18 de mayo de 2022
18 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El representante del MPF consideró que no variaron las circunstancias
Nuevo rechazo a la prisión domiciliaria del ex juez Reynoso
El fiscal Carlos Amad volvió a dictaminar contra el pedido presentado por la defensa del ex magistrado, esta vez en una causa en la que está procesado por concusión, cohecho, falsedad ideológica y prevaricato.

En el marco de un nuevo pedido de prisión domiciliaria presentado por la defensa del ex juez federal Raúl Reynoso ante el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Salta, donde se tramita un segundo juicio en el que está acusado, el fiscal general Carlos Amad emitió un dictamen a través del cual instó al rechazo del beneficio pretendido por el ex magistrado.

Lo hizo en base a argumentos ya esgrimidos en un incidente similar planteado por la defensa de Reynoso en la causa principal, por la cual el 25 de marzo pasado fue condenado a la pena de 13 años de prisión por los delitos de concusión y prevaricato, cometido en favor de narcotraficantes.

Amad recordó que el 15 de noviembre pasado, el Tribunal Oral Federal Nº1 -el mismo que lo condenó- le denegó la prisión domiciliaria. Y lo hizo en base a los argumentos de su dictamen, los mismos que volvió a citar ante el nuevo pedido realizada por la defensa de Reynoso, esta vez en la segunda causa penal en su contra.

La segunda causa

Al respecto, cabe señalar que el 12 de mayo de 2017 el juez federal Julio Bavio procesó a Reynoso con prisión preventiva por los delitos de “concusión”, “cohecho”, “falsedad ideológica y material” y “prevaricato”. En esta causa residual también resultaron procesados los abogados María Esper, Ramón Gaona -aún prófugo de la justicia- Miguel Saavedra y Delfín Castedo, jefe narco de un cartel del narcotráfico.

Esta causa, a propósito, ya se encuentra elevada a juicio en el Tribunal Oral Federal 2, a donde el viernes pasado la defensa de Reynoso fue en busca de obtener el beneficio denegado por el TOF 1 de Salta. La presentación se hizo en base a los a los mismos argumentos ya rechazados.

La defensa aludió al cuadro de diabetes, grado II, e hipertensión arterial que padece Reynoso, por lo que alegó “razones de trato igualitario, humanitario y digno”. Insistió con “los informes médicos y psicológicos emitidos por personal del Servicio Penitenciario Federal”, a la vez que adujo problemas por parte de aquél para cumplir con los tratamientos médicos que necesita.

Rechazo

Al momento de dictaminar nuevamente sobre esta pretensión del ex juez, el fiscal sostuvo básicamente que la situación no varió respecto al planteo ya denegado el 15 de noviembre pasado por el Tribunal Oral Federal 1; incluso resaltó que el 19 de noviembre, cuatro días después de ese fallo, presentó en el TOF 2 dicha resolución. Lo hizo a fin de “evitar resoluciones contradictorias que pudieran generar un escándalo jurídico”.

Sobre los argumentos esgrimidos, Amad resaltó el último reporte del médico, José Luis Divito, perito del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación respecto a la salud de Reynoso. “Desde el punto de vista físico, en su actual estado de salud, puede permanecer alojado en una unidad carcelaria, siempre que se cumplan con los controles y tratamiento médicos en forma estricta. En la medida en que se cumpla con las indicaciones prescriptas, su permanencia en el Complejo Penitenciario Federal III NOA (cárcel de General Güemes)  le permitirá un tratamiento adecuado de sus dolencias”.

Amad sostuvo que este informe es contundente, por lo que Reynoso debe continuar detenido. En tal sentido, el Tribunal Oral Federal 1 había indicado en su rechazo que “no se advierten razones que lleven a considerar que estamos ante una circunstancia que determine el apartamiento del criterio médico expresamente consignado por el perito oficial, el cual, en ambos informes, dictamina con meridiana claridad que el imputado Reynoso puede cumplir con su privación preventiva de la libertad de forma intramuros en la medida en que se cumplan las prescripciones médicas de forma estricta para el tratamiento médico de sus patologías”.