro fueron asesinadas (tres de ellas, aún desaparecidas).

En otra de las causas, Ríos Ereñú también es juzgado como autor mediato por la privación ilegal de la libertad y los homicidios de Mario Bernardino Luna Orellana, Sergio Wenceslao Copa, Santos Abraham Garnica, David Reina León Paz y Silvia Ruth Sáez de Vuistaz.

Este último caso es el único por el que llegó a juicio el ex jefe de la comisaría de Embarcación, Arturo Madrigal.

En tanto, el ex jefe de la Policía de la Provincia de Salta, el entonces teniente coronel Miguel Raúl Gentil, y el ex jefe local de la Gendarmería, Diego Alejandro Varas, están sindicados como autores mediatos del secuestro y la desaparición de Raúl Benjamín Oroses, quien era secretario general del Sindicato de los Trabajadores Rurales - Delegación Embarcación Seccional 318, integraba la Acción Católica y militaba en la Juventud Peronista.

Gentil, además, está imputado por el secuestro y desaparición de Carlos Humberto García, Nora Ester Saravia de García, Carlos Alberto Rivero y Pedro José Tufiño. Por esos mismos hechos, también llegan a juicio Joaquín Guil y Virtom Modesto Mendíaz.

Otra de las seis causas arribadas a juicio es conocida por el nombre de su único imputado, el ex jefe policial Gentil. En ella, se juzgan los hechos que afectaron a 16 víctimas, 13 de las cuales fueron asesinadas, y de la privación ilegal de la libertad agravada de otras tres personas que sobrevivieron.

El también ex jefe policial salteño entre septiembre y diciembre de 1976, Virtom Modesto Mendíaz, está imputado por el secuestro y la desaparición de Raúl Humberto Machaca y Daniel Roberto Loto Zurita.

Por su parte, el ex jefe de la Dirección de Seguridad policial, Joaquín Guil, debe responder en este juicio por el secuestro y desaparición de García, Saravia de García, Rivero, Tufiño, Machaca y Loto Zurita.

Las seis causas que llegaron a juicio tratan los siguientes casos:

Caso Ortiz

Juan de Dios Ortiz fue secuestrado en la noche del 20 de marzo de 1976, cuando un grupo de personas "vestidas de color oscuro y que usaban botas", dice la acusación leída ayer en el juicio, "entró violentamente" a su casa de San Ramón de la Nueva Orán. Lo levantaron de su cama, "le permitieron que se pusiera las alpargatas y lo sacaron de la casa para subirlo a un auto negro, luego de lo cual su familia no volvió a tener noticias de él", agrega el requerimiento de elevación a juicio. Ortiz había realizado el Servicio Militar Obligatorio entre 1974 y 1975 y luego quedó como reservista, pero "se negó a retornar al Ejército cuando fue requerido, lo cual le valió ser sindicado como opositor al régimen".

Caso Osores

El sindicalista Osores fue secuestrado luego de que se presentara voluntariamente en la Sección "Embarcación" de la Gendarmería Nacional el 10 de abril de 1976. El 24 de marzo, personal de esa fuerza de seguridad había irrumpido en su domicilio y se había llevado a su concubina. De acuerdo con las pruebas, Osores fue derivado al día siguiente al Escuadrón 20 de Orán, donde pudo ser visitado por su madre y su hermana.

Pero el 7 de mayo, fue trasladado al penal de Villa Las Rosas, donde no le permitieron recibir visitas. "A pesar de constar en el libro de novedades del mencionado instituto penitenciario su liberación el 12 de mayo de 1976, nunca se concretó, sin conocerse su destino hasta el presente", señala la acusación de la Fiscalía.

Caso "Menena" Montilla

En esta causa, se juzga a Ríos Ereñú por los secuestros de dos víctimas reaparecidas y los secuestros seguidos de muerte de otras cuatro personas, tres de las cuales se encuentran desaparecidas.

Raúl Arajo, militante de la Federación Juvenil Comunista de Orán, desapareció el 13 de enero de 1976 cuando se dirigía a su lugar de trabajo.

En tanto, en la madrugada del 23 de agosto de ese mismo año, Benita Giménez de Medina fue secuestrada de su domicilio por "aproximadamente diez sujetos enmascarados que la amordazaron y se la llevaron, sin que hasta el momento se tengan noticias de ella".

El 13 de marzo, la militante justicialista Nicolasa del Valle "Menena" Montilla fue secuestrada por cuatro hombres encapuchados que se la llevaron de su casa de Tartagal. Su cuerpo fue hallado en un camino a 10 kilómetros de aquella ciudad, "con numerosos impactos de proyectiles de gran calibre y hematonas".

En tanto, Gregorio Tufiño Ruiz fue secuestrado en septiembre de 1976 por la noche, "sin que hasta el momento se tengan noticias de su paradero".

Las otras dos víctimas sobrevivientes de esta causa eran militantes de la Juventud Peronista y fueron secuestradas el 24 de marzo de 1976. Permanecieron en esa condición hasta el 14 de abril y el 6 de junio, respectivamente, en el Regimiento de Monte 28 de Tartagal.

Caso "UNSA II"

Esta causa es la que tuvo como víctimas a García, Saravia de García, Rivero, Tufiño, Machaca y Loto Zurita, todos -secuestrados en distintos momentos de 1976- relacionados con la comunidad de la Universidad Nacional de Salta (UNSA). Por sus casos, están acusados Guil, Mendíaz y Gentil.

Carlos Humberto García y Nora Ester Saravia, secuestrados el 13 de agosto de 1976, integraban el Grupo Universitario de Trabajo (GUT); Raúl Humberto Macha, era contador y pertenecía a la Lista Azul de la UNSA; Carlos Alberto Rivero militaba en el PRT-ERP y tenía activa participación en la política universitaria; Pedro José Tufiño estudiaba Ciencias Económicas y era empleado administrativo de la universidad; y Daniel Loto Zurito militaba en la Juventud Peronista.

Caso Luna Orellana

Las cinco víctimas que forman parte del objeto procesal de esta causa fueron secuestradas también 1976 en sus domicilios de Orán (tres casos) y de Embarcación y Rivadavia (en los otros dos). En diferentes hechos participaron, según la declaración testigos, miembros de la Policía Federal con el apoyo de la Gendarmería Nacional.

Causa Gentil

La causa está integrada por los hechos que afectaron a 16 víctimas en total, trece de las cuales fueron asesinadas. Una particularidad es que cuatro de las víctimas formaron parte del entorno del asesinado gobernador Miguel Ragone.