03 de abril de 2020
03 de abril de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Llegó a su fin tras cinco audiencias el alegato del fiscal general Pablo Ouviña
Orletti: la Fiscalía pidió reclusión perpetua para tres ex policías y 24 años de reclusión para un ex agente de la SIDE
El representante del MPF consideró a los ex oficiales del Departamento de Asuntos Extranjeros de la PFA Rolando Oscar Nerone y Oscar Roberto Gutiérrez, al ex de Inteligencia de la misma fuerza José Néstor Ferrer, y al ex agente de la SIDE, César Alejandro Enciso coautores de los crímenes contra nueve víctimas.

El fiscal general Pablo Ouviña pidió este lunes al Tribuna Oral en lo Criminal Federal N°1 de la Capital Federal que imponga la pena de reclusión perpetua a los ex policías federales Rolando Oscar Nerone, Oscar Roberto Gutiérrez y José Néstor Ferrer, y de 24 años de reclusión al ex agente de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), César Alejandro Enciso, en el final de su alegato en el juicio por crímenes cometidos contra víctimas que pasaron por el centro clandestino de detención Automotores Orletti.

En la quinta jornada de exposición, el representante del Ministerio Público Fiscal pidió además para los cuatro acusados la imposición de la inhabilitación especial para ejercer la función pública por el doble de la condena, la inhabilitación absoluta y perpetua, accesorias legales y costas.

De acuerdo con la atribución de los hechos y la descripción de la prueba que realizó en las audiencias anteriores, el fiscal consideró a los ex policías Nerone y Gutiérrez -quienes integraron al momento de los hechos la División de Asuntos Extranjeros de la Policía Federal y el grupo de tareas de Orletti- como coautores del delito de privación ilegítima de la libertad doblemente agravada por haber sido cometida por funcionario público en abuso de sus funciones y sin las formalidades prescriptas por la ley y por haber sido ejecutada con violencia y amenazas en perjuicio de Victoria Lucía Grisonas, en concurso material con el delito de homicidio agravado por alevosía de Mario Roger Julien.

En tanto, al ex policía de la Dirección de Inteligencia de la Policía Federal, José Néstor Ferrer, lo consideró coautor del delito de privación ilegítima de la libertad doblemente agravada por haber sido cometida por funcionario público en abuso de sus funciones y sin las formalidades prescriptas por la ley y por haber sido ejecutada con violencia y amenazas en perjuicio de Gustavo Adolfo Gayá y Ana María del Carmen Pérez, en concurso material con el delito de homicidio agravado por alevosía en perjuicio de Estela María Moya.

Finalmente, el ex agente de la SIDE, miembro de la "Banda de (Aníbal) Górdon" y del grupo de tareas de Orletti, César Alejandro Enciso, fue considerado por la Fiscalía como coautor del delito de privación ilegítima de la libertad doblemente agravada por haber sido cometida por funcionario público en abuso de sus funciones y sin las formalidades prescriptas por al ley y por haber sido ejecutada con violencia y amenazas en perjuicio de Gerardo Francisco Gatti y Julio César Rodríguez Rodríguez, y como partícipe necesario del mismo delito en perjuicio de Manuela Santucho y Cristina Silvia Navajas, todos en concurso real.

En el final, el fiscal hizo reserva de recurrir a la Cámara Federal de Casación y, oportunamente, a la Corte Suprema de Justicia de la Nación "en el supuesto de que el tribunal, no coincidiendo con la opinión del Ministerio Público Fiscal, imponga una pena más leve, esto es, la pena de prisión, en lugar de la que debe aplicar: la de reclusión", dado que "implicaría la vulneración del principio republicano de gobierno y el principio de legalidad".