01 de febrero de 2023
01 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento conjunto de la Fiscalía Federal de Campana y la UFESE
Campana: solicitaron juzgar a siete integrantes de la banda del Monoblock 19 de Fuerte Apache por dos secuestros extorsivos
Los hechos tuvieron lugar el 12 y el 25 y 26 de enero pasado, en la localidad bonaerense de Pilar. Además, algunos de ellos están acusados por homicidio en grado de tentativa, lesiones leves, cohecho y tenencia ilegal de armas de guerra.

Los responsables de la Fiscalía Federal de Campana y de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), Pedro Matías Rebollo y Santiago Marquevich le solicitaron al titular del Juzgado Federal de dicha jurisdicción, Adrián González Charvay, la elevación a juicio de la investigación seguida contra siete personas que integraban la banda del Monoblock 19 del barrio Ejército de los Andes -conocido popularmente como "Fuerte Apache"- por dos secuestros extorsivos cometidos el 12, 25 y 26 de enero pasado, en la localidad bonaerense de Pilar.

 

Los imputados son Jonathan Alejandro Govea, Luciano Abel Altamirano, Axel Joel Santa Cruz, Hugo Leonardo Chrusciel, Sergio Gustavo Silveiro, Reinaldo Miguel Alcocer Sánchez y Matías David Carrizo. Estos últimos seis fueron procesados en el marco de la investigación desarrollada por la Fiscalía Federal N°1 de Morón, a cargo de Sebastián Lorenzo Basso, y próximamente serán enjuiciados por conformar una asociación ilícita dedicada a cometer secuestros extorsivos y otros delitos contra la propiedad. Asimismo, Santa Cruz será enjuiciado por el secuestro y robo a un hombre, en la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga, mientras que Chrusciel fue indagado por el homicidio de un empresario en el barrio porteño de Flores.

 

Los secuestros

El primero de los hechos tuvo lugar alrededor de las 2 de la madrugada del 12 de enero pasado. La víctima llegaba a su vivienda, en la localidad bonaerense de Pilar, junto a un amigo y la hija de éste, cuando fueron abordados por cuatro hombres armados, que circulaban en un Volkswagen Fox, que había sido previamente robado. Tras golpearlo en la cabeza, lo obligaron a subir al vehículo, y se lo llevaron cautivo.

 

Al cabo de veinte minutos, los secuestradores llamaron al amigo de la víctima –desde el celular de éste- y le exigieron $400.000 por la liberación del hombre. Tras varias comunicaciones, finalmente se acordó el pago de un rescate de 4.500 dólares, mil euros, $2.000 y un reloj, para lo cual los captores guiaron al pagador hasta el lugar de entrega, a metros de la intersección de las avenidas San Martín y General Paz.

 

En eso apareció el Volkswagen Fox y se puso le puso a la par. Uno de los captores le apuntó con un arma y el hombre entregó el rescate, para luego recostarse sobre el asiento del acompañante, tras lo cual sintió un disparo. Los delincuentes emprendieron la marcha y frenaron a los pocos metros, dado que se había caído algo, por lo que uno de ellos bajó a recoger el objeto y disparó nuevamente contra el amigo de la víctima.

 

A los pocos minutos, la víctima fue liberada en las inmediaciones de una estación de servicio emplazada en la intersección de las calles Alberdi e Irigoyen, donde fue rescatado por su amigo.

 

El segundo hecho tuvo lugar entre el 25 y 26 de enero pasado, cuando una mujer llegaba junto a su pareja y tres pequeños hijos a su casa en Pilar, alrededor de las 22.40 horas. Allí fue interceptada por cuatro o cinco hombres armados, que la golpearon e introdujeron dentro de un Renault Stepway –también robado- para huir a gran velocidad hacia la autopista Panamericana.

 

A los pocos minutos, los captores se comunicaron con la pareja de la víctima –desde el celular de la mujer- y le exigieron U$S 30.000 y  $100.000 por su liberación. Finalmente se acordó el pago de ochenta mil pesos, que el hombre entregó también en la intersección de las avenidas General Paz y San Martín. Cuando aparecieron los captores, tomaron el dinero y las llaves de la camioneta que conducía la pareja de la víctima, tras lo cual la mujer fue liberada cerca de la estación Sáenz Peña del Ferrocarril San Martín, en la madrugada del 26 de enero.

 

Tras la liberación de la mujer, alrededor de la una de la mañana, personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Pilar quiso detener a parte de los imputados, a fin de identificarlos, cuando estos les dispararon. Finalmente, se logró la aprehensión de parte de la banda.

 

El 18 de marzo pasado, personal de la DDI Pilar detuvo en Pilar a Axel Joel Santa Cruz. Durante el procedimiento, el imputado se resistió a la aprehensión y lesionó a uno de los efectivos policiales.

 

A juicio

En base a las pruebas y testimonios colectados en la investigación –que incluyeron el análisis de distintas comunicaciones (telefónicas y mediante la aplicación de mensajería WhatsApp), fotografías obrantes en la red social Facebook- los fiscales Rebollo y Marquevich consideraron que “ha quedado largamente acreditada la relación que unía a los encartados entre sí, echando así por tierra las versiones exculpatorias de algunos de éstos, quienes negaron los vínculos que los unían con sus consortes de causa”.

 

En tal sentido, sostuvieron que “se identificó un modus operandi particular en distintos secuestros acaecidos entre los meses de diciembre de 2016 y marzo de 2017, que permitió establecer que todos había sido cometidos por el mismo grupo de personas” al tiempo que señalaron características comunes en todos los casos “los lugares de circulación (Acceso Oeste y Av. General Paz) que permitían una exitosa huida ante una eventual intervención policial, con rápido acceso a ‘Fuerte Apache’; el pago de rescate y liberación de la víctima en esas mismas arterias; la forma de pago de rescate; la cantidad de sujetos intervinientes; entre otras particularidades”.

 

En virtud de todo ello, los fiscales Rebollo y Marquevich consideraron que Hugo Leonardo Chrusciel debía ser sometido a juicio oral como coautor de dos hechos de secuestro extorsivo agravado por haber participado en el mismo tres o más personas, por haberse cobrado el rescate y por haber empleado armas de fuego; homicidio doblemente agravado en grado de tentativa y lesiones leves. Además también deberá responder por el secuestro extorsivo de la mujer y como coautor de los delitos de cohecho y tenencia de armas de guerra sin la debida autorización legal.

 

También se solicitó que Sergio Gustavo Silvero sea enjuiciado como coautor del secuestro extorsivo agravado doblemente calificado por haber participado en el mismo tres o más personas y por haberse cobrado el rescate y como autor de homicidio en grado de tentativa, todo ello por el suceso del 12 de enero pasado.

 

En relación a Reynaldo Miguel Alcocer Sánchez y Luciano Abel Altamirano, se requirió su enjuiciamiento como coautores de los delitos de secuestro extorsivo doblemente agravado por haber participado en el mismo tres o más personas y por haberse cobrado el rescate, en concurso real con homicidio doblemente agravado en grado de tentativa, en virtud de su intervención en los hechos del 25 y 26 de enero. Igual requerimiento alcanza a Axel Joel Santa Cruz, quien además deberá responder como coautor de las lesiones leves que causó a las dos víctimas y por el secuestro extorsivo de la mujer.

 

A su turno, Matías David Carrizo será sometido a juicio como coautor del secuestro extorsivo calificado por haber participado en el mismo tres o más personas y por haberse cobrado el rescate, por el suceso del 12 de enero. Por ello también deberá responder Jonathan Alejandro Govea, respecto de quien, además, se pidió la aplicación del agravante por uso de armas de fuego.