15 de julio de 2018
15 de julio de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Con la asistencia de la Dirección General de Recuperación de Activos y Decomiso de Bienes de la Procuración General
Corrientes: embargos sobre doce inmuebles, diez automotores y prohibición de innovar y contratar respecto de cuatro fideicomisos de construcción en la causa Pyramis
La medida, requerida por el fiscal Ferrini y ordenada por el juez Vallejos, alcanza también el embargo del canon locativo de quince contratos de locación. En las actuaciones se investiga a doce personas físicas y a otras tres personas jurídicas que se encuentran imputadas por actividades de intermediación financiera no autorizada, lavado de activos y asociación ilícita, además de infracciones al régimen penal cambiario.

En línea con lo solicitado por el fiscal federal subrogante de Corrientes, Flavio Ferrini, y la Dirección General de Recuperación de Activos y Decomiso de Bienes de la Procuración General, a cargo de Carmen Chena, el titular del Juzgado Federal N°2 de esa jurisdicción, Juan Carlos Vallejos, dispuso medidas cautelares de orden patrimonial en la denominada causa "Pyramis" sobre los bienes de cinco personas físicas, a efectos de asegurar el decomiso del producto de los delitos que se investigan, así como la pena pecuniaria que se impondría en caso de recaer sentencia condenatoria y las costas del proceso.

En ese marco, por un lado decretó el embargo preventivo y la anotación de litis respecto de doce inmuebles y, por otro, el embargo preventivo y secuestro de diez automotores. También dictó la prohibición de innovar y contratar respecto de los derechos a la adjudicación y transferencia de los contratos de cuatro fideicomisos inmobiliarios.

Sumado a ello, el magistrado dispuso el embargo del canon locativo de 15 contratos de locación “hasta tanto la investigación patrimonial permita determinar quiénes son los titulares registrales” de los inmuebles y que se encuentran relacionados con uno de los imputados.

Finalmente ordenó el congelamiento de una cuenta corriente -perteneciente a uno de los involucrados en las maniobras ilícitas- en la que se depositarían las cuotas para el pago de un boleto de compraventa investigado en las actuaciones.

En las actuaciones se investiga a doce personas físicas y a otras tres personas jurídicas acusadas de montar un banco clandestino -bajo la fachada de una cooperativa- que movilizó recursos millonarios, con servicios incluían la compra-venta de moneda extranjera y la disposición de cajas de seguridad. Las imputaciones incluyen los delitos de lavado de activos y asociación ilícita, además de infracciones al régimen penal cambiario.