26 de febrero de 2024
26 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
También colabora Gendarmería Nacional.
Procelac investiga junto con el Banco Central las infracciones al Régimen Penal Cambiario
El Área Operativa de Fraude Económico y Bancario trabaja con el Banco Central de la República Argentina en investigaciones relacionadas con la operatoria cambiaria ilegal. En base a estas pesquisas se realizan allanamientos en las denominadas "cuevas financieras".

El Área Operativa de Fraude Económico y Bancario de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) trabaja en con el Banco Central de la República Argentina (BCRA) sobre investigaciones relacionadas con operatoria cambiaria en infracción al Régimen Penal Cambiario (Ley 19.359)

La producción de prueba que realiza la Procelac para acreditar esa "ilícita actividad y el origen de esos fondos" se realiza con la asistencia de la Gendarmería Nacional. Una vez concluida la pesquisa se envía su resultado al BCRA para que promueva las órdenes de allanamientos.

Como consecuencia de esto se realizaron, en forma conjunta con el BCRA y la Gendarmería, quince procedimientos donde se secuestró gran cantidad de divisas y moneda nacional. También se incautó documentación y efectos de interés para la continuar con las investigaciones y así poder determinar la actividad de origen o fuente de suministro del dinero empleado para esas operaciones.

La mayoría de los allanamientos se desarrollaron en la zona del microcentro porteño, particularmente sobre la calle Florida, en donde los locales funcionaban como “cuevas financieras”, ya que se dedicaban a realizar operatoria de cambio de divisas no autorizadas..

Todos estos locales cuentan con una red organizada de “llamadores”, que son sujetos ofrecen el cambio marginal en la vía pública para captar clientes, conducirlos a dichos locales y concretar la ilícita operación.

Otras "cuevas financieras" se encuentran ubicados en distintos barrios porteños, donde operan de forma más cuidadosa y en locales bajo otras actividades registradas, como ser un centro de solárium o bien un consultorio médico, para dar una apariencia de legalidad a sus prácticas clandestinas.

El resto de los procedimientos se han llevado a cabo en el interior del país, como fue el caso de la capital mendocina, donde los locales funcionaban en una galería ubicada en pleno centro, bajo las fachadas de ser casas de joyerías o inmobiliarias y que también utilizaban a los “llamadores” para captar clientes.

Desde la Procelac señalan que como resultado de los procedimientos se secuestraron  $3.730.000, tanto moneda nacional como extranjera. Además resaltan que algunos de estos casos han derivado en la formulación de denuncias por parte de la Procuraduría para que se investigue la posible comisión del delito de lavado de activos, dadas las características del lugar, la documentación encontrada y la importante cantidad de moneda nacional y extrajera incautada.

En cuanto al origen de los fondos, desde la Procelac afirman que no se puede descartar ninguna hipótesis: narcotrafico, trata de personas u otra tipologia de criminalidad organizada y que por ello han sugerido lineas de investigación para avanzar en este sentido.

No obstante, la ley penal cambiaria acarrea múltiples dificultades para profundizar las investigaciones, ya que de acuerdo a su diseño normativo, quien instruye el sumario no es el Ministerio Público como en el resto de los casos, sino el Banco Central. Es por eso que la Procelac plantea el debate sobre una reforma legislativa que implique la sustitución de ese paradigma de investigación, algo que ha manifestado en distintas reuniones con el propio BCRA, fuerzas de seguridad y magistrados del fuero penal economico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires