06 de febrero de 2023
06 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Alegato del fiscal general Abel Córdoba
La fiscalía dio por probado el tráfico ilícito de cocaína en el juicio a los dos acusados por las "narcovalijas" en la Embajada Rusa
El representante del MPF dio por acreditado que los acusados -un ex integrante de la entonces Policía Metropolitana y un maquinista naval- integraban una organización narcocriminal de alcance internacional que dispuso el almacenamiento de casi 400 kilos de cocaína encontrados en el interior de 12 valijas localizadas en la sede diplomática. El 23 de diciembre culminará con el pedido de pena.

El titular de la Fiscalía General N° 2, Abel Córdoba, dio inicio hoy ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°4 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la primera parte del alegato en el juicio a dos acusados de haber intervenido en el almacenamiento de casi 400 kilos de cocaína encontrados en el interior de 12 valijas localizadas en un establecimiento dependiente de la Embajada de la Federación Rusa, en el barrio porteño de Recoleta, el 14 de diciembre del 2016.

En su exposición, que culminará el 23 de diciembre con el pedido de penas, el fiscal general dio por acreditada la hipótesis central de la acusación que señala la responsabilidad penal del entonces efectivo de la Policía Metropolitana, Iván Blizniuk, y el maquinista naval Alexandr Chikalo en sus vínculos con una organización trasnacional dedicada al tráfico ilícito de sustancias estupefacientes con ramificaciones en varios países, entre los que se encuentran la Federación Rusa, la República Federativa Alemana, el Reino de los Países Bajos y la República Argentina.

Córdoba señaló que “con la prueba incorporada y producida durante el debate, a nuestro criterio se acredita con certeza la responsabilidad criminal de los acusados Blizniuk y Chikalo, en los hechos que tenemos en juzgamiento”. En ese sentido, añadió que los hechos centrales de la acusación han sido confirmados. “Las premisas que ya vienen trazadas desde la instrucción fueron válidamente corroboradas”, señaló.

El fiscal se refirió a las pruebas abordadas en el debate: “Hemos producido e incorporado prueba pericial, informativa, testimonial. Hemos escuchado durante varios meses diversos testigos de muchos aspectos que interesaban”. Agregó: “Contamos también con el producido de las intervenciones telefónicas y las observaciones y seguimientos presenciales a los acusados. Hay registros fílmicos extensos de procedimientos que ameritaban un debido control judicial que se puede revisar a partir de este modo de registro”. De esta manera, Córdoba consideró que existe “una serie suficiente de pruebas directas, indirectas e indicios graves, que han sido concordantes con suma precisión”.  De este modo la fiscalia afirmó "tener un cuadro probatorio que supera con creces el umbral exigido por nuestro sistema procesal y que nos permite arribar al grado de certeza de la responsabilidad de los acusados”. El fiscal se valió de placas gráficas para representar datos relevantes para la causa sobre cotización y volúmenes relativos a la compra venta de sustancias estupefacientes a escala internacional.

"La estructura policial de la Polícia Metropolitana resultó permeable a contener y a que se desarrollaran en su ámbito maniobras vinculadas con narcotráfico que estamos juzgando y eso no por defecto de la institución, sino por la actuación inexplicable de sus autoridades".

Córdoba puntualizó que ambos acusados reconocieron en una conversación telefónica haber tenido materialmente las valijas del cargamento, entregadas por Andrés Kovalchuk, quien también integra presuntamente la organización narcocriminal. “Ambos acusados reconocieron haber tenido materialmente las valijas del cargamento”, detalló la fiscalía, en referencia a Blizniuk y Chikalo, y describió su accionar como un “sostenido actuar doloso en una organización criminal”.

Asimismo, sostuvo que "la estructura policial de la Polícia Metropolitana resultó permeable a contener y a que se desarrollaran en su ámbito maniobras vinculadas con narcotráfico que estamos juzgando y eso no por defecto de la institución, sino por la actuación inexplicable de sus autoridades".

El caso

Tanto Blizniuk a como a Chikalo se les endilga haber llevado adelante la logística necesaria para el acondicionamiento, transporte y almacenamiento de 389,240 kilogramos de cocaína en 360 paquetes, distribuidos en las valijas halladas en la embajada por personal diplomático ruso, que dio aviso a las autoridades argentinas en diciembre del 2016. Según sostiene la acusación, los paquetes tenían como destino Rusia, mediante el fraguado de los canales diplomáticos, introducidos allí por parte del ex diplomático Ali Abyanov.

En este marco, Blizniouk, que se había desempeñado en la Prefectura Naval Argentina y luego en la Policía Metropolitana, cumplió un rol de intermediario entre los altos mandos de la fuerza de seguridad y la embajada por su dominio de los idiomas español y el ruso. A Chikalo se le endilga haber realizado el acondicionamiento de la cocaína dentro de las valijas antes de su ingreso a la embajada, a la que se le agregaron distintos objetos con el objetivo de dificultar el control de las autoridades estatales.

La instrucción de la causa estuvo a cargo de los titulares de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n°3, Eduardo Taiano, y la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), Diego Iglesias.