01 de junio de 2020
01 de junio de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El juicio a 18 acusados por la coordinación represiva de las dictaduras del Cono Sur
Operación Cóndor: la fiscalía inicia la exposición de los alegatos
Tras las exposiciones de la querella y al cabo de más de dos años de debate, el fiscal Ouviña iniciará hoy el alegato por los crímenes cometidos en el marco de una asociación ilícita internacional.

El fiscal general Pablo Ouviña comenzará hoy a exponer el alegato en el juicio que se le sigue a 18 acusados por su intervención en crímenes de lesa humanidad en el marco de la asociación ilícita internacional denominada Operación Cóndor, la coordinación represiva para la persecución de disidentes políticos orquestada por los gobiernos dictatoriales del Cono Sur principalmente en la década del '70.

La exposición comenzará esta mañana ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de la Capital Federal, y se estipula que culminará tras un mes y medio de audiencias, que se llevan a cabo los martes y los viernes. El fiscal Ouviña contará con la asistencia de la fiscal ad hoc Mercedes Moguilansky y del equipo de la Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos que interviene en el caso.

El alegato de la fiscalía comienza tras más de dos años de proceso oral y público -inició el 5 de marzo de 2013- y se realiza en dos causas que llegaron a juicio por separado pero que comparten el objeto procesal. Una, por la Operación Cóndor; la otra, por crímenes en el centro clandestino de detención Automotores Orletti, que era un apéndice de aquél plan de coordinación represiva. En conjunto, totalizan los casos de 174 víctimas.

La investigación y el mismo debate demandaron la realización de diligencias en países vecinos, como la visita al "Archivo del Terror" en Paraguay, que reúne la documentación elaborada por la policía del dictador Alfredo Stroessner, y la reunión con organizaciones y funcionarios locales para el diligenciamiento de pedidos de información.

Sólo dos de los 18 acusados que llegan a esta instancia del proceso son considerados autores directos. El resto fueron jefes o "autores de escritorio".

En un informe audiovisual realizado hace dos años por la Dirección de Comunicación Institucional de la Procuración General, el fiscal Ouviña definió la "lógica" que guió a los promotores de la Operación Cóndor: "La subversión, por su forma de actuar, no tiene fronteras. Para nosotros, las fronteras clásicas son ficticias y nos generan un problema. Entonces, tenemos que enfrentar un problema nuevo, que no conocemos, con unos límites que el contrincante no adopta. Las fronteras nos complican, las fronteras nos molestan: todos tenemos el mismo problema; los chilenos piensan que lo tienen, así como los argentinos, los uruguayos, los paraguayos, los bolivianos, los peruanos y los brasileros. Para la lucha contra la subversión, eliminamos las fronteras".

El fiscal explicó también que "en principio, la Operación Cóndor nace como una operación de inteligencia. Pero no es sólo eso. Comparten información, comparten personas, se empiezan a hacer operaciones conjuntas, se autoriza al traslado de personas, la intervención de interrogatorios ilegales por fuerzas conjuntas. Fue un intercambio de información, fue intercambio de personas, de prisioneros, no tener fronteras para nada. Lo único es que sí se pedía autorización. Tenía que haber convenios y, sobre todo, reciprocidad".