21 de abril de 2024
21 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Dictamen de la Fiscalía de Nueva Pompeya y Parque de los Patricios
Solicitaron la indagatoria de doce gendarmes por la represión a una murga en el Bajo Flores
El representante del MPF identificó a una docena de agentes que habrían utilizado la fuerza “de manera injustificada” contra los vecinos que se hallaban en el lugar. Por los disparos realizados con las escopetas reglamentarias resultaron heridos dos niños y tres adultos.

La Fiscalía de Distrito de los Barrios de Nueva Pompeya y Parque de los Patricios solicitó que una docena de agentes de la Gendarmería Nacional sean convocados a brindar declaración indagatoria por su presunta participación en la represión a un grupo de vecinos de la Villa 1-11-14 el 29 de enero de 2016, cuando se encontraba ensayando la murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo”. Del procedimiento resultaron heridos niños y adultos.

Inicialmente, la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) había recibido testimonios sobre lo sucedido, tras lo que realizó la denuncia penal correspondiente, que se unificó al sumario de prevención que había labrado la propia Gendarmería. Los relatos de las víctimas y testigos coincidieron en que cerca de las 21, mientras se desarrollaba el ensayo, se presentó una grúa de la Policía Federal Argentina escoltada por dos patrulleros de la Gendarmería -fuerza que tiene a su cargo las tareas de prevención en la zona-, que no pudo avanzar por la numerosa presencia de gente, mujeres y niños. “Ante la negativa o tardanza para abrirles paso de la manera pretendida y las discusiones que por ello se generaron, algunos de los efectivos de la Gendarmería Nacional que allí se hallaban comenzaron a disparar con las escopetas reglamentarias contra la gente que se oponía a la circulación de los vehículos, provocando lesiones de carácter leve por el impacto de postas de goma” a dos niños y tres adultos, se reseñó en la denuncia.

Análisis del expediente administrativo

El avance de la investigación llevó a la identificación de doce gendarmes que habrían tenido intervención en el episodio. El análisis del sumario administrativo UC 6-0301-01 de la Gendarmería Nacional “aporta inicialmente una versión completamente distinta, ya que todos los implicados aluden a una agresión de un grupo de personas”, supuestamente “destinada a entorpecer el retiro de los dos automóviles sustraídos, los que estaban siendo desarmados”. Sin embargo, el fiscal advirtió que ninguno de los agentes “menciona la existencia del ensayo de la murga, ni siquiera aquellos que debieron recorrer la zona de los disturbios con anterioridad como tarea habitual de prevención”.

“El avance de esas actuaciones administrativas demostraría con sobrada evidencia que quienes decidieron arremeter contra la murga estaban perfectamente al corriente de su presencia, no obstante lo cual omitieron informarlo a sus superiores y utilizaron la fuerza contra los vecinos que allí se hallaban, de manera injustificada”, continuó el titular de la Fiscalía de Distrito.

Pero a criterio de la Fiscalía no fue ése “el único acto de violencia”, sino “también la acción previa de avanzar innecesariamente por ese lugar con los vehículos y provocar la reacción de quienes ensayaban allí”. Además de los testimonios, en la causa hay constancias fílmicas en las que “se advierten los gritos de advertencia y los disparos de armas de fuego que igualmente se producen” y una pericia balística, que determina que “12 de las catorce 14 escopetas empleadas fueron disparadas”.

De esa forma, el representante del MPF le solicitó al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 46 que “disponga la recepción de las declaraciones indagatorias que aquí se solicitan”.