16 de julio de 2024
16 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La investigación de la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora
El caso de los hermanos Ramírez, la complicidad judicial en la apropiación de niños
Fiscales presenta un informe audiovisual sobre la historia de tres hermanos que en 1977 fueron testigos del asesinato de su madre y, con la aquiescencia judicial, separados de su familia y confinados en un hogar durante más de seis años. Sufrieron malos tratos y humillaciones. Hoy viven en Suecia y son querellantes de la causa que tiene cuatro procesados.

El 14 de marzo de 1977 los hermanos Alejandro, María Ester y Carlos Ramírez, de 2, 4 y 5 años de edad, fueron testigos de los homicidios de su madre, Vicenta Orrego, y de sus compañeros Florencia Ruibal y José Luis Alvarenga, ejecutados por fuerzas militares y policiales en una vivienda del barrio San José, en el partido de Almirante Brown. Carlos, incluso, resultó herido. Por entonces, Julio Ramírez Domínguez, el padre de los niños, estaba detenido como preso político desde 1974.

Los niños quedaron en ese momento desamparados y los vecinos los llevaron al Tribunal de Menores N°1 de Lomas de Zamora, a cargo de la jueza Marta Delia Pons (fallecida). Pese al reclamo de su tía biológica, que viajó desde Paraguay a buscar los niños, el Tribunal confinó durante más de seis años a los tres hermanos en el Hogar de Belén, que dependía de una institución católica. Allí fueron víctimas de maltratos y humillaciones, que incluyeron el frecuente abuso sexual.

La jueza Pons inició un expediente de guarda en el que -según describió el fiscal Sergio Mola- se violaron "todas las disposiciones que regían en la materia".

La Corte Suprema de Justicia ordenó finalmente en 1983 la entrega de los niños a su padre, entonces exiliado en Suecia. Desde entonces, los tres hermanos viven en aquél país junto su papá.

Desde diciembre pasado, la ex titular del "Pequeño Hogar de Belén" de Banfield, Dominga Vera (81 años), el ex "padrino" de esa institución, Juan Carlos Milone (91), la ex secretaria del tribunal de menores, Nora Susana Pellicer (63) y la psicóloga María Teresa Gómez (69) están procesados por los delitos vinculados a la apropiación de los niños y, con la excepción de la funcionaria judicial, también por violación.

La causa es impulsada por el fiscal de Lomas de Zamora, Sergio Mola. Los hermanos son querellantes y tienen una activa participación en el expediente a través de su abogado Luis Valenga.

El fiscal Mola hizo llegar su agradecimiento a través de Fiscales para las víctimas, la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, la Unidad Especializada en casos de Apropiación de Niños y Niñas durante la última dictadura, el personal de la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora y al Juzgado Federal N°2 de Lomas de Zamora.

Entrevistas y producción: Lucas Miguel
Montaje: Martina Seminara
Dirección: Roberto Leonardo

Duración: 29:06