26 de enero de 2022
26 de enero de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En la clínica “Los Arcos”, donde permanece internado por problemas de salud
Indagaron a Carlos Salvatore por el contrabando de otra tonelada de cocaína
El abogado condenado por narcotráfico fue indagado en el marco de una investigación por el envío de un cargamento que partió del Puerto de Zárate-Campana. Participaron el juez federal Federico Villena y representantes de la Procunar y de la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora.

El abogado que cumple una sentencia de 21 años de prisión dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia en el caso conocido como “Carbón Blanco”, Carlos Salvatore, fue indagado una vez más en el marco de otra investigación que lo tiene imputado, también por el envío de una tonelada de cocaína escondida en un cargamento de carbón vegetal. Este mediodía, negó los hechos y utilizó su derecho de no responder preguntas.

Salvatore se encuentra internado en la clínica porteña “Los Arcos”, por un problema de salud, por lo que el titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N°2 de Lomas de Zamora, Federico Villena y los representantes de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) y de la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora debieron realizar el acto procesal en la sede de ese centro de salud.

La imputación había sido realizada por el Ministerio Público Fiscal en el mes de julio de 2008, ampliada el año pasado con la asistencia de la Procunar, y luego de distintas circunstancias se pudo materializar recién hoy. Concretamente, se acusa a Salvatore del envío de 1000 kilogramos de cocaína camuflados en bolsas de carbón vegetal, una metodología similar a la utilizada en el caso “Carbón Blanco”, por el que fue sentenciado. Esta vez, los contenedores con la mercancía salieron del puerto de Zarate-Campana, Provincia de Buenos Aires, entre marzo y abril de 2005 y arribaron al puerto de Valencia, España en mayo y junio de ese mismo año.

"El análisis integral de los elementos de prueba reunidos en los diversos procesos seguidos a Carlos Alberto Salvatore permiten hoy en día comprender con mayor claridad la organización que había montado para la perpetración de los hechos que aquí le imputamos, y que cuando las autoridades judiciales comenzaron a investigarlos aparecían como hechos aislados en función del desconocimiento que entonces se tenía acerca del contexto en el que se estaban realizando", habían subrayado los fiscales Silvia Cavallo, quien anteriormente intervenía en la causa, y el titular de la Procunar, Diego Iglesias, en el pedido de indagatoria.

En agosto de este año, el juez Villena había ordenado en esta causa la detención e indagatoria de Carlos Alberto Salvatore, Juan Manuel Lorenzo, Félix Manuel Bejar y Alejandro Aurelio Pescia, por los cargamentos decomisados el 10 de mayo y el 6 de junio de 2005 en el puerto de Valencia. Luego de la detención, Bejar hizo uso de su derecho de negarse a responder preguntas ante el juez y los representantes del MPF.

Las pruebas que figuran en la investigación llevaron a los fiscales a insistir con el "pedido similar" que había realizado la propia Cavallo en el requerimiento de elevación a juicio oral que había presentado el 30 de julio de 2008 por los imputados Roberto Miguel Casares, Blas Norberto Barbera y Akira Taira, quienes fueron juzgados por haber dirigido y organizado los dos embarques y que había sido ratificado por la Cámara Federal de Casación Penal.

En la sentencia de ese juicio, el Tribunal Oral Criminal Federal N°2 de La Plata afirmó que "existen elementos de convicción como para considerar que el organizador de la empresa criminal era Carlos Alberto Salvatore", quien "dirigió" la "empresa criminal al menos desde el año 2005 hasta el año 2012, en razón de las pruebas contundentes que al respecto se han obtenido en la actualidad".

Estos hechos forman parte de un patrón de maniobras en las que intervino la misma organización narcocriminal y que integra el análisis que la Procunar venía realizando –junto a cada uno de los fiscales- de expedientes judiciales que tramitan en distintos puntos del país: Salvatore fue condenado por el Tribunal Oral Federal de Resistencia a 21 años de prisión, por el envío -desde Chaco- de cocaína escondida en cargamentos de carbón vegetal, causa conocida como “Carbón Blanco”, y en el que intervinieron los fiscales Carniel y Amad. Además, Salvatore fue recientemente procesado por la justicia federal de Campana por el envío de otros 1500 kilos a Europa y también se encuentra procesado por las amenazas a la jueza federal Zunilda Niremperger, en la causa que tramita ante el juez federal Ariel Lijo.