03 de diciembre de 2021
03 de diciembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El tribunal dispuso la detención de los cuatro imputados que estaban en libertad
Carbón Blanco: condenaron a penas de entre 21 y 12 años de prisión a los cinco acusados
Fueron condenados por asociación ilícita para el contrabando de más de una tonelada de cocaína a Europa en contenedores de carbón vegetal. Los fiscales expresaron su satisfacción y destacaron que es el resultado del "trabajo en equipo del MPF". "Es el juicio más importante en materia de narcocriminalidad en el país", evaluó el titular de la Procunar.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia condenó esta tarde al abogado Carlos Salvatore a la pena de 21 años de prisión y a los otros cuatro acusados a penas de entre 19 y 12 años, por los delitos de asociación ilícita en concurso real con contrabando de estupefacientes agravado por estar destinado a su comercialización y por la pluralidad de partícipes, en el emblemático juicio por el envío de más de un tonelada de cocaína a Europa escondida en tres cargamentos de carbón vegetal.

Además de Salvatore, la nómina de condenados se completa con el empresario Patricio Gorosito, quien recibió 19 años de prisión; Héctor Ángel Roberto y Juan Carlos Pérez Parga, 17 años cada uno; y Rubén Pérez Esquivel, 12 años. Para todos ellos, que se encontraban en libertad, el tribunal dispuso la prisión preventiva. Salvatore pasó el juicio detenido -en esta causa y en la que se le sigue por lavado de dinero- en el hospital penitenciario de Ezeiza, desde donde siguió el curso del debate por el sistema de videoconferencia.

El fiscal Carlos Martín Amad, quien junto a su colega Federico Carniel llevó adelante la acusación pública en el proceso oral y pidió para todos los acusados 25 años de prisión, expresó a Fiscales su "satisfacción" por las condenas logradas y destacó "el trabajo en equipo, que funcionó perfectamente junto a las procuradurías especilizadas de Narcocriminalidad y de Criminalidad Económica y Lavado de Activos".

El representante del MPF también remarcó el apoyo de los fiscales de distrito y de la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, quienes respaldaron su actuación, sobre todo frente a las amenazas que recibieron por su labor en la causa. "Esto es un trabajo de equipo y demostramos que da muy buenos resultados", enfatizó el fiscal.

"Ahora esperaremos a ver los fundamentos para evaluar si recurrimos, porque nosotros pedimos 25 años para todos. Sobre todo nos interesa ver cuál fue la mensura que los jueces hicieron para fundar la pena de doce años impuesta a Esquivel", añadió Amad. Los jueces Ramón Luis González, Aldo Alurralde y Eduardo Ariel Belforte indicaron en el veredicto que el 8 de octubre darán a conocer los fundamentos.

En tanto, el fiscal a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Diego Iglesias, coincidió con Amad en resaltar "el trabajo en equipo" de las dos procuradurías tanto con los fiscales de juicio como con el fiscal de primera instancia de Presidencia Roque Sáenz Peña, Carlos Sansserri. "Hubo muchos fiscales trabajando y este es el corolario de esa tarea. Es hoy el juicio más importante en materia de narcocriminalidad en el país", remarcó el fiscal especializado, que continuó en esta causa las tareas emprendidas por sus antecesores en el cargo, Félix Crous y Adolfo Villatte.

"Los tres hechos de contrabando que se investigaban resultan en la actualidad el juzgamiento más importante en el país, teniendo en cuenta la cantidad de droga y el nivel de la organización, sobre todo porque se juzgó a sus líderes", añadió Iglesias.

La conclusión del debate llegó después de más de tres meses de proceso, que había comenzado el 10 de junio pasado. Esa fecha fue fijada luego de que el fiscal Carniel y la Procunar llegarán hasta la Cámara Federal de Casación para que apurara al tribunal en la realización del juicio ante el vencimiento de las prisiones preventivas de los acusados.

Durante las audiencias se ventiló la prueba que logró acreditar que los cinco acusados participaron de la empresa criminal que tuvo a Salvatore y a Gorosito como principales organizadores del contrabando de más de una tonelada de cocaína en tres cargamentos enviados a Europa entre marzo y abril de 2012. La droga fue camuflada en contenedores con carbón vegetal que salían desde la planta de la empresa Carbón Vegetal del Litoral S.R.L., con sede en Quitilipi, Chaco. Dos de los cargamentos llegaron a destino a Lisboa, Portugal, mientras que el restante fue interceptado en el Puerto de Buenos Aires.