08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El caso tramita ante la justicia federal de Lomas de Zamora
Pidieron la indagatoria de Salvatore por otra tonelada de cocaína escondida en carbón
Se trata del abogado condenado en el caso "Carbón Blanco". Ahora, le imputan su intervención en dos cargamentos de 700 y 300 kilos que salieron desde Campana y llegaron a Valencia, España, en 2005. Hay otros tres acusados.

La fiscal federal de Quilmes, Silvia Cavallo, subrogante en Lomas de Zamora, y el fiscal a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, pidieron la detención y la convocatoria a declaración indagatoria del abogado Carlos Alberto Salvatore -recientemente condenado en Resistencia en la denominada causa "Carbón Blanco" a 21 años de prisión por el tráfico en 2012 de una tonelada de cocaína a Europa- por su participación en el envío a España de otros 1000 kilos de ese estupefaciente oculto en contenedores de carbón vegetal en dos cargas que partieron desde el puerto de Campana, Buenos Aires.

La presentación de Cavallo e Iglesias fue formulada el 6 de octubre pasado y fue incorporada al expediente de más de 50 cuerpos que tramita ante el juez de Lomas de Zamora, Jorge Di Lorenzo, e involucra también el pedido de detención e indagatoria para otros tres imputados: Juan Manuel Lorenzo, Félix Manuel Bejar y Alejandro Aurelio Pescia. El trabajo del Ministerio Público Fiscal es consecuencia del estudio y el cruce de datos en diferentes causas judiciales, que permitió visibilizar una organización dedicada al tráfico internacional de estupefacientes. Para los cuatro, los fiscales pidieron directamente que, luego de la indagatoria, se les dicte el procesamiento.

"El análisis integral de los elementos de prueba reunidos en los diversos procesos seguidos a Carlos Alberto Salvatore permiten hoy en día comprender con mayor claridad la organización que había montado para la perpetración de los hechos que aquí le imputamos, y que cuando las autoridades judiciales comenzaron a investigarlos aparecían como hechos aislados en función del desconocimiento que entonces se tenía acerca del contexto en el que se estaban realizando", señalaron los fiscales en su presentación.

En efecto, la base probatoria -escuchas telefónicas, correspondencia, envíos de dinero- de esta nueva causa fue ventilada en el juicio realizado el año pasado en La Plata a parte de esa organización. El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de esa ciudad condenó el 29 de diciembre a Akira Taira, Blas Norberto Barbara y Roberto Miguel Casares, a quienes se comprobó vínculo con Salvatore, y por, tal motivo, los jueces ordenaron en la sentencia que se investigue al abogado.

Los fiscales consideraron "acreditado que Salvatore no sólo conocía al condenado Roberto Miguel Casares, a Juan Manuel Lorenzo, a Félix Bejar y a Manuel Aurelio Pescia, sino que fiscalizaba el proceder de estas personas y el devenir del negocio ilícito correspondiente al envío a Europa de 300 kilogramos de cocaína en una primera oportunidad y 700 kilogramos en la segunda, que fueron hallados en los contenedores del puerto de Aldaia, Valencia, España" y en el recupero de dinero que había sido secuestrado por la justicia italiana en un operativo que terminó con la detención de un miembro de la organización.

En efecto, la Fiscalía consideró que Lorenzo -de acreditados vínculos con el condenado Casares-, Bejar y Pescia tuvieron a su cargo las maniobras con documentación falsa para el cobro, recupero, transferencia y administración de más de 1,3 millones de euros que le habían sido secuestrados en Italia a Miguel Nucci, miembro de la organización detenido allí en 2003. "Entre otras cosas, presentaron un escrito de Félix Manuel Bejar en el que se presentaba como titular de una cuenta comitente de la firma Falabella & Corsi Inversora de Sociedad de Bolsa que operaba en el mercado bursátil argentino para inversiones, venta y transferencia de valores negociables; también aseguró recaudar dinero por cuenta y orden de distintos clientes y colocarlo en la plaza más conveniente, tarea asignada a Pescia y Lorenzo; para ello Bejar otorgó poder especial a Pescia y Lorenzo con el objeto de realizar las diligencias detalladas precedentemente. En tal presentación, reclamó para sí la suma de 1.319.525 euros que había sido incautada en poder de Miguel Nucci, invocando que formaba parte de una operación bursátil, para lo cual adjuntó un comprobante de la firma 'Tutelar, compañía financiera S.A.' por la adquisición de esos valores", describieron los fiscales.

Una historia vieja como el carbón

La causa que llegó a sentencia en La Plata el año pasado se inició en 2002 cuando la Policía Federal logró establecer que personas detenidas en la cárcel de Orán, Salta, "tenían aceitados lazos con narcotraficantes de Europa y se estarían relacionando con un empresario de producción de carbón vegetal de Chaco", a raíz de lo cual se comenzaron a realizar diferentes tareas investigativas.

El 9 de marzo de 2004, la Embajada de Italia informó que en ese país se llevaba a cabo una investigación a una organización dedicada al tráfico internacional de drogas y que en un procedimiento se había detenido a un argentino con estupefacientes camuflados en un cargamento de carbón vegetal.

Ese informe indica además que el 23 de octubre de 2003 se había realizado un procedimiento conocido como "Operación Trabajo", en el que se había detenido a los argentinos Miguel Ángel Nucci y Gerardo Lobos con 50 gramos de cocaína y más de 1,3 millones de euros (€1.319.525) y documentación relacionada a la exportación del carbón desde Argentina. Ese fue el dinero que recuperaron Lorenzo, Bejar y Pescia con las maniobras realizadas el año siguiente.

Por otro lado, en Valencia, España, se descubrió en 2005 un cargamento con 300 kilos de cocaína camuflados entre 926 bolsas de carbón, remitidas a través de la empresa “Taira Akira” en contenedores por buque desde el puerto de Las Palmas de Campana, Provincia de Buenos Aires.

Un segundo embarque también llevado adelante por la misma empresa y con el mismo itinerario contó con 700 kilos de cocaína. El TOCF 2 de La Plata dio por probado que los "embarques fueron dirigidos y organizados por Akira Taira, Blas Norberto Barbará y Roberto Miguel Casares".

Otros 190 kilos de cocaína fueron secuestrados en el marco de esa causa en un motor home estacionado frente a la casa de Barbará. En España, en tanto, fueron condenadas otras nueve personas por ese tráfico.

Los fiscales remarcaron que se encuentra acreditado que, al menos desde 2005, Salvatore era jefe de la organización y al respecto recordaron que esa fue una de las conclusiones de la sentencia recaída en la causa en la que fue condenado en Resistencia por el tráfico de una tonelada de cocaína en tres cargamentos de carbón consolidados en una planta de Quitilipi, Chaco, y en la que lo tiene procesado junto a su círculo íntimo por el lavado de dinero procedente del narcotráfico.