01 de diciembre de 2022
01 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La herramienta en línea elaborada por la Procuraduría de Narcocriminalidad
La Plataforma de Información Estadística sobre causas vinculadas a estupefacientes incorporó los datos de 2021 y nuevas variables para el análisis
La plataforma permite examinar los datos de las causas federales iniciadas por delitos de drogas. Incorporó la tasa de litigiosidad y su comparación con el total de causas iniciadas por distrito fiscal. Los datos de las causas iniciadas el año pasado exponen el impacto de la pandemia de COVID-19 en la persecución penal durante 2020.

La Procuraduría de Narcocriminalidad incorporó a la Plataforma Interactiva de Información Estadística (PES) las variables tasa de litigiosidad y su comparación con el total de causas iniciadas por drogas, que permiten precisar anualmente y por distrito los datos de las causas por este tipo de hechos investigados en el fuero federal. La actualización de la plataforma incluye el agregado de los datos correspondientes a 2021 y la inclusión de nuevos gráficos que representan las estadísticas.

De esta manera, la plataforma –que se encuentra en línea en el micrositio de la procuraduría especializada- ofrece información descriptiva de las causas iniciadas por estupefacientes desde 2011 hasta 2021 en el fuero federal, tomando como base los datos registrados al momento de su ingreso al Ministerio Público Fiscal. Este conjunto de causas comprende aquellas investigaciones iniciadas por alguno de los delitos establecidos en el Régimen Penal de Estupefacientes (normado en la ley 23.737), así como aquellas investigaciones por el delito de contrabando de estupefacientes, tipificado en el artículo 866 del Código Aduanero (ley 22.415).

Al respecto, la PROCUNAR advirtió que la descripción del conjunto de causas analizadas se limita a la instancia inicial del proceso judicial y que de ninguna manera refleja las formas en que las investigaciones avanzan (o avanzarán) a lo largo del proceso. Esto significa que los hechos investigados no necesariamente culminan en una imputación o condena por las conductas inicialmente asumidas.

La plataforma elaborada por la PROCUNAR fue realizada gracias al aporte de la Dirección de Desempeño Institucional (DDI) de la Procuración General de la Nación, que facilitó las herramientas para estructurar el proyecto y los datos registrados en los sistemas de gestión de causas FiscalNet y Coirón, que constituyen las fuentes de la información graficada.

Las variables incorporadas permiten medir las causas iniciadas por estupefacientes cada 100 mil habitantes y organizarlas según distrito fiscal y agruparlas por regiones fiscales.

Las nuevas variables y su interpretación

Las variables "Tasa de litigiosidad" y la comparativa “Total causas iniciadas versus Tasa de litigiosidad” permiten medir las causas iniciadas por estupefacientes cada 100 mil habitantes y organizarlas según distrito fiscal y agruparlas por regiones fiscales.

Según informó la PROCUNAR, este indicador es indispensable para comparar el volumen de causas iniciadas por estupefacientes entre distintas jurisdicciones o períodos. Permite estandarizar los valores de modo que las comparaciones tengan mayor precisión, pues elimina el sesgo poblacional que está relacionado con el volumen de causas que se inician en el sistema de justicia.

Una parte significativa del abordaje penal en la materia no se encuentra reflejado, dado que son varias las provincias, junto con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que tienen bajo su jurisdicción la competencia penal de ciertos delitos comprendidos en la ley 23.737, tras haber implementado la Ley de Desfederalización (ley 26.052). Es por esto que algunos distritos presentan menores tasas de litigiosidad, al investigarse buena parte de los hechos en su fuero local.

La PROCUNAR advirtió que tener presente esta situación es indispensable a la hora de analizar la evolución del conjunto de causas federales en esos territorios, como de comparar aspectos entre todas las jurisdicciones, dado que su implementación impacta directamente sobre el volumen de causas por estupefacientes que se inician en el sistema de justicia federal.

La actualización de la plataforma sumó gráficos que desagregan la información sobre cómo se comportan por año ciertos aspectos; puede visualizarse la modalidad de inicio, el organismo de origen y el sistema procesal, cuando la consulta abarca más de un año. Antes de la incorporación de esta novedad, solo podía visualizarse el dato para el total de causas agrupadas para todo el período en un solo gráfico circular o de torta.

Las causas judiciales por tenencia para consumo personal aumentaron un 56% entre 2020 y 2021, pasando de 3412 a 5318. El último año recuperaron un valor similar al de 2019, que había sido de 5835.

Las estadísticas de 2021

La incorporación a la plataforma de los datos del año pasado permite observar con nitidez la incidencia de la pandemia de COVID-19 en la persecución penal en este tipo de casos, pues el abandono paulatino del aislamiento social refleja los cambios en diferentes variables entre 2020 y 2021.

En efecto, en 2021 se registraron un 29% más de causas que en 2020: pasaron de 11.000 a 14.137. Este último valor se asemeja al de 2019, cuando se habían registrado 14.612.
Según informó la PROCUNAR, ese aumento interanual tiene relación con la suba en las causas por el delito de tenencia para consumo personal (TCP), dado que este representa más de un tercio del total de casos.

El análisis de las causas judiciales por TCP evidencia que entre 2020 y 2021 aumentaron un 56%, pasando de 3412 a 5318, y que recuperaron un valor similar al de 2019, que había sido de 5835.

La PROCUNAR estima que las causas por TCP iniciadas en 2021 aumentaron en relación al 2020 debido al restablecimiento de la circulación como al cambio en las tareas asignadas a la agencia policial durante las distintas fases de aislamiento por la pandemia. La procuraduría especializada señaló que este conjunto de casos había disminuido como resultado de la reorientación de las funciones de las fuerzas de seguridad tanto federales como provinciales -cuya labor da origen a la mayoría de las causas por drogas-, que se direccionaron al control del cumplimiento de las medidas sanitarias dispuestas y al impedimento de la circulación y presencia de personas en la vía pública, espacio donde se detecta la mayor cantidad de casos de TCP.

Por otro lado, durante 2021 también se registró un aumento de causas por contrabando de estupefacientes, como parte del efecto de la reapertura de las fronteras terrestres y aéreas
-dato que evidencia la mayor cantidad de casos observados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en Salta-, aunque no exclusivamente por ello, pues los valores de 2021 superaron también a los de 2019 y 2018. Así, mientras en 2020 se registraron 276 hechos calificados como contrabando, en 2021 ascendieron a 798, pero en 2019 y 2018 se habían registrado 363 y 388, respectivamente.

El año pasado se registró también un aumento de las causas por hechos calificados con las figuras penales previstas en el artículo 5° inciso A, de la ley 23.737, que reprime la siembra, el cultivo o guarda de semillas y materias primas destinadas a la producción de estupefacientes: de 320 en 2020, se produjo un salto a 869 en 2021.