10 de mayo de 2021
10 de mayo de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez
Bahía Blanca: la fiscalía pidió el procesamiento por lavado de activos para una organización narco presuntamente liderada por Juan Suris
El pedido alcanza a otras seis personas. Las maniobras de lavado tendrían como delitos precedentes la comercialización de estupefacientes y una asociación ilícita fiscal, en la que se valían de sociedades anónimas que funcionaban como usinas de facturación apócrifa.

La Fiscalía Federal Nº 1 de Bahía Blanca, a cargo de Santiago Ulpiano Martínez, solicitó el procesamiento del financista Juan Ignacio Suris y de otras seis personas por el delito de lavado de activos proveniente de la comercialización de estupefacientes y de una asociación ilícita fiscal.

En su dictamen presentado ante el Juzgado Federal Nº 1 la fiscalía consideró a Suris, presunto jefe de la organización, como autor y a los seis imputados restantes -Nicolás Ibarra Gutiérrez, Flavio Rodrigo Carrano, Eduardo Suris, Domingo Tomas Goenaga, Rogelio Alberto Chanquía y Guillermo Martin Suris- como partícipes necesarios del delito de lavado de activos, doblemente agravado por la realización habitual de estas conductas, que habrían sido desplegadas por los acusados de manera conjunta y organizada.

Según Martínez, el modus operandi de la banda consistía en inyectar en el mercado formal el dinero obtenido de las diferentes actividades ilícitas relacionadas tanto a la venta de droga como a la generación de facturas apócrifas que emitía desde diferentes sociedades anónimas. Asimismo, destacó que cada uno de los integrantes fue una pieza fundamental para el beneficio de la organización, lo que configuraba una comunidad con propósito delictivo, que se reflejaba a través de la contribución que hacía cada uno para la constitución de sociedades, que funcionaban como usinas de facturación apócrifa.

Señaló que “si bien las sociedades se encontraban regularmente constituidas y registradas ante la AFIP, no mostraron actividad económica real. Fueron meros vehículos jurídicos creados ante directivas del jefe de la organización por interpósitas personas, sin capacidad económica ni financiera que justificara la magnitud y diversidad de servicios supuestamente prestados, los cuales se facturaron con el exclusivo fin de proveer crédito fiscal a distintas empresas, para permitirles evadir los tributos que debían ingresar al erario público”

En ese sentido, el fiscal detalla que los réditos económicos alcanzados por la organización oscilan entre los $2.219.181 y los $4.438.363, valor que surge de la multiplicación de los porcentajes por la emisión de las facturas apócrifas que Suris declaró cobrar en forma de comisión.

Así se detalla en las distintas medidas que obtuvo la fiscalía, provenientes de la colaboración que hizo la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), como así también de distintos organismos públicos como la División Pericias Contables, la Unidad de Investigaciones de Activos Ilegales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

El representante del Ministerio Público Fiscal recordó que Suris se encuentra a la espera de juicio ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca, donde enfrenta una imputación que lo señala como líder de la banda dedicada al narcotráfico.