04 de agosto de 2020
04 de agosto de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervienen el fiscal general Dante Vega, el auxiliar fiscal Daniel Rodríguez Infante y la fiscal Ad hoc Patricia Santoni
Megacausa Mendoza: se retomaron las declaraciones testimoniales en el juicio a ex policías y militares por crímenes de lesa humanidad
En una resolución previa, el Tribunal rechazó el planteo de las defensas que se oponían a la producción de prueba testimonial a través de videoconferencia. Ayer declararon dos testigos.

El juicio de la Megacausa Mendoza que se celebra ante el Tribunal del TOF N°1 de esa jurisdicción retomó ayer la etapa de recepción de declaraciones testimoniales. El tribunal integrado por Alejandro Piña, Héctor Cortéz y Alberto Carelli juzga la responsabilidad penal de veinte imputados, en gran parte miembros de la Fuerza Aérea y del Ejército -incluyendo las áreas de inteligencia de ambas armas, entre ellas la Regional Oeste y el Destacamento de Inteligencia 144, respectivamente., y también algunos policías provinciales, en crímenes de lesa humanidad perpetrados en perjuicio de 107 víctimas, que incluyen a 61 desaparecidos y tres ejecutados.

El debate oral indaga sobre los crímenes sufridos por perseguidos políticos que sufrieron el accionar represivo y estuvieron en cautiverio en distintos centros clandestinos de detención instrumentados en la provincia, principalmente "Campo Las Lajas", "D2", "IV Brigada Aérea" y "Comisaría 7ma". En representación del Ministerio Público Fiscal intervienen el fiscal general Dante Vega, el auxiliar fiscal Daniel Rodríguez Infante y la fiscal Ad hoc Patricia Santoni. En la audiencia de ayer declaró en la sala Ernesto Espeche -hijo de Mercedes Salvadora Eva Vega de Espeche, víctima desaparecida en el marco del denominado “Operativo Antijesuita”-, y Teresa Muñoz de Boggia, amiga y compañera de María Leonor Mércuri, también desaparecida durante el mismo operativo.

Disposición del TOF sobre la declaración de testigos

En una resolución previa, el Tribunal había rechazado el planteo de las defensas que se oponían a la producción prueba testimonial a través de videoconferencia. Allí, los magistrados citaron jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y de la Cámara Federal de Casación Penal señalando oportuno “el empleo de medios tecnológicos para el cumplimiento de la esencial tarea de administración de justicia, entre los que se destaca el sistema de videoconferencias”. El TOF añadió que ambos tribunales superiores “han resaltado, como parte del servicio esencial de  administración de justicia, a la continuidad del desarrollo de los debates en los que se ventilan hechos encuadrados por la acusación como crímenes contra la humanidad”.

En este mismo sentido, los jueces habían dispuesto que los testigos mayores de 60 años presten declaración a través de  videoconferencia en presencia del secretario actuante y cumplimiento de los resguardos pertinentes. Mientras que los testigos que no se encuentran en los grupos de riesgo y que presten su consentimiento pueden declarar presencialmente en la sala, bajo el estricto cumplimiento de las medidas sanitarias.