28 de mayo de 2022
28 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Los fiscales Villalba e Iglesias solicitaron que se fije una nueva fecha para la declaración
Orán: la Cámara rechazó la recusación del juez y los fiscales pidieron otra vez que Reynoso sea indagado
El tribunal de alzada de Salta señaló que los argumentos esbozados por el juez federal de Orán “carecen de entidad objetiva” y descartaron que haya enemistad manifiesta. El magistrado sospechado de liderar una organización dedicada a cobrar coimas a cambio de liberar a imputados por narcotráfico había sostenido que lo hicieron dejar “el campo de juego” en un partido de fútbol amateur, entre otras cuestiones.

La Cámara Federal de Salta rechazó la recusación del juez federal de Orán, Raúl Reynoso, quien es investigado por ser el presunto líder de una organización criminal que obtenía beneficios patrimoniales a cambio de conceder resoluciones judiciales favorables a personas cuyos procesos penales por narcotráfico tramitaban ante él, contra el magistrado Julio Bavio. Además, el fiscal federal coordinador del distrito, Eduardo Villalba, y el fiscal a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, solicitaron que se fije una nueva fecha de audiencia para que se lleve a cabo la indagatoria de Reynoso, bajo apercibimiento de ser declarado en rebeldía.

Bavio ya había rechazado la recusación, por lo que el imputado recurrió al tribunal de alzada. Los camaristas Luis Rabbi Baldo Cabanillas, Jorge Luis Villada y Ernesto Sola coincidieron con el juez Bavio y con lo postulado por Villalba e Iglesias. “A juicio de esta Cámara la decisión del Instructor en cuanto rechazó -in limine- la recusación intentada, resulta ajustada a derecho y, por ende, debe confirmarse, toda vez que los argumentos y sucesos esbozados por el Dr. Raúl Juan Reynoso carecen de gravedad y de entidad objetiva para exteriorizar razonablemente la existencia de la parcialidad por enemistad manifiesta”, señalaron los magistrados.

Reynoso había argumentado la recusación porque, según consideró, Bavio habría permitido que Villalba interrogue “de forma malintencionada” a un imputado; que el fiscal hizo “que deje el campo de juego” en un partido de fútbol amateur hace “3 o 4 años” y que Bavio no fue solidario al respecto; que en un encuentro con autoridades de la región el magistrado recusado “se dirigió de manera vehemente y desconsiderada” hacia él; que fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura y, por último, por su actuación en un concurso para cubrir un cargo vacante. Todos los puntos fueron descartados por la Cámara salteña.

Además de postular su rechazo a la recusación, los fiscales Villalba e Iglesias solicitaron que el magistrado investigado sea convocado nuevamente a brindar declaración indagatoria, bajo apercibimiento de ser declarado en rebeldía en caso de no comparecer. “Ello teniendo en cuenta la gravedad institucional que la sustanciación de este proceso implica y que la imposibilidad de dar cumplimiento con dicho acto procesal (oportunidad por excelencia que tiene todo imputado de ejercer su legítimo derecho de defensa) impide avanzar en develar la responsabilidad que le cabrían a los distintos imputados, máxime cuando varios de ellos se encuentran privados de su libertad”.

Rechazo de excarcelación

Por otra parte, los representantes del Ministerio Público Fiscal le pidieron al juez Bavio que rechace la excarcelación requerida por la defensa de otro de los imputados, en virtud de que “hay datos concretos que habilitan a presumir que el imputado habrá de intentar eludir la acción de la justicia y entorpecer la investigación”, de acuerdo a lo previsto en el artículo 319 del Código Procesal Penal y la jurisprudencia en la materia.

La causa

Las presentaciones que impulsaron los allanamientos y detenciones de la semana pasada se basaron en el cotejo de dos denuncias coincidentes contra Reynoso y otros imputados. Una fue formulada por la ex pareja de un acusado por narcotráfico; la otra, por un abogado de Orán. Las conductas narradas por los denunciantes fueron cotejadas por los representantes del Ministerio Público Fiscal en al menos 11 causas judiciales.

En tanto que otras dos personas - un empleado del Juzgado Federal de Orán y su hermana- fueron detenidas este miércoles, acusadas de integrar la asociación ilícita.