28 de septiembre de 2022
28 de septiembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervendrá la titular de la Fiscalía General N°3, Gabriela Baigún
Juzgarán a dos acusados de producir y divulgar imágenes de abuso sexual infantil
Uno de ellos fue conocido mediáticamente como “Camus Hacker”. Se les atribuye el delito de trata de personas con fines de explotación mediante la promoción, facilitación y comercialización de esos materiales, entre otros hechos, a partir de la captación de adolescentes en situación de vulnerabilidad.

El juicio a dos acusados de haber montado una estructura dedicada a reclutar adolescentes en situación de vulnerabilidad y someterlas a la producción de materiales de representación sexual para su posterior distribución, comercialización y publicación, comenzará de manera virtual mañana ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°6. En representación del Ministerio Público Fiscal actuará la titular de la Fiscalía General N°3, Gabriela Baigún, en tanto que la instrucción de la causa estuvo en cabeza de la fiscal interinamente a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°12, María Alejandra Mángano. Además, fueron parte de la pesquisa la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC) y la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX).

Gastón Rubén Favale y Emmanuel Carlos loselli, este último conocido mediáticamente como “Camus Hacker”, deberán responder por los delitos de trata de personas con fines de explotación de cinco adolescentes configurada mediante la promoción, facilitación y comercialización de abuso sexual infantil, agravado por haberse concretado dicha finalidad y por haber sido cometido mediante engaño y aprovechamiento de la situación de vulnerabilidad de tres de las víctimas y amenazas coactivas. Además, se le endilga a Favale el delito el abuso sexual agravado por haber sido cometido con acceso carnal, lo que le provocó un grave daño a la salud mental de la víctima. La fiscalía sostiene que los hechos por los cuales están acusados ocurrieron al menos desde abril de 2016 hasta el 8 de junio de 2018.

Los hechos que se les atribuyen a los acusados

Según la acusación, Favale e Ioselli se contactaban con las víctimas a través de redes sociales para ofrecerles modelar a cambio de dinero. Lugo instrumentaban "sesiones" de fotografía con las víctimas en el interior del hotel alojamiento Los Linos, localizado en la calle Lascano en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La fiscalía detalló en el requerimiento de elevación a juicio que, en unos de los casos, Favale habría ofrecido 500 pesos a una de las víctimas y luego un teléfono iPhone en forma de pago, propuesta que fue aceptada por la adolescente por carecer de medios materiales para poder comprarse uno. Además, se le imputa a Favale haber hecho “tocamientos inverecundos sobre el cuerpo desnudo de V.B. para luego forzarla a mantener relaciones sexuales".

En el REJ, el MPF detalló que los acusados amenazaban a las víctimas con publicar sus fotografías en internet y enviárselas a sus familiares. A su vez, se les endilga amedrentar a una de las víctimas hackeándole su cuenta de Instagram en, por lo menos, ocho oportunidades.

Por otro lado, los acusados se encuentran señalados de distribuir, publicar y comercializar en diferentes sitios web de internet y en redes sociales el material obtenido. En el marco de un allanamiento realizado el 8 de junio del 2018 fueron secuestrados computadoras, notebooks, dispositivos de almacenamiento externo, teléfonos celulares, cámaras de filmación y de fotografías, curriculums vitae de diferentes jóvenes, documentos y efectos con el nombre de fantasía de supuestas agencias de modelaje y elementos pertenecientes a distintos hoteles alojamiento, entre otros elementos relevantes para la causa.

La fiscalía consideró en el requerimiento de elevación a juicio que “las conductas ilícitas llevadas a cabo por Gastón Rubén Favale y Emmanuel Carlos loselli fueron realizadas de manera conjunta y coordinada, con lo cual resultaría imposible imaginar la existencia de las acciones efectuadas por uno sin la realización de actos complementarios por parte del otro".

Ioselli ya cuenta con una condena del Tribunal Oral en lo Criminal N°6 en 2015 por "extorsión en concurso real con amenazas coactivas", en el expediente que investigaba la difusión de fotos íntimas de figuras del ambiente artístico. Se le impusieron tres años y medio de prisión.