09 de agosto de 2020
09 de agosto de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Federal de Primera Instancia N° 2 de esa ciudad
Santa Fe: pidieron enjuiciar a la banda de Luis Paz por narcotráfico y lavado de activos
La medida alcanza a seis personas, que para el MPF formaron parte de una organización que comercializó cocaína y marihuana entre 2012 y 2018. También se le imputa lavado de dinero mediante préstamos de dinero y la inscripción de sociedades en categorías impositivas que no tenían relación con su poder adquisitivo.

Walter Alberto Rodríguez, titular de la Fiscalía Federal de Primera Instancia N° 2 de la ciudad de Santa Fe, solicitó la elevación a juicio de seis personas acusadas de integrar una banda dedicada al narcotráfico, en tanto que a su presunto líder también le fue atribuido el delito de lavado de activos. Para el representante del Ministerio Público Fiscal quedó demostrado que Luis Alberto Paz encabezó entre 2012 y 2018 una organización que comercializaba estupefacientes en la capital provincial y otras localidades, valiéndose de la colaboración de Andrés Canteli, Hugo Díaz, Alejandra Urunde, Carlos Suárez, Claudia López y otra persona que se encuentra prófuga, en distintos estratos de la cadena de mandos.

Rodríguez atribuyó a Paz ser organizador de un grupo con despliegue interjurisdiccional, al que también financiaba esporádicamente. De acuerdo a la acusación, la organización se caracterizaba por la división de funciones y alternancia de algunos de sus miembros, al menos desde el año 2012 hasta el 10 de diciembre de 2018, el día en el que fueron detenidos todos ellos como parte de un operativo que incluyó allanamientos en sus viviendas particulares, en los que se incautaron importantes cantidades de cocaína, marihuana y dinero en efectivo en moneda local y extranjera. Paz también habría puesto en circulación en el mercado dinero proveniente del tráfico para darle apariencia de licitud, mediante operaciones de compra-venta de inmuebles y vehículos, en muchos casos a través de testaferros.

Para el representante del MPF quedó demostrado que Luis Alberto Paz encabezó una organización que comercializaba estupefacientes en la capital provincial y otras localidades.

Vínculos con "Los Monos", préstamos de dinero y SRL

Para el fiscal federal, el líder de esta asociación mantenía vínculos con la banda de “Los Monos” y, si bien la esfera de influencia de su empresa criminal se centraba en Santa Fe, la dinámica operatoria de sus delitos tuvo impacto en otras jurisdicciones, en particular en Rosario. Para todos estos casos, Paz llevaba la contabilidad informal de la operación, además de estructurar un sistema de otorgamiento de préstamos dinerarios. Para Rodríguez, si bien se ocupó de detalles organizativos en algunos casos, prescindía de involucrarse personalmente en la tenencia inmediata de estupefacientes, lo que lo colocaba en un estamento superior de quienes asumían el riesgo de tal contacto.

El principal acusado prescindía de involucrarse personalmente en la tenencia inmediata de estupefacientes, lo que lo colocaba en un estamento superior de quienes asumían el riesgo de tal contacto.

Tanto para el financiamiento de la empresa como para el blanqueo del dinero producto de la comercialización de estupefacientes, Paz creó diversas sociedades de responsabilidad ilimitada junto a personas cercanas a su entorno y/o familiares directos. Según un informe de la AFIP, Paz nunca tuvo personal en relación de dependencia y se inscribió en categorías impositivas que no tenían relación con su poder adquisitivo gracias a que facturaba crédito no legítimo, muchas veces a través de testaferros.

La estructura de la organización

En su requerimiento, el representante del MPF remarcó que Paz decidió a favor de los miembros de su empresa delictiva. Si bien algunos tenían un alto grado de confianza y estabilidad en sus funciones, como es el caso de Canteli, con quien compartía el control financiero, era Paz quien direccionaba mandatos a los demás a través de una relación asimétrica.

En su requerimiento, Rodríguez hizo alusión a los allanamientos que pusieron fin a la banda, al remarcar que “el carácter de moradores de las viviendas allanadas donde se produjo el secuestro del material prohibido, valorado junto al contexto en cuyo marco formulo el requerimiento, me permite decir que cada hallazgo responde al funcionamiento de la estructura liderada por Paz para beneficiarse con el tráfico ilícito de estupefacientes”. El fiscal también destacó que “se encuentra probado un verdadero poder de disposición respecto a la totalidad de las sustancias ilícitas, pues la distinta intensidad que manifestaron (los imputados) a la hora de establecer el directo contacto con ésta, solamente responde al cumplimiento del rol que algunos miembros tenían para posibilitar su llegada a manos del público consumidor a través de su comercialización ilegal”.

De esta manera, Rodríguez calificó la conducta de Paz como la de organizador y financiador de tráfico de estupefacientes y tenencia con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas en forma organizada. Para el resto de los imputados, en tanto, pidió respondan al delito de tenencia con fines de comercialización agravado por la cantidad de personas intervinientes de manera organizada.