29 de enero de 2023
29 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El empresario está acusado de crímenes de lesa humanidad en Jujuy
Ledesma: pidieron a Casación que revoque la admisión de un amicus curiae a favor de Blaquier
Javier De Luca presentó un recurso contra la admisión del jurista Richard Goldstone como "amigo del tribunal". Denunció graves defectos de la presentación y de la actuación del Tribunal. Afirmó que el escrito "parece de un perito de parte" de la defensa, que atacó la validez de la actuación del fiscal ad hoc Pablo Pelazzo.

El fiscal general ante la Cámara Federal de Casación Penal, Javier de Luca, requirió a la Sala IV de ese tribunal que revoque la decisión de tener por presentado como "amicus curiae" al jurista Richard Goldstone y haber agregado su presentación a la causa que tiene procesado por crímenes de lesa humanidad al presidente del Ingenio Ledesma, Carlos Pedro Blaquier, y al ex administrador de la firma, Alberto Lemos.

Goldstone fue aceptado como amigo del tribunal en un incidente donde la defensa de los imputados cuestiona la validez de la designación como fiscal ad hoc de Pablo Pelazzo, frente a la ratificación de su actuación por parte de la Cámara Federal de Salta.

El jurista, quien fue juez de la Corte Constitucional de Sudáfrica y Fiscal Jefe del Tribunal Penal de las Naciones Unidas para la ex Yugoslavia y Ruanda, opinó en su presentación que debe apartarse al fiscal Pelazzo y nulificarse todo lo actuado.

De Luca hizo su requerimiento a través de un recurso de reposición (es decir, un pedido de reconsideración) y lo fundó en que el tribunal resolvió sobre la presentación de Goldstone sin solicitarle primero dictamen a la Fiscalía y en que el escrito del jurista "carece de los requisitos mínimos formales para este tipo de presentaciones".

La Sala IV adoptó la resolución de aceptar a Goldstone el 20 de febrero pasado y recién notificó al fiscal el 27 de marzo, cuando el representante del Ministerio Público pidió la causa para compulsarla, frente a las versiones periodísticas que daban cuenta de la presentación y del pronunciamiento del tribunal.

"No puedo dejar de manifestar el disgusto que me produce como fiscal de la causa que me haya enterado por los diarios de una resolución tomada un mes antes respecto de una presentación de la defensa", señaló De Luca, y remarcó que el amicus curiae "versa sobre un asunto de orden público porque hace a la constitución de las partes", se concretó en el marco de "un caso de lesa humanidad que merece la máxima rapidez, atención y control" y "se cuestiona la intervención de la parte –el MPFiscal– que yo represento en esta instancia, así como la validez de una gran cantidad de actos procesales".

El fiscal señaló que el escrito de Goldstone "debió ser rechazado in límine, porque carece de los requisitos mínimos, formales, para este tipo de presentaciones". De Luca señaló que "no existen normas de jerarquía legal que permitan este tipo de presentaciones" y que, por tal razón, corresponde aplicar el reglamento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En ese sentido, puntualizó que el escrito de "amicus" cita un reglamento de la Corte que ya fue derogado por la acordada 7/2013. De Luca precisó que la presentación "no cumple con los requisitos" establecidos en aquél acuerdo por cuanto Goldstone no explicó "cuál es el interés que inspira su presentación", dado que la figura del amicus curiae está pensada para intereses colectivos o generales. "Es decir, son amigos del tribunal, no amigos del imputado que vienen a abogar por su causa", remarcó el fiscal.

Añadió que, entre otros requisitos, el jurista omitió "mencionar si ha recibido financiamiento o ayuda económica de cualquier especie" y "si el resultado del proceso le representará beneficios patrimoniales".

El fiscal también fustigó la resolución de la Sala IV que declaró admisible la presentación. "La cita de artículos de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y del Reglamento de la Corte Interamericana, que realiza la Sala es totalmente impertinente", indicó, pues sostuvo que "no se logra observar cuál sería la analogía entre nuestro proceso penal y el que regula la actividad ante los órganos internacionales".

De Luca agregó: "El proceso judicial no es una batalla en la que se midan por cantidades los soldados de cada bando, o en el que deba importar el peso específico de una firma de un escrito, sino el ámbito donde se presentan las razones jurídicas de las partes encontradas".

En esa línea, subrayó que la presentación de Goldstone "parece de un perito de parte" y no de un amicus curiae "preocupado por la cuestión de interés general y colectivo que se ventila en un proceso donde no es parte". Constituye, indicó, "un argumento de autoridad, por el prestigio de la persona que lo suscribe", y aseveró que se trata de "una clásica falacia lógica, del tipo 'si lo dice Fulano de Tal, que es el que más sabe del tema, debe ser así'".

El fiscal resaltó que su posición no trata "de impedir el ejercicio del derecho de la defensa, pues el contenido del 'amicus' bien puede ser incluido dentro de cualquier escrito de la contraparte y, de esa manera, llegaría a conocimiento de los jueces", y fundó que la inadmisibilidad de la presentación "se impone por razones estrictamente jurídicas, las que gobiernan el trámite del proceso y la preservación del principio de igualdad de armas y debido proceso".