09 de diciembre de 2022
09 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Investigación conjunta de la Fiscalía Federal de Paso de los Libres, la Fiscalía General ante el TOF de esa provincia y la Procunar
Juzgarán a una banda que traficaba marihuana y cocaína en el sur de la provincia de Corrientes
La organización era liderada por un hombre que administraba distintos “kioscos” como puntos de venta. Entre los doce acusados se encuentran también dos personas imputadas en la causa por el secuestro extorsivo de Christian Schaerer. La acusación también es por lavado de activos provenientes de esa actividad.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Corrientes juzgará a doce personas acusadas de integrar una banda dedicada al tráfico de estupefacientes en el sur de esa provincia, luego de que se hiciera lugar al pedido de elevación a juicio de los imputados presentado por Aníbal Martínez -fiscal federal subrogante en la Fiscalía de Paso de los Libres-, Carlos Schaefer -a cargo de la Fiscalía General ante el TOF de esa provincia- y Diego Iglesias -titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR)-.

El 9 de septiembre es la fecha fijada para el comienzo del debate oral y público respecto de la  organización criminal presuntamente liderada por el ciudadano de nacionalidad brasileña Cleomar Krewer Ramos, alias Jorge, y de la que están acusados de ser parte Sergio y Oscar Salgán, imputados también en la causa del secuestro extorsivo de Christian Schaerer. La causa se originó en un informe realizado por la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales “Paso de los Libres” de Gendarmería Nacional Argentina. Dicho documento daba cuenta de aparentes actividades delictivas llevadas a cabo por un hombre del país vecino en el barrio Mataderos de la localidad correntina de Mercedes. También se pudo acreditar que poseía antecedentes por infracciones a la Ley 23737, y era abastecido por proveedores oriundos de Paso de los Libres.

La investigación permitió demostrar que, además de comercializar estupefacientes en su hogar y otros domicilios registrados a su nombre, Krewer Ramos administraría diversos “kioscos” de venta en otros puntos, utilizando para ello a un grupo de personas que respondían a él para el acopio o guarda de las sustancias y también para su comercialización al menudeo. Entre ese grupo de personas se encuentra el resto de los imputados.

Organización delictiva

Para el Ministerio Público Fiscal quedó demostrada la existencia de “una organización delictiva instalada principalmente en la localidad de Mercedes y con proyecciones hacia Curuzú Cuatiá, Paso de los Libres y otros puntos geográficos, la cual habría funcionado -al menos- desde el mes de septiembre de 2012 hasta -al menos- el 31 de marzo de 2017”. Si bien todos los acusados cumplían un rol específico, según la acusación quien tenía un lugar prevalente en ella era Krewer Ramos, siendo los restantes miembros de esa organización ligada principalmente al tráfico de estupefacientes y al lavado de activos.

Para el MPF quedó demostrada la existencia de “una organización delictiva instalada principalmente en la localidad de Mercedes y con proyecciones hacia Curuzú Cuatiá, Paso de los Libres y otros puntos geográficos".

El principal acusado habría sido el encargado de organizar el tráfico de estupefacientes en Mercedes y alrededores, instalando “kioscos” cuya explotación dejaba en manos de terceros con la finalidad de no ser descubierto. También se le endilga que era quien verificaba la calidad de las sustancias que luego eran colocadas a la venta por parte de los miembros que respondían a sus órdenes. Además, que manejaba recursos para brindar protección a los miembros de su organización que fueran aprehendidos por las fuerzas de seguridad o proporcionar abogados. Algunos de los imputados, como es el caso de los hermanos Salgán, también fueron señalados como responsables del delito de lavado de activos, al adquirir vehículos e inmuebles con bienes no declarados a fines de darle una apariencia lícita y preservarlos así de la justicia.

Algunos de los imputados también son señalados como responsables del delito de lavado de activos.

De esta manera, Krewer Ramos debería responder como organizador de una estructura criminal destinada al tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio, agravado por la intervención de tres o más personas, en concurso real con el lavado de activos de origen delictivo, mientras que los hermanos Sergio y Oscar Salgán son acusados de la presunta autoría del delito de tráfico de estupefaciente en la misma modalidad, también en concurso con lavado de activos. En tanto que otros ocho imputados llegarán al debate acusados del delito de tráfico de estupefacientes -en calidad de coautores materiales- en la modalidad de comercio agravado por la intervención de tres o más personas, mientras que el restante fue señalado como responsable del delito de lavado de activos.