03 de diciembre de 2021
03 de diciembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Doce personas detenidas en allanamientos ordenados entre ayer y hoy por el juez Ariel Lijo
En un trabajo conjunto con el MPF de la CABA, se desbarató una banda narcocriminal que operaba en la Villa 1-11-14
Fue en el marco de la investigación desarrollada por el Equipo Conjunto de Investigación (ECI) integrado por la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), la Fiscalía Federal N°8 de la Capital Federal y la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Delitos Vinculados con Estupefacientes (UFEIDE) del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La labor del Equipo Conjunto de Investigación (ECI) -integrado por la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR); la Fiscalía Federal N°8 de la Capital Federal, a cargo de Eduardo Taiano; y la titular de la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Delitos Vinculados con Estupefacientes (UFEIDE) del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Cecilia Amil Martín- permitió desarrollar una investigación respecto de la continuidad de la organización que opera dentro del barrio “Padre Rodolfo Ricciardelli” (ex Villa 1-11-14),  respecto de la que el año pasado se condenó a 37 personas.

El ECI fue conformado en junio de 2021, para investigar diversas causas que tramitaban ante la justicia federal y la justicia local de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en las cuales se logró individualizar a un grupo de personas que actuaba bajo la misma modalidad y comercializaba estupefacientes con características distintivas, a través de un sistema de turnos que funciona, desde hace más de dos décadas en un territorio de siete hectáreas conocido como “El Sector de los Peruanos”, dentro de ese asentamiento poblacional en el barrio porteño de Flores.

Así, el trabajo coordinado y de cooperación entre la PROCUNAR, la Fiscalía Federal N°8 y la UFEIDE permitió la producción de distintas medidas ordenadas por el juez a cargo del Juzgado Federal n° 12, Ariel Lijo, y la detención en principio de diez personas en el marco de la investigación federal hace algunas semanas.

Esta modalidad de trabajo se coordinó a partir del marco de colaboración entre el MPF y el MPF de la CABA y concretamente el “Convenio Específico en materia de narcocriminalidad” suscripto el año pasado por el Procurador General -protocolizado mediante Resolución PGN N°72/2020-, que prevé la conformación de estos equipos en el marco de la Ley 27.502.

De acuerdo con el intercambio de información entre los integrantes del ECI, se estableció que la comercialización al menudeo de la droga se efectuaba a través de cuatro puntos del barrio, pero en los últimos tiempos, dado los patrullajes efectuados por la Gendarmería Nacional, se redujeron a tres puntos. Asimismo, las drogas ofrecidas estaban fraccionadas del mismo modo y con el mismo tipo de envoltorios distintivos, sea que se tratase de pasta base, cocaína o marihuana.

También, los fiscales señalaron que “desde sus inicios la organización investigada detenta una compleja estructura de funcionamiento, dividiendo sus actividades en distintos estratos, esto es, personas que detentan diversos roles, funciones y turnos de 28 días consecutivos y rotativos entre las dos facciones de la organización narcocriminal para la comercialización de las sustancias estupefacientes, siendo integrada por un número indeterminado de personas, de distinto sexo y nacionalidades, aunque en la mayoría de los casos quedo debidamente verificado que estas personas eran y son provenientes de la República del Perú”. Asimismo, “dentro de la estructura de la banda, cada integrante cuenta con un rol definido que permite el normal desarrollo de la actividad de la comercialización de estupefacientes, su abastecimiento y brindar la seguridad necesaria para mantener la hegemonía”, concluyeron.

En el marco de los casos en los que interviene la UFEIDE, se identificaron siete casos de flagrancia relacionados la estructura narcocriminal, en los que se incautaron envoltorios de marihuana, cocaína y pasta base, acondicionados para su venta. A partir de la prueba producida por el MPF se pudo relacionar estos hechos con la organización y solicitar la detención de estas siete personas.

A su vez, gracias a las tareas de campo desplegadas por personal de la División Operaciones Metropolitanas Sur de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina, junto a los patrullajes de la Gendarmería, se allanaron distintos domicilios del “Sector de los Peruanos” donde se acopiaba y fraccionaba la droga y se almacenaban armas y dinero.

La información compartida por la fiscal Amil Martín junto con la investigación desarrollada en la justicia federal permitió al MPF construir la imputación respecto de los tres actuales líderes de la organización, a seis responsables de la comercialización de la droga en la zona y a otras catorce personas que detentaban distinto roles en la estructura.

Todo ello facilitó avanzar en el desbaratamiento de una organización narcocriminal que encabezaba Marcos Antonio Estrada Gonzáles, condenado a 17 años de prisión como líder de una organización, que opera desde 1999, destinada al tráfico y comercio ilícito de estupefacientes y acopio de armas de fuego.

Allanamientos y detenciones

En virtud de las pruebas recabadas en las investigaciones desarrolladas por ambos Ministerios Públicos Fiscales, se solicitó al titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N°12, actualmente a cargo de Ariel Lijo, el allanamiento de veinticuatro domicilios y la detención de las 23 personas individualizadas, las cuales se suman a los siete pedidos de detención realizados en el marco de las pesquisas que tramitan ante la UFEIDE.

Así, el juez Ariel Lijo habilitó los procedimientos que se realizaron entre la tarde del miércoles y la madrugada de hoy y en los que se detuvo, hasta el momento, a doce personas.